Skip to content
Anuncios

“Predestination”: ¿qué fue antes, el huevo o la gallina?

30/01/2015

(AVISO: Estamos probablemente ante la más enrevesada vuelta de tuerca que se haya dado a los viajes en el tiempo, un film en el que una palabra o una imagen puede tirar por tierra una de las más sorprendentes propuestas de este género. De nada sirve colocar avisos de “spoilers”, cuando tratamos de analizar una película cuyo mismo título ya puede ser considerado uno de ellos. Si no has visto “Predestination” aún, no continúes leyendo, disfruta de una película que jamás podrás volver a vivir con el mismo impacto y sorpresa que esta primera vez y, dentro de dos horas, vuelve y no dudes en comentar cómo se te ha quedado el cuerpo. Te aseguramos que no te habrá dejado indiferente).

Resulta muy difícil conseguir una película de ciencia ficción que, hoy en día, sorprenda en gran medida a un espectador que ya está ‘de vuelta’ en este género. Indudablemente, aún hay detalles que pueden incorporarse a la trama principal de una película para que aporten frescura; pero, tratándose de viajes en el tiempo, a uno siempre se le queda una cierta sensación de (perdonadme la broma) ‘déjà vu‘. Desde aquella antológica ‘paradoja-temporal-que-crearía-una-reacción-en-cadena-que-rompería-la-continuidad-espacio-tiempo-y-destruiría-todo-el-universo-conocido’ (Doc Brown, “Regreso al futuro 2“), nada ha vuelto a ser lo mismo…hasta que llegó “Predestination“. Ciertamente, la trama principal nos sonará a todos: Agente especial del gobierno (Ethan Hawke) persigue mediante continuos saltos en el tiempo a un demente terrorista que planea en el año 1975 una masacre que provoque más de 10.000 víctimas en Nueva York, con el fin de detenerle antes de que el terrible suceso se produzca. Esta breve descripción, automáticamente nos traslada a aquel equipo de policías que evitaban delitos con la ayuda de precognoscientes (‘precogs’) en “Minority report“. Sin embargo, mientras Steven Spielberg nos deleitaba con todos los detalles sobre el funcionamiento interno de PreCrimen; en “Predestination”, se agradece no saber apenas nada de este cuerpo de once agentes que intentan que el sistema funcione de una determinada manera, eliminando las amenazas (muy al estilo de “The adjustment bureau” y sus agentes del destino). Destaca que el proceso de viajar en el tiempo no se complique artificiosamente con teorías temporales que, aunque forman parte de la trama, no deberían distraer nuestra atención de la historia principal (al igual que sucediera con “Looper“). Ciertamente, se nos presenta una máquina que permite viajar en el tiempo y, sí, está instalada en la funda de un violín (¡!). Pero, si aceptamos esta sencilla premisa, nos evitaremos entrar en excesivos detalles técnicos que, seguramente, pudieran justificarlo; pero, con lo que se muestra en pantalla, ya es información suficiente para poder centrarse en lo realmente importante, la historia. En ese sentido, también podremos encontrar similitudes con “Cronocrímenes” de Nacho Vigalondo, donde la trama es mucho más importante que el mero hecho de haber sido provocada por un viaje en el tiempo. “Predestination” vence también la tentación de perderse por el camino en subtramas que no aportan mucho, o en enredar una y otra vez los hechos para hacerlos parecer más interesantes (error en el que sí caía “Primer“). Y, por supuesto, en ningún momento entra en una lucha por mostrar los mejores efectos especiales en pantalla. El mejor efecto especial de esta película es, sin duda alguna, su guión. Y, sólo con eso, ya supera la espectacularidad de muchas grandes superproducciones veraniegas.

Bajo la aparente simpleza con la que la historia se va abriendo camino, se ocultan un sinfín de sorpresas (algunas previsibles, otras no tanto). En “Predestination”, todas estas similitudes y diferencias con los títulos anteriormente citados, acaban siendo retorcidas y llevadas a un plano mucho más oscuro en el preciso instante en el que un hombre, sentado a la barra de un bar, comienza a contar una historia.

Cuando yo era una niña pequeña…

Aunque el film comienza con una explosión, la acción no será la principal cualidad del film. De hecho, el pausado ritmo de los siguientes cuarenta minutos podrán pillar a contrapié a más de un espectador ávido de complicadas combinaciones de futuros y pasados alternativos y adrenalíticas persecuciones. En el preciso instante en el que parece que la historia empieza a pisar el acelerador, tira realmente del freno de mano y se centra en la larga conversación que mantendrán el personaje de Ethan Hawke (usando como tapadera un rol de simple camarero) y un escritor de relativo éxito en publicaciones dirigidas a un público femenino, bajo el seudónimo de “La madre soltera”. Esta conversación, acaba derivando en un relato autobiográfico sobre el pasado del propio escritor, adornado con profusión de flashbacks y apoyado en la voz en off de Sarah Snook. Sobra decir que, lo acontecido en ese pausado relato, será la base sobre la que se montarán todos los arriesgados engranajes que harán posible la implicación del espectador en el resto de la película. Una vez finalizada la asombrosa historia sobre el pasado del escritor, llega el turno de que el falso camarero sorprenda al propio escritor…

predestination_ending

¿Matarías a la persona que arruinó tu vida?

A partir de este punto, la película comienza una serie de saltos temporales que tienen como objetivo situarles cada vez más cerca del terrorista y, al mismo tiempo, dar la oportunidad a la agencia de reclutar al escritor como candidato, pudiendo así contar con alguien que sea capaz de continuar la persecución, si este intento no tiene el éxito esperado. Pero será con esos saltos temporales con los que también se irá hilvanando poco a poco la relación entre ambos personajes, confluyendo en un punto que acaba siendo un notable y muy disfrutable ejercicio de riesgo y valentía, que recuerda poderosamente a la paradoja de John Connor en “Terminator“, sólo que elevada a la enésima potencia. Y aquí nos encontramos con otra importante característica diferenciadora con respecto a los otros títulos arriba comentados: en la gran mayoría de los casos, cada vez que se ha tratado el tema de los viajes a través del tiempo siempre ha sobrevolado el peligro de lo arbitrario que puede ser nuestro destino frente al mínimo cambio que realicemos en el pasado. Que, una vez alterado algo aparentemente irrelevante de nuestro pasado, el conocido “efecto mariposa” pueda convertirlo en la causa que genere un presente alternativo totalmente desconocido para nosotros (al estilo de aquel relato corto de Ray Bradbury llamado “El ruido de un trueno“); sin embargo, eso no ocurre en la cinta de los hermanos Spierig. A pesar de las enormes consecuencias que debería tener en el presente cada acto realizado en el pasado, todo funciona con la precisión de un reloj; sin que el pasado, presente y futuro se vean modificados en medida alguna. De ninguna forma se plantea la opción de que una nueva variable afecte a esta historia con perfil de cinta de Möbius (una sola cara, un solo borde). Aquí no existe el libre albedrío, ni se cumplirán las nefastas previsiones del amigo Emmett Brown. Aquí todo está ‘predestinado‘. Basada en el relato “All you zombies”, de Robert A. Heinlein (autor también de la novela “Starship troopers” que adaptaría Paul Verhoeven en 1997) y dirigida por los poco prolíficos (“Undead” y “Daybreakers“) hermanos Spierig (esto de los hermanos directores empieza a tener tintes de invasión tras los Coen, Farrelly, Russo, Weitz, Pang, Wachowski, Taviani, Dardenne, Hughes, etc…), “Predestination” destaca por un brillante Ethan Hawke (en una reivindicable racha que lleva durando ya unos cuantos años) que vuelve a coincidir con los Spierig, tras el segundo film de éstos, el cual rompía lazos con muchas tradiciones del género vampírico); pero, principalmente por una recién llegada Sarah Snook, que aporrea con todo derecho las puertas de Hollywood, tras devorar la pantalla interpretando a un personaje terriblemente complicado en su evolución (imprescindible poder disfrutar su voz en la versión original). Al igual que la pregunta de si antes fue el huevo o la gallina, el film no aguanta un análisis sesudo sobre todo lo que acontece en la película. Como cualquier historia de viajes en el tiempo, si se toma demasiado en serio, corre el riesgo de que la más mínima incongruencia desconecte al espectador. Por eso, si conseguimos frenar ese primer impulso analítico, olvidarnos del huevo, la gallina, el gallo y la constante evolución de las especies, si abrazamos la oportunidad de divertirnos durante dos horas, nos daremos cuenta de que, aunque en ciertas ocasiones la mesa cuente sólo con tres patas, ésta se sostiene en pie. Quizás la trama sea complicada y retorcida; pero está contada a un ritmo adecuado que permite al espectador ir asimilando de forma natural cada nueva pieza del rompecabezas… incluso dejándole añadir alguna pieza por adelantado, antes incluso de que ésta se presente sobre el tablero. No obstante, a pesar de esos contados detalles que el espectador pueda “acertar” antes de que se muestren en pantalla, el film también nos sorprenderá más de una vez dando valientes giros de 180º respecto al camino que el espectador pudiera prever. Tenemos que tener también en cuenta que, sin esos elementos algo más previsibles, la trama fallaría. El pararnos a veces unos minutos (quizás excesivos) en contar algo que, muy probablemente, ya hayamos deducido, es un mal menor comparado con el entretenimiento que recibimos a cambio. Aunque esta historia no aporta nada nuevo al género; sí juega con el concepto base del mismo, al igual que hicieron los Spierig con la temática vampírica en “Daybreakers” o que (nuevamente) “Looper” realizó, llevando los viajes en el tiempo por un camino diferente a lo visto hasta hoy. Camino arriesgado, muy arriesgado, alejándose voluntariamente de muchos estereotipos del género… y, sólo por eso, bien merece reconocer su mérito. A base de estar permanentemente rozando el límite de la comprensión, “Predestination” acaba mostrando coherencia en algo incoherente por naturaleza y explicando lo inexplicable.

Anuncios
28 comentarios leave one →
  1. 31/01/2015 20:15

    Acabo de ver la película y totalmente de acuerdo en la soberbio del guión. Lo realmente prodigioso en el guión, es la precisión milimétrica en la aparición de los detalles de la historia que se nos presenta, así como la vuelta de tuerca que hace el guionista con el género de los personajes. Muy buena la recomendación.

  2. Arzu permalink
    09/02/2015 1:10

    La he visto hace un rato y suscribo todo lo que dices. Muy buen artículo sobre una buena película. Felicidades.

  3. Anthony Luna permalink
    29/04/2015 14:11

    Genial, una gran peli de viajes temporales.
    Hasta al final no me pare a pensar en los “cabos sueltos” y acabe pensando que el final se queda algo corto, pero durante el visionado ni me enteré.

  4. cristian aimo permalink
    16/07/2015 0:35

    Tal como lo expresa el artículo, no hicieron falta grandes efectos visuales para convertir esta historia en un clásico de la ciencia ficción. Vale la pena, no te dá tregua. Realmente me voló la cabeza.

  5. andres permalink
    27/07/2015 6:38

    Película muy interesante, que eleva las paradojas del tiempo a un nuevo nivel en complejidad.
    Al final de cuentas John se convirtió en un suicida “con tiempo determinado”, puesto que al haber asesinado a su yo futuro, estaría aceptando su muerte por sus propias manos.

  6. carolyn deciret permalink
    24/08/2015 21:18

    lo que no entiendo es cómo puede nacer un bebe de dos celulas que tienen la misma informacion genetica? y peor aun.. cómo es que sale la misma persona??? eso no es biologicamente posible!

    • Anónimo permalink
      09/09/2015 8:40

      Jajajaja eso no quita que estuvo buena la pelicula.

      • Josejulio permalink
        16/09/2015 1:19

        Jane/John o como queramos llamarlo, nace de la relación de sí mismo consigo misma, y que a su vez cada uno de ellos han nacido de sí mismos repitiendo el ciclo una y otra vez. Es decir, no hay una variabilidad genética, sino que ésta ha sido creada por el propio tiempo, osea que su padre y su madre y su madre siempre han sido y siempre serán, diferentes versiones temporales de si mismo. Y biológicamente hablando, si para un mismo caracter genético, el cigoto tiene la posibilidad de heredar el del padre o el de la madre, en este caso es indiferente, ya que será el mismo

    • vicente permalink
      27/11/2015 2:00

      concuerdo con tu comentario pero a lo que quieres llegar es que como puede existir “”” el personaje principal desde bebe … es como decir existencia espontanea es algo loco pensar en el origen de john/jane

      • Sara permalink
        05/01/2016 3:16

        El protagonista por que se vuelve un asesino ? No entiendo porque mata a 10 mil personas ?

    • Juan permalink
      22/02/2016 17:49

      ES sencillo si aceptas la idea de hermanos o hermanos gemelos puedan tener hijos creo yo.

  7. Oscar permalink
    26/12/2015 8:32

    Jane/jhon es hijo de el mismo jajaja que loco!!!

    • Andrey González permalink
      31/12/2015 7:10

      Hay un error en la trama o al menos algo se me pasó por alto. La “máquina del tiempo se inventa en los 80s pero jane nace en los 60s(?) y como john es quien lleva a jane a los 40s (?) quiere decir que la primera que en vuelta que da la vida de ellos, no existe jane ni john. Ya que para que exista john debe existir jane primero y así al contrario. Cuando se inventa el violín ese, no debe haber nacido jane nunca.

  8. Joaquín permalink
    04/01/2016 10:16

    Es imposible que jane/john hallan nacido sólo es una película basada en una paradoja.

  9. Ignaro permalink
    08/01/2016 19:43

    Es una buena película, de aquellas que te ponen a pensar acerca de lo maravilloso y misterioso que es el mundo, me parece que no hay nada de locura en esto, lo considero algo posible aunque no pueda explicarlo, solo que me atrevo a pensar que todo esta predestinado solamente que no sabemos.. Fascinante, me gusto la película… les recomiendo TRIANGULO e INTERESTELAR.. también tienen lo suyo.

  10. celeste permalink
    27/01/2016 2:40

    Me pareció difícil entenderla. Lo que pude concluir es que el agente, al hacer viajes crea un cuerpo, ya que se menciona “masa”. Siendo él mismo el bombardero, se mata, sabiendo que no sería su fin, ya que los viajes le permitieron tomar el rol de John y así concluir el ciclo.

  11. juan permalink
    10/07/2016 0:56

    La maquina se crea en los 80’s lo que significa que la primera vez que se creó la máquina ya existía Jane. De ahí en adelante empieza la película.

  12. Clau Alan permalink
    31/07/2016 5:56

    Una pelicula fascinante. El agente/John/Jane/fizzle bomber es una paradoja en el tiempo necesaria para que se cree la agencia y el personaje de Rovertson es el control para que esta paradoja sea “inevitable”, más allá de esta idea básica, es una forma interesante de plasmar el planteo filosófico de que fue lo primero el huevo o la gallina o “el gallo”…Muy recomendable!

  13. Polyy permalink
    04/09/2016 1:30

    Muy buena película, me mantuvo en suspenso durante todo el film, la recomiendo absolutamente.

  14. Anónimo permalink
    17/09/2016 10:26

    Cómo puede existir el personaje principal desde bebé? es como decir existencia espontanea, a ver, se inventa la maquina en 1981, no debería existir el personaje, porque siempre fue una creación de él mismo y supuestamente nace en 1963, entonces cómo se explica su primer creación-nacimiento?
    obligatoriamente debió ser despues de la maquina del tiempo, para que pueda tener lógica, pero creo que a la vez, pierde toda lógica, es como 2 tiempos y espacios diferentes pero juntos al mismo tiempo, Creo que se debe relacionar con alguna teoría cuántica…

    ALGUIEN QUE SEPA? y me pueda dejar en claro mi duda!!!!!!

    • 11/12/2016 8:11

      Creo que simplemente este personaje puede existir como que no, solo es una paradoja o creacion del tiempo eso es lo importante porque el bebe nacio despues que crearon la maquina del tiempo y el agente lo envia al pasado.. creo que tienes que verla varias veces para que saques tus propias concluciones

    • fede permalink
      13/02/2017 17:40

      Es obvio, si viajan en el tiempo, no existe un “tiempo” existen todos los tiempos, todos los años al mismo tiempo. siempre sucede que en los 80 (que no es despues de 40) alguien va al pasado a hacer un hijo, y desp va al 40 a ese hijo.

  15. noe permalink
    22/01/2017 2:42

    Debo ser un bicho raro porque no m ha gustado nada, no tiene ni pies ni cabeza, ninguna lógica. Parece que solo han querido sorprender al espectador y para eso se han inventado una trama que no se sostiene por ningún lado.

  16. MarianoTandil permalink
    12/02/2017 0:09

    Yo creo que el buró encontro que la manera de “modificar” algunas cosas del pasado debería hacerse por alguien que no exista, seguramente hicieron algo mal y necesitan que la maquina se cree en el 81 precisamente por ese “alguien”, de esta manera buscan una persona con ambos sexos e inducen su propio embarazo creando un jhon con un unico ADN al que mandan al pasado a embarazarce a si mismo, de esta manera traman una serie de acontecimientos para asegurarse que el ciclo se retroalimente, de esta manera se aseguran de que ese “alguien” se crea a si mismo y se mata a si mismo por el resto del tiempo, asegurandoles al futuro que la maquina estará creada en el año 1981 a causa de su atentado del 75.

  17. javier g permalink
    13/02/2017 5:29

    enorme pelicula, muy buenos comentarios, sin intentar quebrarse mucho la cabeza intentando resolver los cabos sueltos (estas peliculas x su naturaleza deben dejar algunos sino serian imposible realizarlas y peor aun entenderlas) creo q todo se basa simplemente en la premisa filosofica de que no hay un principio ni fin, vaya, la pregunta del huevo o la gallina pero llevada a enormes proporciones q desde siempre nos ha entretenido a la humanidad, hay 2 grandes maneras de concebir el tiempo, una q es como una sucesion d eventos lineales donde hay un principio y habra un fin y otra q es como q todo es simplemente un circulo o bucle q va girando dentro de otro circulo o bucle q va girando dentro de otro y asi sucesivamente hasta el infinito, donde el universo mismo no tiene inicio ni fin, asi pues esta pelicula simplemente respalda y representa de manera sencilla y amena esa segunda postura.

  18. Oscar permalink
    24/02/2017 9:24

    Que fue antes el huevo o la gallina, fue el gallo.

  19. Pepe Tercero permalink
    11/07/2017 4:41

    … No se han preguntado si Rovertson a propósito le dejo la maquina operativa a John (que tenia que desactivarse) cuando se retiro para que este se convierta en el fizzle bomber y asi hacer que el buró sea mas eficiente tal como le dijo a John y este le respondio que si Rovertson admiraba al fizzle bomber….

  20. alexis permalink
    22/07/2017 7:52

    pero mataron al jonh viejo eso no detendra el ciclo, la bebe quedo viva y se convertira despues en el fizzle bomber , no debieron matar mas bien a la bebe jane ??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: