Skip to content
Anuncios

Clara Plath y ‘Grand Battement’: Mirando atrás sin ira a los 90

07/08/2015

Clara Path Grand Battemen cover

A los murcianos Clara Plath los hemos seguido de cerca, solo tenéis que revisar nuestra página de Facebook  para corroborarlo. Ya el año pasado dábamos cuenta de su mini LP de debut, ‘Hi Lola!!’, que, encabezado por la magnífica ‘Fuck my Car’, nos trasladaba en apenas unos segundos a nuestros queridos años 90. Seguramente si ‘Hi Lola!!’ hubiera sido publicado en aquella década habríamos despachado este trabajo como uno más del montón, estando saturados de guitarras cortantes y cargadas, voces agresivas y ásperas, cambios de ritmo radicales y agonía vital. Pero, milagros del paso del tiempo y de la nostalgia, en pleno 2014 sabía a gloria olvidarse durante un rato de producciones hipertecnificadas y mirar por el retrovisor a los buenos viejos tiempos. No es que el mini LP fuera una maravilla, pero resultaba tremendamente simpático y, lo que es más importante, apuntaba a que la banda de la cantante Clara y sus cuatro compañeros tenía un gran margen de crecimiento.

Apenas hemos tenido que esperar para corroborarlo. Un año escaso es lo que han tardado Clara Plath en hacer buenas las previsiones más optimistas con la salida de su primer disco, bajo el precioso título en francés ‘Grand Battement’, un paso de ballet que significa algo así como ‘gran lanzamiento’. Ya solo escuchando los primeros segundos de la inicial ‘Kisses Goodbye’ podemos constatar un notable ascenso en términos de madurez y crecimiento musical. El tema recuerda a aquellas escasas veces en las que bandas tan agresivas como los Hole del comienzo, L7 o Babes in Toyland se ponían tiernas y exorcizaban sus demonios desgarrando su voz por encima de una base musical lenta pero llena de potencia. Así es ‘Kisses Goodbye’, un gran comienzo, tan potente como emotivo, que pone los dientes muy largos.

Clara Path

Mas reconocible respecto a su anterior lanzamiento es ‘Crazy Liar’, en la que las guitarras chirrían y Clara se desgañita a la voz (por momentos recuerda a los escalofriantes berridos del gran Mike Patton), trayéndonos a la memoria a los Nirvana más desquiciados de ‘Bleach’ o ‘In Utero’, con sus características bruscas subidas y bajadas a lo largo de un meritorio tema, inferior, eso sí, a la muy potente ‘Waiting for my Dog’, impulsada por un gran riff y un fenomenal trabajo a la batería de Sergio Nicolei, que se ralentiza en un bonito estribillo y que mira cara a cara a los temas más agresivos de Su Señoría PJ Harvey. Las renacidas Sleater/Kinney (háganse un favor los más despistados y escuchen esa obra maestra de 2015 que es ‘No Cities to Love’) pasan a ser el punto de referencia de la airada ‘Like a Rocket’ mientras que la inferior ‘American Do’, muy directa y de precioso estribillo, cierra el lote de canciones más punk/grunge/rockeras del álbum.

Pero los grandes protagonistas de ‘Grand Battement’ son, sin duda, los medios tiempos. Síntoma inequívoco del crecimiento de la banda, Clara Plath ha encontrado en ellos un vehículo ideal para explotar sus virtudes, especialmente la voz de Clara, que se pasea triunfante por bases acústicas, sabiamente adornadas con arreglos muy acertados de teclado y piano que no hacen sino aportar profundidad y alicientes a los temas. Tras la ya mencionada ‘Kisses Goodbye’, ‘Broken Balls’ ejemplifica a la perfección las anteriores cualidades y se convierte en una de las cumbres del disco…hasta que llega a nuestros oídos el tema título, un acertadísimo sencillo de presentación que logra aunar con éxito la introducción de aires fronterizo y country con arreglos de cuerda y se yergue majestuosa, especialmente en un estribillo de aúpa. No lo duden, estamos ante uno de los temas nacionales del año y sería aún mejor si se le hubiera recortado un minuto, que le evitaría ser un pelín reiterativa en sus instantes finales. Su brillantez opaca un tanto las virtudes de las siguientes ‘Distance’ y ‘Second Floor’, muy buena la primera; más floja la segunda, que completan un trío de canciones de demasiada similitud y decreciente interés. No hubiera estado de más cambiar la secuencia del álbum y colocarlas en emplazamientos más favorables. Cierra el telón una muy correcta versión acústica de ‘Kisses Goodbye’, que, sin embargo, no hace más que recordarnos las excelencias de su hermana eléctrica.

 

Poco a poco, el boca-oreja está funcionando y Clara Plath ya cuentan con una sólida base de fans, una estimable cobertura en Radio 3 y otros medios especializados y una creciente presencia en festivales. No cabe duda de que ‘Grand Battement’ no es ni muchos perfecto, acusa cierta irregularidad entre sus canciones y aún les falta consolidar su pericia con un tema definitivo en su faceta más rockera, pero pocas bandas nacionales han contado en su álbum de debut con elementos tan prometedores como estos murcianos. Súbete a su tren ahora que puedes, no sería de extrañar que en breve coja una velocidad supersónica y te quedes en tierra.

Clara Path Grand Battement

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: