Skip to content
Anuncios

‘Antes del anochecer’: ¡Qué noche la de aquel día!

05/07/2013

antes del anochecer

El destino, o lo que sea, es a veces muy juguetón. Apenas había sido publicado hace más o menos un año en este blog un post glosando las enormes virtudes de ‘Antes del atardecer’ que se confirmó que una tercera parte de una de las sagas más emocionantes del cine moderno estaba en camino (como quedó bien reflejado en los comentarios de aquella entrada). Como ya dije entonces, la idea me provocaba sensaciones contrapuestas: si por un lado tenía mucha curiosidad en comprobar cómo continuaba la historia de Jesse y Celine, por el otro tenía un considerable miedo a que la serie se pudiera desvirtuar después de un final de la segunda parte que a un servidor le parecía prácticamente perfecto.

Pues bien, un año pasa volando (algo que los protagonistas del filme suscribirían sin dudar) y ya estamos aquí aporreando el teclado para intentar recrear las sensaciones que nos ha provocado esta nueva entrega. Y oigan, si también habéis seguido la saga con la emoción del que firma esto, ya pueden quitarse los miedos de encima: ‘Antes del anochecer’ respeta fielmente el espíritu de sus predecesoras pero sabe introducir los elementos nuevos necesarios para que la serie siga tan fresca como una lechuga. No sabemos si habrá dentro de unos años una continuación o no, pero esta nueva entrega valdría tanto para dar un más que digno final a la historia como para ser un imprescindible eslabón de la cadena. Sí, Richard Linklater, Ethan Hawke y Julie Delpy lo han vuelto a hacer.

Y bueno, llegamos a la gran pregunta, aquella sobre la que los fans no hemos dejado de hacer apuestas tras ese impecable fundido a negro de ‘Antes del atardecer’: ¿Jesse perdió su avión de regreso a EE.UU para quedarse con Celine en París? Linklater no se ha querido andar con rodeos: SÍ rotundo. De hecho, nos hace salir de dudas en los primeros minutos de la película, cuando después de que Jesse despida en el aeropuerto al hijo nacido de su anterior relación, coge un coche en el que le esperan Celine y dos somnolientas niñas rubias fruto del amor de la pareja. Estamos al final de lo que parecen unas idílicas vacaciones en la península griega del Peloponeso y un paseo automovilístico basta para ponernos en situación. Jesse y Celine se han convertido en padres y esta condición marca una conversación agradable pero sobre la que se van cerniendo poco a poco negros nubarrones.

Antes del anochecer coche

Una de las mayores virtudes de la serie es la congruencia del tono de cada uno de sus filmes con la edad vital que retratan. El romántico idealismo de los Jesse y Celine veinteañeros se vio mermado en ‘Antes del atardecer’, en la que los personajes, ya treintañeros, tenían que afrontar sus primeras grandes derrotas y los dolorosos desvíos de sus sueños, aferrándose casi con desesperación al encuentro con la pareja ideal como única tabla de salvación. De ahí una película bastante más dura y pesimista, aunque manteniendo un pequeño pero irresistible hálito romántico. Pues resulta que ya con la cuarentena encima, el único objetivo de ambos es sobrevivir con cierta dignidad ante el marasmo de obligaciones a cumplir, por lo que nos encontramos ante un filme eminentemente analítico y melancólico. El optimismo de la primera parte ya queda muy lejos.

Si ‘Antes del amanecer’ y ‘Antes del atardecer’ formaban entre sí una especie de espejo deformante,  ‘Antes del anochecer’ llega con lógicos cambios. Los diálogos de la pareja siguen siendo la base imprescindible y la unidad temporal sigue inalterable (en este caso, un día entero) pero, por primera vez, Jesse y Celine comparten espacio con otros personajes que van bastante más allá de la función de extras, simbolizando perfectamente una edad en la que dejamos de guiarnos únicamente por nosotros mismos y hemos de tener en cuenta a muchas más personas a la hora de tomar cualquier decisión. Tampoco nos encontramos en un momento único, mágico, en la vida de nuestros personajes. Si bien tampoco es que pueda considerarse como algo cotidiano unas idílicas vacaciones en Grecia (y menos en los tiempos en los que estamos), lo cierto es que la rutina hace aparición en la serie por primera vez de forma explícita. De este modo, para hallar el sabor inconfundible de la saga solo podemos aferrarnos al tramo central del filme, un guiño de Linklater para los acérrimos, en el que disfrutamos de uno de esos gozosos paseos a los que nos han acostumbrado los protagonistas, hablando de  lo divino y lo humano, acumulándose geniales ocurrencias y retazos humorísticos. No es baladí, que ambos, extrañados por ese respiro dentro de su ajetreada vida, se digan eso de “¿cuánto tiempo hace que no hacíamos esto?”

antes-del-anochecer paseo

Los momentos más discordantes del filme pueden ser los que la pareja pasa con sus amigos griegos, un gozoso tiempo de relax que desemboca en una conversación grupal, un tanto pedante por momentos, con el que Linklater parece querer resumir toda la saga repasando la naturaleza del amor a lo largo de las distintas etapas vitales y la posibilidad (o imposibilidad) de mantenerlo a lo largo de los años. No seré yo quien critique un fragmento con momentos realmente inspirados, pero la verdad es que estaba deseando que Jesse y Celine volvieran a quedarse solos…

antes-del-anochecer con amigos

No se apuren, la posible irregularidad de la cinta queda absolutamente olvidada en su tramo final: una noche de hotel con masajes de pareja incluidos -ese regalo tan inequívocamente ‘cuarentón’- en la que esa guerra soterrada que siempre existe en una relación estalla en la batalla de todas las batallas. No es conveniente adelantar mucho más, simplemente que asistimos a la infatigable tarea de un invisible bisturí dejando al desnudo sin piedad los entresijos del mecanismo de una pareja, especialmente la de una que debe afrontar los rigores de la paternidad y quiere huir de los convencionalismos al mismo tiempo: la lucha por el poder, los diferentes roles de cada miembro, los rencores ocultos, las sospechas que un día se prefirieron callar, las respectivas frustraciones, los distintos objetivos vitales. La labor del trío Linklater-Hawke-Delpy se magnifica, con un dominio absoluto de la situación por parte del cineasta, algunos diálogos dignos de ser esculpidos en un templo (griego, por supuesto) y con un trabajo encomiable del dúo actoral (en el que se puede comprobar el crecimiento desbordante de un Hawke que antes siempre parecía un puntito por debajo de su ‘parteinaire’ francesa) mientras que los espectadores nos vemos reflejados tan fidedignamente que sentimos una cierta incomodidad -y los codazos cómplices de nuestra pareja-  en un majestuoso ‘tour de force’ final que supone uno de los grandes momentos del cine reciente. Un broche de oro que hace que ‘Antes del anochecer’ se convierta en un nuevo contendiente en liza en la eterna discusión para dilucidar el mejor título de la saga. Si me preguntan, un servidor, entre enormes dificultades, se decantaría por la perfecta conjunción entre fondo y forma de ‘Antes del atardecer’. Pero, dejénme ver de nuevo la tercera, lo mismo la cosa cambia…

antesdeanochecer hotel

Anuncios
15 comentarios leave one →
  1. 09/07/2013 18:02

    Qué gran momento el de la recepción del hotel. ¡Cuánto dice, sin decirlo!

    • Alberto Loriente permalink*
      09/07/2013 18:28

      Hola, Marañón!

      Completamente de acuerdo, a mi me parece una escena excelente e inesperada y que, siendo en principio agradable y buenrollera, anticipa lo que va a venir después. A partir de ese momento, yo tuve un constante intercambio de pequeños codazos con mi pareja. No digo más-

      Un saludo!

  2. Juan Carlos permalink
    10/07/2013 10:30

    Hola chicos!!!,

    Que ganas tenia de volver a ver este tipo de cine que parece que poco a poco se esta perdiendo.

    Cine de actores, contemplativo, donde oyes incluso la respiracion de los personajes. Un cine exento de adornos, de efectos ruidosos o truculentos.
    Una filmacion de la realidad, cotidiana. Un cine real que casi se puede palpar.
    Maravillosa. Aunque estoy de acuerdo contigo redactor…a mi todavia me sigue gustando mas la segunda.

    SPOILER!!!
    Para mi el momentazo de esta, es aquel en el que Celine, da el ultimo portazo en la puerta del hotel…y no vuelve a aparecer.
    Creo que a todos nos a sucedido el creer que en una discusion las tienes todas contigo, y al ver que tu pareja corta de manera tajante…empiezas a notar como se te revuelve el estomago. Entonces te dices: Que coño he hecho!!!???.
    La cara de Ethan Hawke (como va creciendo este actor madre mia), lo dice todo. Y los planos de la habitacion que le siguen al plano de su mirada, tambien son extraordinarios.

    En resumen, una gran pelicula.

    Saludos a todos, redactores y seguidores

    • Alberto Loriente permalink*
      10/07/2013 16:17

      Hola, Juan Carlos,

      Me alegra que hayas disfrutado la película. Coincido en tus valoraciones y me encanta la escena que mencionas. SPOILER Ahí sí que tememos por la pareja, ¡puro suspense!

      Un saludo!

  3. Arzú permalink
    10/07/2013 20:00

    Pues va a resultar que, por una vez, segundas partes sí que son las buenas. Y es que “Antes del atardecer” es una obra de arte, muy difícil de superar. Dicho esto, en la mayor parte del metraje, ésta se le acerca considerablemente. Habéis citado varias de las escenas que me han parecido más memorables, por lo que no redundaré, pero me gustaría saber qué opináis de la metáfora de la ceguera, pues a mí es una de las cosas que más me gustó. Una vez más, gran post. Un saludo.

    • Alberto Loriente permalink*
      10/07/2013 20:34

      Hola, Arzu, un placer volver a tenerte por aquí.

      Como sabes, a mi también me gustó mucho la metafórica escena de la que hablas. Como ya la comentamos en su día, prefiero que opinen sobre ella fututuribles comentaristas de este post.

      Muchas gracias por los elogios y un saludo!

      • Arzú permalink
        10/07/2013 21:35

        Por cierto, siento decepcionarte, pero el de los codazos era yo…

      • Alberto Loriente permalink*
        10/07/2013 21:43

        No, mis múltiples hematomas en mi codo izquierdo la delatan!

  4. sergioalmendros permalink
    11/07/2013 12:53

    una maravilla y desde el momento en que se encendieron las luces (tras mi sorpresa ya que pensaba que no llevaría más de 45 min de película) ya mi favorita de la saga.
    cierto que las escenas más corales bajan ligeramente el nivel, especialmente la de “los chicos”, pero es que ese tercio final en la habitación del hotel es de los momentos más grande (y dolorosos) que he visto en una pantalla de cine.

    • Alberto Loriente permalink*
      11/07/2013 18:29

      Hola, Sergio

      Me alegro de que te haya gustado tanto. Como bien dices, el tercio final no es una experiencia precisamente agradable pero es tan buena como necesaria. Y es cierto, se pasa volando, como lo hacen las grandes películas. Esperemos que también se nos pase volando el tiempo que falte para ver otra gran película como esta.

      Un saludo!

  5. 29/07/2013 13:23

    Yo quedé con mal sabor de boca al terminar de verla pero con la película ya digerida y asentada creo que es muy buena.

    Sí que eché de menos esa cuenta atrás que había en las otras porque perdían un vuelo o un tren. Y quizá también me sorprendieron menos porque el listón y las expectativas estaban por las nubes.

    Sin duda es una gran película con diálogos que son arte. Las interpretaciones de nuevo geniales y buen cierre. Yo no tengo dudas de que habrá continuación por la buena relación de los tres y al no haber pinchado en hueso con ésta.

    También me quedo, sin duda, con ‘Antes del atardecer’. Fue la primera que vi de la trilogía.

    http://planetamancha.blogspot.com.es/2013/07/before-midnight-antes-del-anochecer-de.html

    • Alberto Loriente permalink*
      29/07/2013 13:35

      Hola, Nomeko,

      Es cierto que la gran novedad de esta tercera parte es el tono, insobornablemente adulto, las cosas ya no están para jugar al suspense, la vida es menos milagrosa y más rutinaria a esa edad, o eso se supone, y creo que han querido ceñirse a eso. Por eso, es verdad que cuesta más entrar en ella, pero puede que gane más en las sucesivas revisiones, aunque para hablar sobre ello tendremos que dejar pasar un tiempo.

      En cuento a una futura entrega, la verdad es que me han quitado el miedo. Temía que ‘Antes del anochecer’ pudiera decepcionarme y no lo ha hecho para nada, por lo que ya no veo problema de reencontrarnos con Jesse y Celine en la cincuentena.

      Saludos!

  6. Laura permalink
    01/09/2013 23:07

    Realmente exuberante. Un vivo y fiel reflejo del paso del tiempo en la pareja. No se deja ni un detalle imprescindible en el tintero para retratar el más íntimo engranaje de las relaciones y la inexorable decadencia del enamoramiento.

    • Alberto Loriente permalink*
      02/09/2013 11:11

      Hola, Laura, no los has podido expresar mejor.
      Es un doloroso y a le vez gozoso espejo que fascina tanto como inquieta.

      Muchas gracias por comentar,
      Un saludo

Trackbacks

  1. Cine: nuestras 13 de 2013 | El Cadillac Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: