Skip to content
Anuncios

“Homeland”, una maquinaria infalible

21/02/2012

Abril es el mes elegido por Fox España para estrenar en nuestro país “Homeland”, la sensación de 2011 en el ámbito televisivo al otro lado del Atlántico. La sensación de 2011 con todo merecimiento, puesto que no sólo se alzó con los Globos de Oro a la mejor serie dramática (batiendo a “Boardwalk Empire”, “Juego de tronos”, “Boss” y “American Horror Story”) y a la mejor actriz, una magistral Claire Danes, sino que basta con pasarse por unos cuantos blogs y foros para ver cómo figura entre los primeros puestos, cuando no encabeza, los ránkings de las mejores series del año.

“Homeland” está basada en la israelí “Hatufim”, de Gideon Raff, pero los encargados de haber adaptado la serie para la cadena estadounidense Showtime son Howard Gordon y Alex Gansa, ambos conocidos por su trabajo previo en la célebre “24”. Y no es casualidad, porque si tuviésemos que definir “Homeland” en pocas palabras podríamos esgrimir que es el perfecto equilibrio entre la adrenalítica serie de Jack Bauer y la llorada por muchos, entre los que me encuentro, “Rubicon”. Y el adjetivo “perfecto” aquí no es ni mucho menos gratuito, sino que se ajusta como un guante a la serie protagonizada por Danes. Todo funciona en “Homeland”, todo es como debe ser, nada chirría ni está fuera de lugar, no hay sitio para los excesos pero tampoco encontramos carencias, y todas sus piezas, a nivel de guión, realización y sobre todo, interpretación, conforman una maquinaria infalible que nos ha regalado, al menos, una primera temporada impecable.

No encontramos por tanto en “Homeland” esos momentos “WTF!” o, mejor dicho, “¡Venga ya!” que hacían tan agotadora e inverosímil, cuando no absurda, “24”. Y retoma lo mejor de la fallecida “Rubicon” evitando todo aquello que la condenó a una muerte prematura. La serie de AMC era extraordinaria, pero su punto fuerte, aquello que la hizo especial y cautivadora, evitó que muchos comulgasen con su propuesta. “Rubicon” tenía una poderosa trama de espionaje de fondo, con más de un punto en común precisamente con la serie de Gordon y Gansa, pero era en cambio pausada, lenta, hermética, sombría y poblada de personajes grises, que pasean sus vidas grises mientras intentan salvar el mundo desde sus oficinas grises. Había que tener paciencia con ella, y digerirla lentamente, para no mandarla a tomar por saco. Yo fui de los que abrazaron la causa y me dolió su cancelación, pero no por ello dejé de entenderla.

“Homeland”, que es lo que nos ocupa, nos presenta ya desde el minuto uno una trama que engancha, con un capítulo piloto redondo. Los guionistas consiguen además mantener el pulso de forma modélica a lo largo de sus doce capítulos, firmando una primera temporada sin fisuras, impoluta narrativamente hablando, muy valiente y que deja además las puertas abiertas a una continuación que, por qué no, podría seguir siendo igual de buena. Está además filmada con gusto y eficacia, y adornada con una elegante música en clave de jazz que a veces subyuga y otras, cuando debe hacerlo, saca de quicio.

Hablemos de su reparto. Palabras mayores. Claire Danes se llevó de calle un merecido Globo de Oro por un personaje dificilísimo que ella maneja con maestría y sutileza, hasta las últimas consecuencias. A su Carrie Mathison a veces dan ganas de abrazarla y otras de darle dos hostias, pero al final acabamos rendidos a sus pies y no podemos dejar de admirarla y compadecerla, al mismo tiempo. El reverso de la moneda es un gran Damian Lewis en la piel de Nicholas Brody, uno de los personajes más inquietantes (vale, es pelirrojo, así que tiene parte del trabajo hecho) y ambiguos de la televisión reciente. “Homeland” durará lo que pueda hacerlo Brody soportando el peso de la trama, aunque materia prima para al menos una buena segunda temporada hay de sobra.

El reparto secundario lo encabeza una Morena Baccarin que pone su turbadora belleza al servicio de otro papel muy complicado, el de Jessica Brody, y lo saca adelante con nota. Sus hijos en la ficción, interpretados por Morgan Saylor y Jackson Pace, cumplen con lo que les toca a la perfección y están siempre donde deben estar. Diego Klattenhoff da vida a Mike Faber, al final el único inocente y puramente bueno de la función, mientras que la cuota de personajes odiosos corre de la cuenta de Jamey Sheridan y David Harewood. Pero si tenemos que quitarnos el sombrero ante alguien es ante Mandy Patinkin, uno de esos sólidos veteranos que nos ha regalado un estricto pero entrañable Saul Berenson, superior y mentor de la protagonista, al que todo su tiempo en pantalla nos ha sabido a poco.

Todos estos ingredientes estarán, si no mejorados, al menos no devaluados en una segunda temporada que llegará previsiblemente en octubre de 2012. Tienen tiempo de sobra, pero no se descuiden y hagan sus deberes para entonces. Les aseguro que no querrán quedarse descolgados y al margen del que será, seguro, uno de los regresos más sonados del año.

Anuncios
16 comentarios leave one →
  1. Lamu permalink
    21/02/2012 14:38

    Completamente de acuerdo en todo. No he visto “Rubicon”, pero con todo lo demás has transformado en palabras mis pensamientos (y sensaciones): muy “24”, pero sin fantasmadas; todo creíble, todo lógico y, aún así, con sitio para la sorpresa (algo realmente valioso cuando has visto taaaaaantas series, y a Loranca pongo por testigo que es difícil pillarme desprevenida); con una excelente Claire Danes y un Damian Lewis del que no sabes qué pensar al principio (“¿es bueno o sólo le acompaña el físico?”), pero ante el cual terminas rindiéndote: ES BUENO… Y Mandy (yo ya le llamo Mandy, es como si fuese mi tío) hace un papel parecido al Gideon de “Mentes Criminales”, pero aún mejor.

    Un 10. La primera serie que veo en mucho tiempo que me gusta tanto.

    • Rodrigo Martín permalink*
      22/02/2012 0:12

      Un gustazo tenerla por aquí, señorita! Pues sí, habrá que juzgar la serie en su totalidad cuando esté completa, hagan dos, tres o cuatro temporadas (espero que no tantas), pero de momento la primera temporada ha sido para enmarcar, y eso ya queda para la posteridad.

      Gema también se está volviendo pelín exigente con las series y “Homeland” la ha abducido.

      Un beso y nos vemos!

  2. 21/02/2012 18:02

    Muy buena serie, gran primera temporada y enorme piloto.

    Buena crítica, Rodrigo, aunque (en mi opinión) esta serie también contó con su momento “¡¡Venga ya!!”…basta recordar cierto ‘affair’ totalmente imposible en la vida real. (Prefiero no dar más detalles…porque me niego a poner avisos de spoilers en mi comentario).
    En cualquier caso, cuenta con muchísimos alicientes y apenas detalles que se puedan salir del guión.

    Respecto a la segunda temporada, yo no tengo tan claro la materia prima que tienen para desarrollarla. En la primera temporada había muchas historias entrecruzadas (la vida personal de Mandy, la vida paralela de Jessica, conocer el pasado cautivo de Brody, los entresijos dentro de la CIA y un largo etc…); pero muchas de estas historias ya están resueltas definitivamente y no tienen muchas posibilidades de que se retomen en la segunda temporada. Es cierto que Brody comienza una vida profesional en “un área” que dará mucho juego…pero su “misión” ha cambiado, ya no es la misma que en la primera temporada. Veremos…

    Espero con ganas una macro-crítica de la que, para mí, es la mejor serie del último lustro:
    La enorme “Breaking Bad”.

    Un saludo.
    ALFA.

    • Rodrigo Martín permalink*
      22/02/2012 0:39

      Hola, Alfa, encantado de tenerte por aquí!

      Sí, a mí también me chirrió, o me descuadró ese “affair” al que te refieres, aunque creo que hasta eso acaba justificándolo al final el comportamiento, o la “condición” de cierto personaje, ya sabes.

      Mi confianza en la segunda temporada reside sobre todo en mi confianza en los guionistas. Yo tengo el convencimiento de que nos han llevado exactamente hasta donde querían llevarnos y como querían llevarnos, guardándose además en la chistera lo que está por venir. Creo que saben muy bien lo que quieren hacer. Si han improvisado y se han sacado de la manga un final abierto a una continuación sobre la marcha, tras el éxito de la serie, pues ole sus huevos porque ha parecido todo lo contrario!

      No, creo que no tendremos otro “caso Prison Break”, o rezo por ello. Es cierto que Carrie y Brody partirán ambos, respectivamente, en escenarios completamente nuevos, pero eso al menos nos garantizará que, sea mejor o peor, al menos la temporada no será un calco de la anterior.

      Y lo de “Breaking Bad”, pues no te preocupes porque está al llegar. Yo, casi me avergüenza decirlo, me he sumergido muy recientemente en las feas calles de Albuquerque, pero ahí tenemos al experto Jorge dispuesto a daros vuestra dosis.

      Un abrazo y sigue por aquí, amigo!

  3. Jaycee permalink
    21/02/2012 22:24

    Homeland es, junto a Game of thrones, la mejor serie de 2011. Acepto la mayoría de la crítica de Rodrax, más ortodoxa y menos brillante que la de The Walking Dead pero acertada de todos modos. Eso sí, no acepto la velada crítica a 24. Aquella fue una serie irrepetible. Sus dos primeras temporadas no tienen parangón en la televisión de este planeta. Aquellas fueron un ejercicio de orfebrería prácticamente imposible de igualar. 24 rompió moldes televisivos desde un punto de vista narrativo. Los que vimos la primera temporada “en vivo” asistimos al nacimiento de algo que no se había visto nunca antes. Resistió a gran nivel hasta la cuarta temporada y sobrevivió cuatro más a lomos del mejor personaje de la década: Jack Bauer.
    Homeland tiene ese aroma a 24 porque Gordon, Gansa y Johanssen parieron la serie (sobre todo Gordon que tras los creadores Cochran y Surnow fue quien más guiones firmó) Los dos últimos además hicieron la beca escribiendo en Expediente X, otra de las que debería aparecer por el Cadillac, aprendiendo de maestros de escritura televisiva como Chris Carter, Frank Spotnitz o Vince Gilligan) No podía salir sino esta pedazo de serie con ese talento desparramado por los guiones y la producción de Showtime.
    Creo sinceramente que hay material para una segunda temporada a muy bien nivel. Hay cartas todavía sin jugar. Quien haya visto 24 sabrá de lo que son capaces estos tíos.
    A mí me ha impresionado. Es muy firme y madura. Además de estar mejor resuelta que The Killing, otra maravillosa serie que malogran por no saber cómo cerrarla. Una lástima.
    El Cadillac va a tope. Me gusta, se está cómodo aunque ya conocéis mi preferencia por los coches alemanes. Ingoldstadt o Múnich, me da igual pero alemanes. Aguantaremos la suspensión dura del Cadillac.

    • Rodrigo Martín permalink*
      22/02/2012 0:27

      Sabía que las veladas pegas a “24” tocarían las narices a alguien. Bueno, en concreto, estaba convencido de que tocarían las tuyas!

      A ver, yo me vi las tres primeras temporadas y me moló. Las dos primeras, como tú señalas, sobre todo. Y Jack Bauer es el p**o amo, no te lo discuto. Pero dije, ya no más. Creo que llegué hasta el punto máximo que podía tolerar, que por mucha serie que sea, en 24 horas no te da tiempo a desmantelar no uno, sino 16 planes terroristas alternativos, ir a México y volver, rescatar de nuevo al putón de tu hija por enésima vez (para que la vuelvan a secuestrar dos capítulos más tarde, que vienen a ser un par de horas), morir, revivir y desengancharte de las drogas. Pero ya he dicho que me moló, no?

      A mí cada vez me dan más pereza las series con temporadas de veintitantos capítulos. Últimamente se lo he tolerado a “Fringe” y ya está. Y a “How I met your mother”, pero eso es otro rollo. Con tantos capítulos tienes que pagar el peaje de algunos capítulos de relleno, insulsos y totalmente prescindibles. Siempre. Hasta con las mejores series. 12, 13 capítulos es la duración perfecta para una temporada. HBO, Showtime, AMC y FX (menos prestigiosa, pero en donde están las maravillosas “Sons of Anarchy” y “Justified”) no tienen por casualidad las mejores series.

      Tengo fe en una buena segunda temporada de “Homeland”. Y bienvenido al Cadillac. Estamos encantados de llevarte a bordo, aunque sabemos que eso signifique que nos tocarás (un poquillo) los huevos…

      Un abrazo!

  4. LovingSeasons permalink
    27/03/2012 18:19

    Rubicon es una de las mejores series que ha habido en TV en los últimos años. Su vil asesinato fue un error absoluto… En el futuro, habrá secuelas.. televisivas, claro

    • Rodrigo Martín permalink*
      28/03/2012 14:58

      Hola, LovingSeasons, gracias por pasarte por aquí. A mí “Rubicon” me fascinó, pero es una serie que me costaría recomendar a todo el mundo, pues no es fácil entrar en su gris y claustrofóbico escenario… pero una vez que lo has hecho, te das cuenta de lo maravillosa que es. “Homeland”, a su manera, podría ser una secuela de la llorada serie de AMC, aunque orientada a un público más amplio.

      Un saludo!

  5. Tamara de Lempicka permalink
    07/04/2012 3:16

    Hola chicos del Cadillac! He visto la serie esta Semana Santa del tirón. No es una serie a la que yo a priori me hubiera acercado de motu propio, no es mi estilo de serie, pero me ha sorprendido muy gratamente. Es excelente y engancha! La factura es impecable, el guión brillante -mantiene la intriga y la tensión de forma muy lograda- y los actores están fantásticos, cada uno en su justa medida y en su papel. Tan bien están que no sabes si empatizar o no con ellos; si matar a Carrie – el personaje llega a desquiciar – o darle un abrazo y la pastillita de rigor, o si delatar a Brody o simplemente darle una oportunidad esperando un giro milagroso (tengo la intuición de que en la 2ª temporada se descubrirá que todo no es lo que parece, o eso creo ;-) Esperaremos entonces hasta octubre!

    • Rodrigo Martín permalink*
      09/04/2012 10:42

      Hola, Tamara, bienvenida de nuevo! No conozco, hasta ahora, a nadie que haya visto la serie y no le parezca estupenda… La única duda que creo que tenemos todos es si mantendrá su excelente nivel en la segunda temporada, pero lo que está claro es que estaremos todos pegados a nuestras pantallas (y ordenadores) en octubre para comprobarlo. Yo creo que tienen ingredientes para seguir ofreciéndonos una historia muy pero que muy interesante, ya que como bien dices una de las mejores virtudes de la serie es la ambigüedad de los personajes, o esa personalidad poliédrica tan lograda y tan creíble que los hace tan atractivos.

      Un abrazo!

Trackbacks

  1. “Breaking Bad”, adictos al cristal azul « El Cadillac Negro
  2. La terrorífica (y delirante) coctelera de “American Horror Story” « El Cadillac Negro
  3. “Weeds”, el colocón más largo « El Cadillac Negro
  4. “Homeland” is back in the game! « El Cadillac Negro
  5. “Homeland”, rozando la excelencia « El Cadillac Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: