Skip to content
Anuncios

“True Detective”: respondiendo a las preguntas correctas

16/01/2014

True Detective

(ALERTA SPOILER: Revela algunos detalles –muy pocos– de la trama del primer capítulo de la serie, “The Long Bright Dark”)

Los que nos dedicamos a escribir sobre esto de las series, y lo hacemos porque somos, ante todo, espectadores compulsivos, tenemos una serie de costumbres, hábitos, manías y rituales que todos cumplimos siempre y sin excepción, lo que nos convirtierte en una raza bastante reconocible y homogénea. Recientemente hemos dado prueba de ello entregándoos, un blog tras otro, nuestras listas con nuestras favoritas del pasado curso, una cita a la que a nadie se le ha ocurrido faltar. Otra de las cosas que más nos define es que siempre estamos obsesionados con proveernos de más madera, más combustible, más material con el que llenar nuestra ya de por sí petadísima agenda seriéfila, ávidos de lanzarnos sobre los estrenos más atractivos de cada nueva temporada televisiva, y en búsqueda permanente de esa próxima joya, de esa ‘next big thing’ que todo el mundo verá, de la que todos hablarán, sobre la que todos escribirán y nosotros no podremos permitirnos quedarnos al margen. Porque además en esto suma puntos, y mola colgarse medallas, si has estado ahí desde el principio, y no te has subido al carro cuando el ‘boom’ ya era imparable. Creo que no me equivoco si digo que, en este sentido, eran muy pocos los que no tenían puestos sus ojos desde hace meses en “True Detective”, llamada, casi obligada a ser una de las grandes series de 2014. Motivos para esperarla como agua de mayo, ya solamente sobre el papel, teníamos de sobra, pero además la atractivísima campaña promocional llevada a cabo por la HBO no hizo más que engordar nuestra hambre y sí, lo diré, el ‘hype’, hasta extremos monumentales.

En este caso, además, las circunstancias actuales hacen que a “True Detective” no sólo le pidamos que sea buena, sino que le exijamos, le imploremos, que sea condenadamente magnífica. Porque, por mucho que desde aquí hayamos defendido que la Edad de Oro de las Series está lejos de agotarse, y aún siguen surgiendo cada año algunas que se encargan de demostrarlo, no podemos negar que nos recorre una cierta inquietud al ser conscientes de que el año pasado dijimos adiós a una de las mejores cosas que le han ocurrido en toda su historia a la televisión, “Breaking Bad”, y hace sólo un par de semanas también se despidió esa maravilla llamada “Treme”, y a “Mad Men” le queda sólo una temporada, aunque nos la dividan en dos años, y ahora nos enteramos de que en 2014 también cerrarán sus puertas “Boardwalk Empire” y “The Newsroom”, sumándose al ‘the end’ de “Sons of Anarchy’ o “Californication”, y de que la sexta temporada de “Justified” será la última… Todas son, en mayor o menor medida, por unos u otros motivos, insustituibles. En cualquier caso, vean la lista con nuestras 13 de 2013 y comprendan nuestra desazón. Sí, necesitamos urgentemente grandes series que algún día ocupen ese vacío, que nos sigan alegrando la vida cada noche (sin más, pues de eso se trata) y, por qué no, que dentro de unos años no desentonen en nuestras estanterías al lado de los packs de “Twin Peaks”, “Los Soprano”, “The Wire”, “A dos metros bajo tierra”, “Deadwood”, “Roma”, “Perdidos” o algunas de las antes mencionadas. ¿Será “True Detective” una de nuestras salvadoras? ¿Hacemos bien depositando tantas esperanzas en ella? Ahora bien… ¿estamos haciéndonos las preguntas correctas?

True Detective Opening Titles 1

Como decía, es lógico que en cuanto tuvimos conocimiento del proyecto nuestras expectativas se pusiesen, irremediablemente, por las nubes. En primer lugar, por la marca: HBO. Un sello asociado de forma inmediata y sin discusión alguna a la CALIDAD (sí, con mayúsculas), y muy merecidamente. Aunque en los últimos tiempos, por suerte para nosotros, la cadena por cable ya no tenga la exclusiva de la excelencia, y ahí estén AMC, Showtime o FX empeñadas en batirse el cobre con ella año tras año, HBO continúa siendo La Reina, y así cada una de sus grandes apuestas seguirá siendo recibida siempre como un acontecimiento. En segundo lugar, por la pareja protagonista, dos estrellas cinematográficas de la talla de Matthew McConaughey y Woody Harrelson, dos de los tipos con mayor carisma y más en forma del panorama actual (¡quién nos lo iba a decir hace diez añitos!). Especialmente el primero, en absoluto estado de gracia, olvidados ya los tiempos en que era carne de tontas comedietas románticas e insulsas cintas de aventuras, entregando ahora una interpretación memorable tras otra en reputadas producciones, con un flamante Globo de Oro debajo del brazo por su papel protagonista en “Dallas Buyers Club” y favorito en la carrera para los Oscar. Y lo que vendrá. Ver los nombres de McConaughey y Harrelson asociados a un proyecto televisivo y no precisamente en las horas más bajas de sus carreras, sino todo lo contrario, suponía toda una sorpresa y, en cierta manera, también la garantía de que necesariamente teníamos que estar ante algo que merecería mucho la pena.

True Detective Opening Titles 2

A muchos nos atrajo también al instante el género y la propuesta (¿Thriller policial? ¿Asesino(s) en serie? Uno nunca se cansa de esas cosas… ¡Lo compro!). Y los trailers, teasers e imágenes promocionales que nos fue endosando la cadena ya nos mataron. Pero ahí no se acaban las buenas vibraciones con “True Detective”. El creador de la serie es Nic Pizzolatto, un nombre que no nos suena de nada porque es un joven escritor con dos (muy galardonados) libros editados, la colección de relatos “Between Here And The Yellow Sea” (2006) y la novela “Galveston” (2010), y sin mayor experiencia previa como guionista más allá de haber participado en un par de episodios de “The Killing”. Que la HBO se la juegue dándole el puesto de ‘showrunner’ en uno de sus proyectos más ambiciosos en años a un tipo como Pizzolatto, que además ha escrito en solitario los ocho capítulos de la serie, que muestre tan claramente que apuesta por los jóvenes talentos, no deja de ser una excelente noticia. Lejos quedan ya los tiempos en los que la cadena vivía en la gloria acunada en los brazos de los tres Davids: David Simon parece un tanto desencantado tras “Treme” y dice ahora que no sabe si seguirá haciendo televisión, David Chase no ha querido saber nada del medio desde el fundido en negro de “Los Soprano” y David Milch se ha pegado dos batacazos con “John From Cincinnati” y “Luck”. También en eso necesitamos savia fresca. Y la HBO, aún en un registro totalmente diferente, parece empeñada con Pizzolatto en repetir la jugada que tan bien le salió con Lena Dunham.

True Detective Opening Titles 3

Otro detalle: en lugar de haber buscado entre su, excelente por otra parte, nómina de realizadores habituales (Tim Van Patten, Ed Bianchi, Jeremy Podeswa, Allen Coulter, Alan Taylor…) en la misma línea iría la decisión de haber sentado en la silla de director, y además también en todos y cada uno de los episodios, al californiano Cary Fukunaga, de 36 años, sin experiencia en televisión y con sólo dos películas en su currículum, “Sin nombre” (2009) y la muy estimable (la única que he visto y la única que puedo juzgar) “Jane Eyre” (2011). Un único guionista y un único realizador, otra cosa totalmente inusual, que darán así mucha más consistencia, empaque y uniformidad a una temporada cuya duración también se sale de los cánones establecidos, con ocho capítulos, a medio camino entre los diez o doce que suele encargar la HBO a sus producciones y los seis de las series británicas. Todo resulta excepcional en “True Detective” antes incluso de empezar la partida, también esa promesa de que la historia se resolverá y atará todos sus cabos este año y, en caso de que tengamos una segunda temporada, será ya con otros intérpretes y una nueva trama completamente distinta. Bueno, en eso se parece a “American Horror Story”, pero ya me entendéis.

True Detective Opening Titles 4

Ahora es cuando llegamos a “The Long Bright Dark”, su primer capítulo (me niego a decir en este caso piloto), y algunos, los que hayáis conseguido aguantar hasta aquí, me diréis si era necesario que os soltara semejante tostón. Puede que sí, puede que no. Pero si lo he considerado oportuno ha sido porque, creo, no estaremos en condiciones de juzgar “True Detective” como se merece si no nos hacemos «las putas preguntas correctas», parafraseando al personaje de McConaughey al final del episodio. Y para ello debemos darnos cuenta de que estamos ante una serie, por su propia condición y naturaleza, radicalmente insólita, única en su especie, una ‘rara avis’ que si está destinada a perdurar o incluso a marcar una época lo hará a su manera, pues muchas de las reglas que le hemos aplicado a Las Más Grandes, con ella es muy probable que no funcionen.

True Detective Opening Titles 5

De entrada, podemos decir que el envoltorio es precioso, de absoluto lujo, como no podía ser de otra forma. Marca de la casa. Pura HBO. Los títulos de crédito, con el tema “Far From Any Road” de The Handsome Family, son sencillamente antológicos. De la banda sonora de la serie se encarga nada más y nada menos que T Bone Burnett, una institución del country y el rock americano. La fotografía, su factura técnica, su ambientación, su atmósfera, es apabullante, en otros tiempos hubiésemos dicho que propia de la mejor producción cinematográfica si la televisión, más concretamente esta cadena en cuestión, no nos hubiese acostumbrado en los últimos años a productos semejantes. Aunque quizás en esta ocasión se hayan superado. La dirección de Fukunaga es impecable, con algunos planos bellísimos y unas cuantas secuencias para enmarcar. Y la estructura del capítulo, con continuos saltos en el tiempo entre el momento de las entrevistas a los dos protagonistas (2012) y el inicio del caso (1995), algo que imaginamos que se mantendrá durante toda la temporada, funciona a la perfección. De hecho, es el gran hallazgo de “True Detective”. Las series de la HBO acostumbran a exigirle paciencia al espectador, suelen ir cociéndose a fuego lento y construyéndose sin prisas pero de forma muy sólida, y ésta no parece la excepción, pero con el añadido de que aquí, más que nunca, estamos obligados a ir recomponiendo un rompecabezas del que, de momento, nos han dado muy poquitas piezas, y muy deslavazadas. Aunque suficientes para intuir que el resultado final puede ser algo fascinante. Y jodidamente sórdido.

True Detective Opening Titles 6

Pero nada de lo anterior se sostendría si no fuese por sus intérpretes, que aguantan sobre sus hombros casi todo el peso de este complejísimo entramado. McConaughey y Harrelson dan vida respectivamente a Rust Cohle y Martin Hart, dos detectives de Louisiana, compañeros pero no amigos, de personalidades radicalmente opuestas, enfrentados a un caso que sabemos que de algún modo les dejó unas secuelas considerables y acabó destruyendo su relación. Y quizás muchísimo más. A la complejidad de tener que hacer evolucionar a unos personajes en pantalla, algo a lo que todo actor debe estar acostumbrado, se suma en esta ocasión el reto de tener que interpretarlos en momentos de sus vidas en los que, tanto física como mentalmente, casi parecen caracteres distintos. Sobre todo en el caso de McConaughey, que teniendo el rol más complejo, pero también más jugoso, y pese a estar rodeado de unos compañeros de reparto a los que no se les puede reprochar nada, es el putísimo amo y señor de la función. Un verdadero prodigio. Ya hay quien le quiere dar el Emmy y todos los premios habidos y por haber por su encarnación (o encarnaciones) de Cohle, alias ‘The Tax Man’, y sólo hemos visto una hora de las ocho en total que tendrá “True Detective”. ¿Y sabéis una cosa? A mí no me parece tan descabellado. Y me estremezco sólo con pensar lo que aún tenemos por delante.

True Detective Opening Titles 7

Cohle y Hart son un verdadero regalo de Pizzolatto para sus intérpretes y para nosotros los espectadores, con algunos diálogos impagables, y dos personalidades perfectamente definidas y modélicamente mostradas ya en sus primeros minutos. Uno es un genio torturado y asocial, con el alma emponzoñada por el dolor y una muy frágil estabilidad mental, y el otro intenta venderse como un tipo normal, eficaz profesional y marido y padre de familia modélico, aunque no resulta difícil intuir que hay no poca oscuridad (y mierda) detrás de esa fachada. Si algo se puede reprochar a la serie es que, precisamente, los dos personajes son tan potentes que de momento apenas han dejado espacio para nada más, salvo unas pinceladas con las que hemos conocido a Maggie (Michelle Monaghan), la esposa de Hart, pero supongo que estábamos en el primer acto y era lo que tocaba, y aún tenemos tiempo de sobra. En cualquier caso, si algo garantiza la fórmula de “True Detective” es que, con ocho capítulos que irán al grano y no se guardarán nada, se puede exprimir la historia y a sus personajes al máximo, no hay necesidad de hacer cábalas ni escatimar esfuerzos en función de, o esclavos de, la planificación de futuras temporadas. Seguro que todos tenéis una lista con esas series que pensáis que nunca deberían haber sobrevivido más allá de su primer año en antena. O recordáis algún personaje cojonudo que, con el tiempo, se fue desvirtuando y acabó convertido en una sombra de lo que fue. Pues eso, aquí, no sucederá. Sin ir más lejos, no parece Cohle un tipo con el que podríamos convivir durante tres o cuatro temporadas. Acabaríamos todos tan hechos polvo como él. Pero al menos por el momento, un servidor ya está contando los días para volver a reencontrarse con él. Sí, amigos, “True Detective” me tiene totalmente ganado para su causa. Y veo que somos legión.

True Detective Opening Titles 8

Dentro de menos de dos meses, el próximo 9 de marzo, ya estaremos en condiciones de juzgar la serie en su totalidad, y lógicamente con muchísimas más bases que ahora. Quizás para entonces se haya desinflado algo nuestro entusiasmo, o estemos profundamente decepcionados. O puede suceder todo lo contrario, estemos celebrando que hemos visto algo portentoso y extraordinario y además tenga ya garantizada una segunda temporada. Ojalá suceda esto último, pero aún en ese supuesto, seguiremos sin poder responder, por mucho que algunos se empeñen, a las preguntas de si “True Detective” está llamada a reinar durante los próximos años, o si será capaz de llenar el hueco que dejarán en nuestros corazones en breve algunas de nuestras series favoritas. Cada temporada será una incógnita, estará obligada a reinventarse y siempre cabe la posibilidad de que una nueva trama no nos enganche, o no conectemos con un elenco distinto, o simplemente por comparación una entrega salga muy devaluada con respecto a otra. Y además, por mucho que puedan llegar a marcarnos sus historias y personajes, jamás podrán crecer y llegar a calarnos tan hondo como sí lo han hecho Walter White, Don Draper, Jax Teller, Raylan Givens o Hank Moody, por citar sólo unos pocos, por razones obvias. No, “True Detective” es otra cosa, nunca nos habíamos encontrado antes con nada parecido, y ahí puede residir precisamente su grandeza. Pero no debemos exigirle que sea (aún) lo que no puede ser. Así que olvidémonos por el momento de otros rollos y hagámonos la única pregunta que, con lo poco (y mucho) que ya hemos visto y sabemos de ella, estamos ahora en condiciones de responder: ¿mola y merece la pena “True Detective”? JODER, SÍ.

·

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. 16/01/2014 20:51

    De entrada son buenas las sensaciones. Interesante, bien interpretada y con una perspectiva para el futuro inmejorable. No sé qué le ha pasado a Matthew McConaughey, pero desde “Mud” que lo veo con otros ojos.

  2. 16/01/2014 21:33

    Pues sí que se vislumbra un futuro incierto cuando en menos de año y medio nos quedemos sin Justified, Sons of Anarchy, Boardwalk Empire…yo también ando desesperada intentando descubrir algo que llene el vacío que estas joyas dejarán al acabar, y aunque estrenan algunas que tienen potencial, por ahora no hay mucha esperanza. Sí, algunas están bien, incluso muy bien, como es el caso de True Detective, pero por ahora nada se acerca al nivel de las grandes. Espero equivocarme con alguna.

    De todas maneras, True Detective también me ha atrapado con su primer capítulo, y aunque hasta ahora consideraba a Matthew McConaughey como un actor normalito, es verdad que aquí está tremendo. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices, creo que esta serie (o por lo menos esta temporada) nos hará disfrutar mucho.

    Por cierto, te has dejado a Al Swearengen en tu listado de personajes míticos! :p Y espero que pronto añadas a Vic Mackey ;)

  3. Iker permalink
    20/01/2014 16:20

    Desde que vi el primer adelanto me pareció que esta serie tenía pinta de ser algo especial. Tendré que esperar para disfrutarla porque compro las series en dvd-por cierto, cada vez más caros, como casi todo-y me calzo un montón de capítulos seguidos. Sin ir más lejos, me he terminado la tercera temporada de “Justified” en un suspiro.

    Una pregunta: ¿Vosotros revisais vuestras series preferidas o una vez vistas no las volvéis a sacar del estuche?

  4. Jose permalink
    21/01/2014 16:37

    Alucinante, solo puedo decir eso.
    Hacía años que no me enganchaba tanto a algo, fue ver el primer capítulo y quedar asombrado. Estar esperando toda la semana para ver el segundo, y poder confirmar lo que había visto en el primero. Es todo: la historia, el juego con los tiempos, la fotografía con esa atmósfera de Lousiana, la música, y sobre todo las interpretaciones. Lo de Matthew Mcconaughey es de escándalo. Y lo mejor de todo creo que es lo que queda por llegar. Y visto lo visto, y en mi opinión, la duración va a ser óptica, sin necesidad de secuelas alargando la misma trama y personajes.
    Perderse esta serie debería ser delito.

  5. Mafer permalink
    23/01/2014 21:02

    El primer capitulo fue simplemente alucinante, este par de Detectives entraron con el pie derecho el personaje de Matthew fue el que sin duda me inquieto más, es un tipo serio pero me parece muy perspicaz.

  6. Tamara de Lempicka permalink
    02/02/2014 1:35

    Yo he dejado pasar unos capítulos antes de aventurarme a decir lo que ya se intuía desde el primero, y que con el tercero ya emitido se ha confirmado: esta serie es una de las citas obligadas e ineludibles de 2014 para todos aquellos que buscan la excelencia en sus pantallas, un “must see”.

    Interpretaciones memorables, un guión excelente, un suspense oscuro y turbador, y unos diálogos que te dejan flipando. Y es que cada vez más parece que la trama principal no es más que es un puro ‘mcguffin’ para desenterrar lo más profundo, desdichado y oscuro de estos atípicos y antagónicos policías, Rust Cohle y Martin Hart.

    Los actores que los interpretan están fantásticos: Woody Harrelson, sensacional y muy convincente en su papel de sureño familiar, tradicional y apegado a las normas, pero es que McConaughey se come la pantalla en su papel de ‘outsider’, arrasa con lo que tiene alrededor en un rol absolutamente arriesgado y dual (el Cohle del pasado y el futuro parecen dos personas completamente distintas), aunque creo que Harrelson le aguanta bien el pulso. Las chicas están en un muy segundo plano, pero para Michelle Monaghan también creo que es su mejor papel, y ya se empieza a vislumbrar que todavía lo mejor está por llegar.

    Yo sólo me pregunto (como el resto supongo) dónde tenía Matthew escondidas semejante profundidad y riqueza interpretativas cuando hacia las comedietas esas con las que se ganó el desdén de casi todos, incluso de sus propios compañeros de profesión me atrevo a decir. Pero es que de un tiempo a esta parte se ha dedicado básicamente a callar bocas, incluida la mía, y que no nos quede más que admiración y asombro al verle trabajar.

    Al respecto, ha afirmado que el nacimiento de su primer hijo provocó en él un antes y un después, y que como se lo podía permitir -es lo que tiene ganar millones haciendo el chorra- se concedió unos años sabáticos para pensar qué estaba haciendo y qué quería hacer en realidad, y está claro que le sirvió ¡y de qué manera!

    Pues nada, a la espera de que llegue a las carteleras ‘Dallas Buyers Club’, en otro papel arriesgadísimo por el que se está llevando todos los premios de la temporada, le seguiremos viendo inmenso capítulo tras capítulo en esta pedazo de serie.

    Saludos a todos!

    PD: Respondiendo a Iker, hola otra vez!

    Yo sí me reviso mis series favoritas cada cierto tiempo, aunque también es verdad que con la cada vez mayor oferta de excelentes series que hay, sumado a las continuas recomendaciones que nos hacen por ejemplo nuestros amigos del Cadillac y al poco tiempo que a veces nos queda de nuestra ajetreada vida, se me acumula el trabajo, y cada vez me es más difícil :)

  7. Lucas permalink
    28/02/2014 18:57

    Tu nota le hace honor a la serie, muy buena.

Trackbacks

  1. “American Horror Story: Coven”: cosas de brujas | El Cadillac Negro
  2. “True Detective”: lejos de toda carretera | El Cadillac Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: