Skip to content
Anuncios

Porque (efectivamente) las cosas cambian: “El libro de las mutaciones” de Bunbury

02/12/2015

bunbury-mtv-cover

Contábamos hace unas semanas en este mismo rincón lo que supuso hace 25 años para un joven chaval el descubrimiento del disco “Senderos de traición”, de Héroes del Silencio. Narrábamos en estas líneas cómo aquel adolescente se abría a golpe de surco de vinilo a unas canciones que le cambiarían tanto musicalmente como quizás hasta personalmente, quedando ya ligado los próximos cinco lustros a una voz, a un estilo de componer y a una forma de entender el rock. Hoy, aquellos dos protagonistas se enfrentan al espejo para comprobar cómo el paso del tiempo les ha transformado, y lo hacen sin ningún rubor, satisfechos de su madurez, de sus errores y de sus nuevos abrigos. Hoy quizás confirman con la voz más alta que nunca aquello de que realmente la búsqueda es el destino y de que la evolución es casi una obligación de vida. Y hoy, aquel chaval que con los nervios a flor de piel y el corazón acelerado, plantado frente a una cadena de música, sentía cómo unas canciones se le iban incrustando en las venas, afronta la escucha del nuevo trabajo de este artista de forma bastante diferente. Porque las cosas cambian.

Los nervios al entrar en su habitación, sacar cuidadosamente el vinilo y seguir (e intentar descifrar) en el sobre del LP las letras, apartando la mirada de ellas y de las potentes fotografías de la banda únicamente para ver cómo la aguja avanzaba por el disco, quedan sustituidos en esta ocasión por imágenes bastante menos románticas. Aquel adolescente ha abandonado la isla del aprendizaje y va camino de plantarse en el medio de la vida. Para disfrutar del nuevo disco de Bunbury tiene que esperar hasta llegar a su casa después de la jornada laboral, casi a medianoche, mal-alimentarse con lo primero y más urgente que encuentre y, entonces sí, bucear entre las decenas de canales de televisión para encontrar aquel otrora icónico MTV (otro que acusa los cambios, aunque, tajantemente, esta vez a peor), retroceder unos minutos su emisión en directo, y sumergirse en lo que desde hace meses le han venido anunciando a través de la redes sociales: un unplugged para la citada cadena en el que el vocalista de Héroes del Silencio ofrecerá un sorprendente set-list, con varias canciones de su antigua banda, alguna inédita y temas muy poco evidentes de su carrera en solitario, todo lleno de nuevos arreglos, armonías y abundantes detalles, con la contención, la madurez, la delicadeza y el buen gusto como elementos unificadores. Y aunque el bombardeo de información deja poco espacio para la sorpresa, el asombro sí llega al descubrir la transformación de algunos himnos que décadas atrás había bramado a pleno pulmón y que ahora disfruta en silencio, con los oídos más experimentados y la sensibilidad más educada.

bunburymtvchispa

“MTV UNPLUGGED. EL LIBRO DE LAS MUTACIONES” demuestra una vez más el espíritu innovador, inquieto y trabajador de Enrique Bunbury. En medio de lo que él mismo había anunciado meses atrás como un parón en su carrera, tras finalizar la larga gira de presentación de su último disco, “Palosanto”, le llegó la oferta de grabar el típico ‘desenchufado’ para la MTV. Lo que casi cualquier otro artista en su situación hubiera liquidado presentándose con un par de acústicas, un cajón para la percusión y unas alfombras para dar imagen de calidez, el maño se lo tomó como un nuevo paso en su carrera, ensayando y dando forma durante tres meses a unas versiones que redescubrirían un puñado de canciones de toda su carrera, pero además buscando un sonido que diera coherencia, empaque y unión, que lo que se grabara fuera un disco, con todas sus letras, no únicamente una colección de éxitos con un sonido de andar por casa. La cuidada decoración del escenario, una banda en estado de gracia (Los Santos Inocentes) y cinco invitados que darían más pinceladas aún a las canciones terminarían por enmarcar una espectacular actuación.

Abre el disco “Ahora”, una de sus mejores aportaciones al álbum grabado junto a Nacho Vegas en 2006, “El tiempo de las cerezas”, y que sirve de inmejorable apertura, tanto por su letra (de agradecimiento y de redención), como por su tono, enseñando desde el principio las cartas. Y en esas cartas destaca especialmente el papel de los teclados de Jorge Rebenaque, un músico que está creciendo a pasos agigantados y que creo que musicalmente es el gran protagonista de este disco. Los coros gospel elevan al tema, sin perder la templanza, y queda claro que eso de que los ‘unplugged’ son una oportunidad para disfrutar de las canciones desnudas no va a ser el sentido de este concierto. A continuación es el turno de “Dos clavos a mis alas”, “la nueva” para el gran público, pero una vieja conocida para los seguidores más acérrimos de Bunbury. Es una canción que circula desde hace años en una colección pirata de maquetas para un supuesto proyecto que nunca vio la luz, que Bunbury cedió a Raphael, y que ahora recupera, y bien recuperada, ya que es un muy buen tema. Y llega la primera de Héroes, nada más y nada menos que “La sirena varada”, una de sus más conocidas y queridas canciones. Imagino que los más intransigentes seguidores del grupo quedarán espantados, pero a mí la versión me parece de una riqueza y una belleza que no desmerece en nada la original, asentada de nuevo en los teclados, con una instrumentación que va tomando intensidad conforme va avanzando; pero el nuevo traje no resulta forzado, y con las escuchas terminas por olvidar que es una reinvención y te parece que la canción ha sido así siempre. “Los inmortales”, una de las favoritas de “Palosanto”, es de las que menos variaciones ha experimentado, pero sí presenta un buen puñado de detalles, dándole más oscuridad y sobriedad.

bunbury-mtv

El primer invitado es Draco Rosa, quien aporta a “El boxeador” una personalidad desbordante, lo que unido a una percusión más juguetona que la original llevan al tema, personalmente uno de los que menos me gustaban de “Las consecuencias”, a alcanzar nuevos paisajes sonoros. Continúa el disco con otra de Héroes, y de las más sorprendentes, y es que “El camino del exceso” era una de las canciones más ‘hard’ del grupo, una de las más excesivas, en las antípodas de la nueva propuesta. Pero el doble salto mortal resulta todo un acierto, llevando el tema a sonidos casi bailables (y aquí la hermano con la espectacular versión que de “El anzuelo” ha realizado en algunas giras pasadas), con unos ambientes electrónicos vintage, de nuevo con Rebenaque atrayendo los focos, pero sin dejar de prestar atención esta vez también al trabajo de Ramón Gacías y Robert Castellanos a la batería y bajo. Nuevo track, nuevo invitado y nueva sorpresa mayúscula: “Planeta Sur”, de su primer disco en solitario (“Radical Sonora”), transformando toda su electrónica y sonidos árabes en una ambientación country-folk de la mano de Vetusta Morla; además, el contraste de las voces de Bunbury y Pucho, de la mano durante toda la letra, resulta muy logrado, dejando una versión completamente distinta a la original, respetando de aquella sólo la melodía y mejorándola sustancialmente.

La banda ataca en este momento dos temas del “Hellville de Luxe”, “Hay muy poca gente” y “Porque las cosas cambian”, esta segunda con la siempre delicada y bella participación de Carla Morrison, en dos versiones que no suponen una revisión tan brutal como las anteriores, pero que se presentan más calmada y orgánica una, y más panamericana la otra. Y llega “Avalancha”, otra de las que en teoría menos casa con el estilo de este directo, pero que sin problemas Bunbury lleva a él, presentándose como la más jazzística y soulera. El siguiente invitado es Pepe Aguilar, un tipo poco conocido por las Españas pero que es todo un referente en Latinoamérica, quien llena de pasión y presencia escénica “Ven y camina conmigo”, canción presente en la edición en vinilo del “Hellville de Luxe” que aquí se reivindica con solvencia.

bunburyguitarrajpg

Se encara la recta final del show rescatando uno de los primeros éxitos de Héroes del Silencio, “Mar adentro”, en una de las versiones aparentemente más sencillas de todo el repertorio, una de las más cercanas al original, pero que gracias al buen hacer de la banda adquiere la madurez y pegada de la que adolecía la inocente grabación presente en “El mar no cesa”. Tras la segunda parada en “Palosanto” con “Más alto que nosotros sólo el cielo”, esta vez sin muchas sorpresas, el concierto termina por todo lo alto gracias al sobrecogedor tratamiendo que recibe “La chispa adecuada”. Con el acompañamiendo a la voz de León Larregui, de Zoé, esta nueva grabación del éxito de Héroes está cargada de la misma magia que desprendía el último trabajo de su adorado Nick Cave (“Push the sky away”), resultando una versión de una belleza y contención arrebatadora. Queda como ‘encore’ del álbum una desnuda “Doscientos huesos y un collar de calaveras”, asentada en el Hammond de Rebenaque y en los potentes coros femeninos, cerrando el disco con similares sonoridades a las que lo abrían con ‘Ahora’, cerrando el círculo.

Así, este “MTV Unplugged. El libro de las mutaciones” se resuelve de la manera más opuesta posible a lo que se sospecha de un ‘desenchufado’ habitualmente, llenando de adornos y matices canciones que en teoría se esperan desnudas, rebuscando en un cancionero que obvia sus temas más reconocidos, y dando entidad propia a un álbum que es mucho más que un nuevo directo. Definitivamente, Bunbury vuelve a insistir en su búsqueda y en huir de lo fácil, evitando volver a pisar sobre sus huellas incluso cuando mira hacia atrás. Y a pesar de que “de todo comienza a hacer ya mucho tiempo”, aquel tipo que 25 años atrás quedó fascinado por la épica, fuerza, descaro y simbolismo de una banda, ahora disfruta cada matiz, pincelada, influencia y osadía de la nueva propuesta.

 

bunburyescenario

 

 

 

 

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Anónimo permalink
    05/12/2015 18:44

    muy buen disco de Bunbury, grandes versiones en general y una banda en estado de gracia.Ademas, Enrique cantando como nunca. Solo el boxeador o mas alto que nosotros solo el cielo no terminan de encajarme y las cambiaria por otros temas, pero disco de notable alto y mas inspirado que la mayoría de unnpluged al uso.

Trackbacks

  1. Nuestros discos de 2015 | El Cadillac Negro
  2. Bunbury: de “Radical Sonora” a “Palosanto”, la búsqueda como destino | El Cadillac Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: