Skip to content
Anuncios

“Juego de tronos”: la gran masacre

17/06/2014

Game of Thrones - Season 4 - Daenerys

(ALERTA SPOILER: Prohibido leer –y cuidadito con las fotos– sin haber visto hasta el último episodio de la cuarta temporada de la serie, “The Children”)

Escribía hace ahora diez semanas, con motivo del estreno de la cuarta temporada de “Juego de tronos”, que la serie estrella de la HBO mantuvo, durante sus tres primeros años en antena, un «patrón infalible y eficacísimo» que, curso tras curso, se repitió «con una precisión asombrosa»: una ‘premiere’ que colocaba de nuevo las piezas sobre el tablero e introducía a los nuevos jugadores, unos capítulos que iban cociendo la temporada a fuego lento, un ‘highlight’ descollante en el noveno y penúltimo episodio y una ‘season finale’ que recogía todas las piezas y solía cerrar la función con un ‘cliffhanger’ de manual. Muchos no tardaron en hacerme ver que, este año, la cosa sería diferente. Que el material del tercer libro, “Tormenta de espadas”, que se había quedado fuera de su tercera entrega nos garantizaba unos cuantos eventos apoteósicos diseminados sin piedad a lo largo de sus diez capítulos. No tuvimos que esperar nada para confirmar que esto era cierto: “The Lion and the Rose”, emitido una semana después y escrito por el propio George R. R. Martin, se convertiría de inmediato en uno de los momentos álgidos en lo que llevábamos de serie. Y dejó una vez más a sus millones de espectadores con la boca abierta, las manos en la cabeza y alguna lagrimilla asomando por sus ojos… aunque esta vez, para variar, era la alegría desmedida y la euforia, y no el abatimiento y la incredulidad, las que sacudían a todos sus seguidores. Y si ESO sucedía ya en su segundo episodio…

Desde ese momento, la máxima de esta cuarta temporada de “Juego de tronos” no ha sido otra que sumar y sumar, y llegar más y más lejos. También se ha traducido en el entusiasmo que ha seguido levantando semana tras semana en las redes sociales, que son el mejor vehículo para medir el pulso de la actualidad, y en un incremento imparable de su audiencia en EE.UU, por lo que suponemos que también, de forma legal o no tanto, en el resto del mundo. Lo habitual en las series (por cable) que en los últimos tiempos han reventado audímetros, como “The Walking Dead”, “Breaking Bad” o “True Detective”, suele ser alcanzar un pico de espectadores con motivo del primer capítulo de cada temporada, mantener una audiencia más que decente durante el transcurso de la misma y volver a sumar un nuevo récord, en ocasiones estratosférico, en su despedida. Con “Juego de tronos”, que este año se estrenó con una extraordinaria cifra de 6,64 millones de espectadores y se ha despedido con 7,10 millones, las cifras no han hecho más que crecer cada semana. Su récord, de hecho, lo estableció el séptimo capítulo, “Mockingbird”, con 7,20 millones, 5 más que los que sumó el estreno de la serie en abril de 2011. Con dos temporadas más garantizadas oficialmente por la HBO, aunque sabemos que aguantará todas las que quiera mientras David Benioff y D. B. Weiss tengan material suficiente, y de calidad, sobre la mesa (de nuevo todas las miradas vuelven a apuntar a Martin), “Juego de tronos” es hoy por hoy totalmente imbatible. Y parece dispuesta a seguir engordando el botín.

Game of Thrones - Season 4 - Joffrey

La muerte de Joffrey. La agónica, dolorosa, repugnante muerte del hijodelasmilperras de Joffrey Baratheon/Lannister. Aunque ya os dejé el pertinente e inevitable vídeo de reacciones a la Boda Púrpura en el post “Juego de tronos”, juego de frikis, no me resisto a invitaros a que volváis a echarle un vistazo aquí. Miles, millones de personas, supongo que la mayoría de ellas de bien, celebrando y jaleando la muerte de un crío de 13 años. Eso sólo lo consigue, espero, un fenómeno como “Juego de tronos”. Y es que no sólo de muertes hemos vivido esta temporada pero… vaya festín nos hemos pegado. Menuda masacre. Es cierto que no se ha inventado nada, pues cargarse a un personaje importante en una serie siempre ha sido una jugada a la que han recurrido los guionistas, con mayor o menor fortuna, obligados por las circunstancias o por exigencias del argumento, a lo largo de la historia. Pero en los últimos tiempos no solamente parecen haberle perdido el miedo, sino que diría que hasta están abusando de ello. Incluso cuando no tiene el más puto sentido, como en el caso reciente de una sitcom cuyo nombre no mencionaré por aquello de los spoilers, aunque los que me leáis con asiduidad recordaréis mi monumental cabreo. Me atrevo a asegurar que esta plaga de impactantes defunciones que azota el panorama seriéfilo actual tiene su origen, en gran medida, en “Juego de tronos”. Hasta ahí creo que alcanza su influencia. Un buen día, a comienzos de la década de los 90, un señor rechoncho y con barba se sentó a escribir una saga de novelas de fantasía épica y dos décadas después los guionistas de medio mundo salen de sus reuniones con las camisas salpicadas de sangre, y una risa malévola dibujada en sus labios. El sadismo de Martin, retomado sin ningún tipo de complejos ni compasión por Benioff y Weiss, han hecho que de nuevo este año “Juego de tronos”, en este apartado, no tenga rival.

Game of Thrones - Season 4 - Lysa Arryn

Mira que la lista de bajas, tras cuatro años de emisión, ya es tan gruesa como un libraco de la saga “Canción de hielo y fuego”, y creo que no me equivoco si digo que aún no hemos visto a ningún personaje marcharse al otro barrio de muerte natural, expirando plácidamente en su cama (Joda Style). Incluso no tengo nada claro que lo consigan los que, por lógica, tienen más papeletas, como Pycelle o Aemon (pero prefiero no saberlo aún, no seáis tan cabrones como para spoilearme ahora). No, en “Juego de tronos” la muerte aguarda tras cualquier esquina y a veces en el momento menos pensado, suele ser condenadamente cruel y dolorosa y de ella no se salva ni Perry. Aunque yo tengo mi lista personal de aquéllos que sí creo que son intocables y llegarán, o casi, al final, pero prefiero guardármela. Así, y dejando de lado los centenares de extras sin nombre o todos esos que no nos importaban un pimiento, los personajes capitales o de cierta importancia que este año han pasado a engrosar la amplísima nómina de caídos en combate han sido, además del mencionado Joffrey, Tywin Lannister, Oberyn Martell, Ygritte, Sandor Clegane aka El Perro (porque está muerto, ¿verdad?… ¡no contestéis, malditos!), Shae, Jojen Reed, Lysa Arryn, Locke, Pypar, Grenn y el gigante Mag El Poderoso. A muchos de ellos, y a los excepcionales intérpretes que les han dado vida, les echaremos irremediablemente mucho de menos.

Game of Thrones - Season 4 - Oberyn

Pero decía que no sólo de muertes hemos vivido esta temporada. Por no faltar, hemos tenido hasta alguna sonora polémica. Y no me refiero a la eterna cuestión de la adaptación de la obra original, de la que yo me mantengo al margen. Aunque bueno, en parte sí. Me refiero a ese polvo de Jaime y Cersei Lannister en el septo frente al cadáver aún caliente de su ‘hijo’, en “Breaker of Chains”, una escena ya de por sí incómoda y perturbadora que muchos además interpretaron como una violación en toda regla. Como sí me gusta investigar a posteriori (con todos los riesgos que eso conlleva, y pese a haberme llevado algún disgusto), al parecer se entiende algo mejor según está narrado por Martin en “Tormenta de espadas”: Jaime regresa de su larga y tortuosa odisea en ese preciso instante, y no antes, por lo que su hermana/amante, que también le creía muerto, le recibe de forma mucho más calurosa y desesperada. En cualquier caso, sí creo que Benioff y Weiss pusieron un par de ‘noes’ de más en boca de Cersei, por lo que entiendo la turbación de muchos espectadores y que la redención de Jaime se viese, al menos momentáneamente, empañada. Otro sonoro mosqueo del personal llegaría sólo un capítulo después, con “Oathkeeper”. Si ya los guionistas introdujeron en esos 55 minutos más cambios de los habituales, la espeluznante secuencia final nos revelaba el destino de los hijos de Craster y, como consecuencia de esto, el origen de los Caminantes Blancos. Y como eso aún no ha sido narrado por Martin en sus novelas, pero éste sí les ha chivado toda la trama a los responsables de la serie, los lectores de “Canción de Hielo y Fuego” se sintieron cruelmente spoileados. Yo sólo digo que, me temo, van a tener que ir acostumbrándose. Además, la escena dentro de la serie, para los espectadores, es acojonante y funciona magistralmente. Benioff y Weiss no tienen la culpa de que el orondo escritor quizás haya mareado más de la cuenta la perdiz en algunos frentes, y tampoco pueden permitirse olvidarse de ellos durante demasiados capítulos, como sí puede suceder en los libros. Por ese mismo motivo ya han ido introduciendo algunas tramas pertenecientes a la cuarta y quinta novela de la saga. Y no se asusten, al ritmo que vamos, si la serie no sólo acaba superando ese límite antes de que los libros estén en las estanterías, sino que incluso pueda concluir antes de que Martin dé por finalizado su trabajo. Ya es una posibilidad que empieza a cobrar fuerza.

Game of Thrones - Season 4 - Ygritte

Muertes, muchas muertes, alguna polémica… y un buen puñado de momentazos han convertido esta temporada no sólo en la más exitosa de la serie hasta el momento, sino también, para un servidor, en la más redonda. Y viniendo de donde veníamos, eso es mucho. De lo que no tengo ninguna duda es de que el personaje (y el actor) que más escenas gloriosas nos ha regalado este año, una vez más pero esta vez rayando a un nivel inconmensurable, ha sido Tyrion Lannister (y Peter Dinklage). No sólo por ese portentoso parlamento final que nos espetó al final de “The Laws of Gods and Men”, capítulo que hizo que fuese trending topic en nuestro país y que medio planeta reclamase para él todos los premios de interpretación habidos y por haber, sino por todas y cada una de sus desgarradoras escenas con Shae (desde su abrupta ‘despedida’ en “The Lion and the Rose” hasta su dolorosísimo encuentro final en “The Children”), por el también último y definitivo cara a cara con su detestable padre, y muy especialmente por las emotivas conversaciones con su hermano Jaime: magistral la mantenida minutos antes del desastroso desenlace de “The Mountain and the Viper” recordando al primo Orson y su enfermiza obsesión con aplastar escarabajos. Khuu! Khuu! Khuu! Después de reflexionar sobre los nombres asignados a los distintos tipos de asesinato, claro:

TYRION: ¿Cuál es el castigo por regicidio? ¿Desmembramiento por arrastre? ¿La horca? ¿La rueda?

JAIME: Decapitación.

TYRION: Parece bastante ordinario. Y también era mi sobrino, así que, ¿qué palabra se usaría para eso? Fratricidio es para los hermanos. Filicidio para los hijos… Nepoticidio. Eso es. Matricidio, parricidio, infanticidio, suicidio… No hay ningún tipo de asesinato que no tenga su propia palabra.

JAIME: El de los primos.

TYRION: El de los primos, tienes razón. No existe ninguna palabra para el asesinato de primos. ¡Bien hecho!

Game of Thrones - Season 4 - Grenn & Mag

Sin ninguna duda, ésta ha sido la temporada del pequeño gran Tyrion Lannister y Peter Dinklage. Y eso que este año casi todo el reparto ha brillado como nunca. Incluso aquéllos más habituados a ser vapuleados por los espectadores más exigentes, como es el caso de Sansa Stark/Sophie Turner y Jon Nieve/Kit Harington. La primera, liberada por fin del yugo que suponía para ella Desembarco del Rey, y de la mano de un Meñique (otro que hemos recuperado para la causa) que la rescató de su penosa existencia en la capital, apunta muy buenas maneras tras su sorprendente florecimiento. ¿Another bitch is coming? El segundo, se ha beneficiado de una trama en torno al Muro que, ya era hora, esta vez sí ha cobrado verdadero interés, aunque su gestación a lo largo de estos episodios haya sido de nuevo algo lenta y, como ha dado la sensación en muchos momentos, incluso estática. Fue “The Watchers on the Wall” el capítulo que puso de una vez por todas, con todos los honores, al Muro en el mapa. Obligado, pese al ritmo de la temporada, a marcar la diferencia por tratarse del capítulo 9 del curso, y emparentado por éste y otros muchos motivos con “Blackwater” (de nuevo Neil Marshall como director, una única localización y una gigantesca batalla), muchos quizás se mostraron un tanto decepcionados. A mí sólo se me ocurre que, si sale perdiendo en la comparación, es en parte porque todo lo que sucede en Desembarco del Rey siempre ha tenido mucho más interés, mayor importancia y mejores personajes, que la trama en el Norte. Pero sólo por los gigantes, su espléndido plano secuencia circular, el momentazo de La Guadaña (¡pedazo de invento!), el asombroso crecimiento del personaje de Sam y la muerte de Ygritte ya merece un hueco en los altares de “Juego de tronos”. Una muerte, esta última, que entiendo que tenía que habernos desgarrado el corazón… pero no fue así, al menos en mi caso. Vale, algo de pena dio, pero llamemos a las cosas por su nombre: podía tener la razón de su lado («Vinieron hasta aquí, hasta nuestras tierras, levantaron un gran muro y dijeron que eran suyas. Entonces empezaron a darnos caza.») pero en el momento en que empiezas a masacrar familias enteras de inocentes como si no hubiera un mañana, te conviertes en una grandísima hija de puta, y te mereces pagar con dolor por tus crímenes… como así fue (¡bravo, Olly!).

Game of Thrones - Season 4 - Jojen

No sólo los personajes de Sansa y Jon se han visto reivindicados en este 2014. Reconozco que a mí personalmente me sacaban un poco de quicio Stannis, Melisandre y toda su ‘troupe’, y que no era capaz de comprender a qué cojones se estaban dedicando después de que, al final de la tercera temporada, mostrasen claramente sus intenciones de partir hacia el Muro. Y en eso precisamente estaba pensando al inicio del último episodio, “The Children”, cuando no tardaron ni diez minutos en callarme la boca. Ha tardado mucho, muchísimo, en espabilar, pero al fin parece que el legítimo heredero de los Baratheon ha dejado de lamerse las heridas y le ha echado un par de pelotas al asunto. Se unen así dos tramas hasta ahora un poco deficitarias, que pueden adquirir ahora juntas muchísimo más crédito. Stannis ha acudido al rescate del Muro, en todos los sentidos. Intrigado me hallo tras ese primer cruce de miradas entre Jon Nieve y la Sacerdotisa Roja. También celebro que Bran haya hecho (o le haya pasado) de una vez por todas algo mínimamente interesante. Esos ‘children’ que se esconden en Carcosa (esto sólo lo entenderán los espectadores de “True Detective”) y lanzan bolas de fuego en plan Manga son, como poco, jodidamente inquietantes. Y el Cuervo de Tres Ojos… La cosa empieza a tener buena pinta. De los Bolton y el pobre Theon hemos tenido un bocado más bien escaso (menos aún de los Greyjoy, con ese rescate/cagada que casi dio un poco de risa), pero ese Ramsay promete que cada próxima aparición suya valdrá su peso en oro.

Game of Thrones - Season 4 - The Hound

Mientras, la enoooooorme Brienne y el cachondo de Podrick se han confirmado como una pareja extraordinaria, y confío en que sigan juntos en el futuro. Su encontronazo con otro dúo memorable, Arya Stark y El Perro, acabó dando al traste de forma bastante violenta y brusca (qué combate tan salvaje) precisamente con esta última sociedad. Maravilloso personaje el de la cada vez menos pequeña Arya, que desde su bautizo de sangre en “Two Swords” no ha dejado de endurecerse y ahora es un ser frío y despiadado, capaz de abandonar a una agónica muerte a un suplicante Sandor, privándose así de darse el gustazo de eliminar personalmente otro nombre de su lista. Como uno está lleno de contradicciones, sí le ha acabado dando pena el fatal destino de este personaje, aun reconociendo que era un tipo bastante despreciable. Espero que las aventuras de la joven Stark en Braavos (al menos volveremos a ver su colosal Titán) no decepcionen. Los Lannister, por su parte, han seguido siendo aunque a algunos les pese el eje vertebral sobre el que se construye y sustenta “Juego de tronos”. Ahora, cruelmente diezmados y heridos, es justo cuando espero que rujan y muerdan más que nunca. Me muero de ganas por ver también cómo se desenvuelve en este nuevo panorama la magnética Margaery Tyrell (y, por favor, que su ‘dulce’ abuelita Olenna no ande muy lejos). Al menos la muchacha ya ha demostrado que es capaz de poner muy palote, y sin apenas esfuerzo, al inocente Tommen. Normal. Pero la gran revelación de la temporada, tanto que nos ha sabido a poquísimo y le bastaron siete episodios para que lamentásemos enormemente su muerte, ha sido Oberyn Martell, la Víbora Roja. Aquí las reacciones, cómo no, a tan brutal suceso. Recuerdo que no pocos pusieron el grito en el cielo por la elección para el papel del chileno Pedro Pascal. Entiendo que por aquello de que si en el libro esto, en el libro lo otro… Pues amigos, como yo ante eso estoy vacunado, sólo puedo decir que ha irradiado carisma y presencia, que ha sido un gran descubrimiento y a partir de ahora tendremos que estar muy atentos a sus pasos.

Game of Thrones - Season 4 - Shae

Pese a todo lo bueno, que es casi todo, “Juego de tronos” sigue teniendo sus ‘debes’. Y es que he escrito un tocho de más de 3.000 palabras y aún no he mencionado, ni una sola vez, a Daenerys Targaryen, aka Daenerys de la Tormenta, Madre de Dragones, Rompedora de Cadenas, etc, etc… Su periplo por la Bahía de los Esclavos nos ha regalado momentos cojonudos, sí, algunos realmente espectaculares. Y el nuevo Daario Naharis, a pesar de que no convence a todo el mundo y de momento se haya esfumado, ‘se mea’ mil veces en el anterior, porque lo interpreta ese crack llamado Michiel Huisman (muy fan). Y uno ya le ha cogido también cariño a Gusano Gris, a la preciosa Missandei y a Barristan Selmy. E incluso sufre por el destino de Jorah Mormont. Y los dragones, coño, cómo molan los dragones. Pero no se me quita la sensación, y más aún después de que decidiese aplazar su intento de reconquistar los Siete Reinos para asentar su poder actual, de que Dany está haciendo el mongolo. A veces creo que si el personaje se sostiene y es, de hecho, uno de los emblemas de la serie, es porque el trabajo de Emilia Clarke es inmejorable. Y porque está asombrosamente buena. Pero llevamos capítulos y capítulos y nos quedan capítulos y más capítulos enredándonos en acontecimientos menores cuando, lo que todos queremos, es que desembarque de una vez por todas, y con sus dragones, en Poniente.  Si para entonces el lentísimo ejército de Caminantes Blancos ha avanzado por fin hacia el sur (¿no se supone que estaban ya AHÍ?), se va a liar una muy seria. Y eso es lo que todos queremos ver. Quizá no ahora, seremos pacientes, pero tampoco en 2018, por favor.

Game of Thrones - Season 4 - Tywin

El futuro, en cualquier caso, no pinta nada mal para “Juego de tronos” y sus fieles y cada vez más numerosos seguidores. Aunque muchas de las tramas abiertas o apuntadas este año nos hagan ser optimistas con la próxima temporada y estemos ya apenas un día después contando los meses para su regreso (esta vez no hemos tenido una escena final que nos haya dejado sin aliento, aunque podríamos considerar “The Children” un enorme ‘cliffhanger’ en sí mismo), no podemos ignorar que no son pocos los interrogantes e incertidumbres que se ciernen sobre la producción. Hemos perdido a dos villanos irremplazables, como Joffrey y Tywin, a los que por mucho asco que pudiesen darnos echaremos mucho de menos (y a los sobresalientes Jack Gleeson y Charles Dance). También sé que los dos libros de Martin que están por adaptar, esos que le costó tanto gestar, no levantan el mismo entusiasmo entre los seguidores que sus tres primeras entregas. Y que a partir de ahora los guionistas deberán empezar a jugarse el tipo, más aún si cabe, a la hora de mezclar las tramas, adelantar acontecimientos e incluso añadir historias de su propia cosecha, por lo que tendrán a los ‘die-hard fans’ más preparados que nunca con sus guadañas. Los ‘no-lectores’, en cambio, estamos un tanto al margen de todo eso, y ahora sólo podemos intentar blindarnos ante los posibles spoilers, hacer nuestras propias cábalas y preguntarnos entre otras cosas, si algún día volveremos a ver Gendry, o a Mycella, o a Rickon y nuestra querida Osha. Aunque hay una cuestión para la que, me temo, nunca encontraremos respuesta. ¿Por qué demonios el maldito primo Orson no dejaba de aplastar escarabajos? El tema está empezando a obsesionarme, como al pobre Tyrion.

Khuu! Khuu! Khuu!

Game of Thrones - Season 4 - Jon Snow

Anuncios
32 comentarios leave one →
  1. Iker permalink
    17/06/2014 18:54

    ¿No os parece que los acontecimientos de la serie se están acercando peligrosamente a los de la inacabada saga literaria? Van a pillar a Martin como no se dé un poco de prisa escribiendo.

    • Salva permalink
      18/06/2014 23:39

      Yo no he leido las novelas, pero ciertamente al ritmo que escribe Martin con un montón de años entre cada publicación la serie va camino de como tú dices “pillar” a los libros…(veremos como lo resuelven)…Por cierto ¿Es verdad que en los libros siguientes hay un bajón de calidad como dice alguna gente?

      • RamBG permalink
        18/06/2014 23:43

        A mi no me lo parece, pero sobre opiniones no hay nada escrito. Hay suficiente en Festín de Cuervos para sacar jugo para otra temporada, y con elementos de Danza de Dragones se pueden sacar dos temporadas perfectamente con el mismo nivel de intriga y emoción.

  2. ahoranolose permalink
    17/06/2014 21:09

    En el cuarto y quinto libro tienen material para aburrir. Pasan cosas a punta pala, y tienen tranquilamente para un par de temporadas o más salvo que metan y mucho el acelerador y la tijera.

    Eso si, el nivel baja bastante.

  3. Txarly permalink
    17/06/2014 21:38

    La serie es magnífica y esta última temporada me ha parecido soberbia, espectacular. Sin duda alguna la mejor de las cuatro. Siempre me ha gustado “Juego de Tronos”, pero desde ahora me declaro fan incondicional. Tanto es así que desde mañana mismo me voy a poner a leer todos los libros de “Canción de Hielo y Fuego”, desde el primero hasta el último. Y lo voy a hacer por tres razones: (a) porque quiero conocer mucho más de ese mundo y de los personajes que lo pueblan, (b) porque me niego a esperar todo un año para saber cómo continúa la historia y (c) porque estoy hasta las narices de que los lectores de la saga literaria destripen detalles del argumento en los foros. Hoy por la mañana ya me he comido con patatas uno bastante importante (a los que no hayáis leído los libros, una advertencia: huid de las redes sociales. Están que hierven por la ausencia de determinado personaje al final de la temporada y los spoilers vuelan) y me he prometido a mí mismo no comerme ninguno más.

  4. RamBG permalink
    17/06/2014 22:39

    Totalmente de acuerdo, la serie no es sólo magnífica también es una gran adaptación de los libros (aunque a muchos les pese, pero es que el lenguaje de la televisión no es el mismo que el de la literatura). Y estos dos episodios finales han estado a la altura de lo que se espera de los episodios finales de Juego de Tronos (que lleva camino de convertirse en una tradición).
    Respecto a los cabreos por las redes sociales de supuestos lectores clamando por la presencia de alguien, he de decir que como lector me ha parecido adecuado retrasar esa escena a la quinta temporada para dar mayor dramatismo a la serie. Al fin y al cabo no se puede pretender meter todo en 10 episodios de 50 minutos de media.

  5. José Manuel Loscertales permalink*
    18/06/2014 0:50

    Sin lugar a dudas, ha sido la temporada más redonda de GoT.
    Ha sabido mantenerse a una gran altura…tarea aún más complicada si tenemos en cuenta lo alto que estaba volando ya en el segundo episodio.

    La hegemonía de los Lannister ya ha comenzado su declive.

    No puedo negar que Jon Nieve ha tenido un peso decisivo esta temporada…pero cada vez que veo a Kit Harington y recuerdo “Pompeya”…¡las ganas de hundirle los ojos mientras le cito nombres de grandes actores aumentan de forma exponencial!.

    Bromas aparte, la inmensa mayoría de personajes han tenido su momento de lucimiento y gloria, casi siempre asociados a la muerte de alguien…haciéndolo aún más memorable si cabe.

    Ahora toca esperar y tener la esperanza de que se confirme España como destino de rodaje para la próxima temporada. Si eso ocurre, puede ser una oportunidad única para muchos de poder decir que han formado parte del rodaje.

    Por mi parte, los próximos meses me queda la dura tarea de evitar con la mirada cada posible spoiler que se escriba al respecto en foros y redes sociales. Es el momento de iniciar un retiro espiritual, alejarme de cualquier conexión wifi, apagar móviles y tablets…¡coño, un escarabajo!…

    Épico post, Rodrigo.

    • Indi permalink
      07/09/2014 18:15

      Arya no sabe que la hermana está ese castillo. Además Martin tiene la manía de desencontrar a los Stark al mejor estilo culebrón, lo cual es exasperante para nosotros, pero funciona porque nos mantiene ahí.

  6. 18/06/2014 9:09

    Me da la impresión de que ha sido peor temporada que las tres anteriores y de que la historia se encuentra estancada, que avanza poco y muy lentamente. Espero que los creadores no nos la metan doblada y no alarguen el tema como hicieron los dos mendas de Lost en la ultima temporada ( no se porque pero Benioff y Weiss y me recuerdan a Cuse y Lindelof), aunque a fin de cuentas, todo depende de George RR Martin, no se cuantos libros tiene pensados, pero si Juego de Tronos pasa de 7 temporadas será difícil que mantenga calidad suprema, algo que parece haber perdido ya en esta cuarta temporada.

    Daenerys parece que esta en su reino y asaltar el trono con los dragones ya no está en sus planes, algo que esperaba desde el principio de la serie. Las odiseas de Jon Snow ( que ha tomado mucho mas protagonismo y aspira a ser cabeza de serie) y la de sus hermanos Bran y Arya nunca parecen acabar. ¿ Llegara el invierno algún dia ?
    ¿ La liaran los caminantes blancos? ¿ Volveremos a ver al mercenario que cambiaba de cara? Joder ese personaje era la ostia..a todo esto.. ¿ alguien me explica lo de la moneda y el Valar Morgulis? ¿ Es como una visa o que?

    Si quedan dos libros escritos ( de los que ya han cogido partes de la trama ) y otros dos por salir, tendremos hasta 8 temporadas.Y este final de cuarta sabe a ecuador y a un punto y aparte, things done changed. Creo que los creadores tienen en mente ese límite. Ninguna serie grande de HBO ha tenido 8 temporadas.Pero claro, esto es más que HBO, esto es un fenomeno de masas como Lost en su dia, y por eso me da miedo que acabe como Lost…

    Otra cosa que me pregunto…¿ Porque no entro Arya al castillo si allí estaba su hermana? Que casualidad, yo pensando en un reencuentro, aunque creo que si pensamos eso nos vamos a quedar con las ganas y que los hermanos Stark no se volveran a ver en la vida..

    Espero mucho de la trama de los Martell la temporada que viene, que sean igual de grandes que el legendario Oberyn. Por otra parte, el encuentro con el cuervo de 3 ojos me ha decepcionado, me lo esperaba más épico, más misterioso, no se..

    Muy buena review de temporada, como siempre.

    PD: Pensé lo mismo al ver a los niños en ” Carcosa ” jaja

    • Luis Miguelez permalink
      19/06/2014 16:59

      La moneda es de Jaqen, el asesino cambiacaras que conoció Arya en la season 2. Le dijo que si quiere ir a Braavos, diese esa moneda a uno originario de ahí (igual que Syrio el profe de espada, el propio Jaqen y los banqueros que hemos conocido esta temporada) y dijera estas palabras y que no olvvidara. Pues Arya ha hecho esto y ya está.
      Intuyo que se te ha pasado esa escena de Jaqen y Arya.

      • 21/06/2014 20:28

        Si, me acuerdo de la escena. Lo que no entiendo ( y supongo que no se sabe ) es el porque la moneda y su valor…

      • RamBG permalink
        21/06/2014 20:35

        Eso aparece mejor explicado en el cuarto libro, Festín de Cuervos. Si siguen la serie la próxima temporada lo comprenderán mejor.

      • Luis Miguelez permalink
        22/06/2014 13:54

        @DocJota, pongamos en que la moneda y su frase “Valar Morghulis” es una especie de pasaporte y contraseña para irse a Braavos. La moneda no tiene ningún valor para transacciones económicas (de hecho, no vale para adquirir cosas, encima es de hierro). Solo sirve lo que te he puesto en las primeras lineas, precisamente ese es su propósito.

    • Indi permalink
      07/09/2014 18:21

      Arya no sabe que la hermana está ese castillo. Además Martin tiene la manía de desencontrar a los Stark al mejor estilo culebrón, lo cual es exasperante para nosotros, pero funciona porque nos mantiene ahí.

  7. 18/06/2014 10:22

    Un capitulazo y una excelente cuarta temporada. Aquí os dejo mi homanaje por si tenéis curiosidad ;)

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/06/the-children-are-coming.html?showComment=1403076571740

    Un saludo!

  8. Salva permalink
    19/06/2014 0:13

    La Serie me encanta, soy absolutamente fan y adicto pero hay que reconocer una cosa que a menudo pasamos por alto:JDT a pesar de la fantasía,el sexo y la violencia y sus increíbles personajes y diálogos es un CULEBRÓN,una historia sin desenlace y nos la están metiendo doblada.Doc Jota en su comentario anterior tiene más razón que un santo, me temo que Danearys no cruze el mar, el Invierno nunca llegue,que nos quedemos esperando el ataque de los WhiteWalkers que parecía inminente al final de la SEGUNDA temporada for ever and ever y que las partes sobrenaturales queden sin ninguna explicación lógica (o ilógica,Vamos que temo todo acabe siendo algo parecido a lo que los haters achacaban a una serie que nunca ví: “Lost”

    Pero Mientras…¿Y lo entretenido que lo pasamos? :)

    • Xoloitzcuintles permalink
      19/06/2014 3:56

      ¿Explicación lógica para las partes sobrenaturales? Ya que mencionas Perdidos, me recuerdas a los que decían que aquella era “científica” al principio…

      Las partes sobrenaturales de “Juego de Tronos” no van a tener explicación porque no la necesitan, es una serie de fantasía. Centrada en sus personajes, en las intrigas palaciegas y en las luchas por el poder… pero dentro de un universo de fantasía, donde la magia existe. Ya me estoy viendo que al final habrá gente decepcionada si no explican por qué Bran puede meterse en la mente de su lobo.

      • RamBG permalink
        19/06/2014 16:10

        Ciertamente, hablamos de una saga fantástica, un género que tiene sus propias reglas, los sucesos sobrenaturales suceden naturalmente, no hay explicación de por qué nacen los dragones (simplemente son seres que existen sin más), y lo mismo sucede con los Otros, son criaturas que viven al otro lado del Muro. No hace falta una tesis doctoral sobre ello.

    • 21/06/2014 20:35

      Si, Juego de Tronos es culebronesca y mainstream pero es calidad, es HBO, la HBO de toda la vida. Yo la verdad es que no espero explicación a las partes sobrenaturales, me da igual, lo que no quiero es que nos mareen con las historias, que no pase nada y que se saquen cosas de la manga en los ultimos capitulos de la serie, que los viajes de los personajes tengan su sentido y ojala mantengan la calidad para nuestro disfrute y que dentro de unos años la pongamos ahi arriba con The Wire, Los Soprano, Breaking Bad . Six Feet Under…

      #THANKSHBO

  9. 19/06/2014 1:31

    Con cuatro comentarios más de largos como éste, puedes batir un récord. Sería la primera vez que una crítica es más larga que la obra criticada, ja, ja. ja

  10. 19/06/2014 17:13

    Enhorabuena por este fantástico resumen que ha dejado claro todo lo que ha dado de sí esta temporada, con algún detalle que había olvidado y ahora tengo presente.

    Un error al final del post, hay que decirlo: los villanos son Joffrey y Tywin, no Tyrion!

    • Rodrigo Martín permalink*
      19/06/2014 17:21

      Oye, pues mil gracias por darte cuenta. ¡Corregido!

      • 19/06/2014 17:56

        De nada, para eso estamos los bloggers!
        No os de vergüenza a vosotros hacer lo mismo ;)

        SalU2

  11. Oriol permalink
    10/08/2014 19:06

    Hoster Tully murió de muerte natural

  12. 20/08/2014 15:54

    Es una gran serie, y para mi la última temporada supera a la tercera, ya que me aburrió un poco. Te gusta Hank Williams?, porque si llevas una foto de él en el perfil será porque te gusta.

  13. Indi permalink
    07/09/2014 18:20

    Estupenda review para una estupenda serie!!! El mayor defecto que tiene es lo mucho (demasiado!!) que hay que esperar entre una temporada y otra. Descontando el tiempo que se toma el señor Martin para escribir. Fuera de eso, es de lo mejor que yo he visto en televisión. No tiene igual y espero su regreso pronto.

  14. pepe permalink
    12/02/2015 20:41

    Menudo tostón tas soltado macho…jooooder
    que pereza leer todo eso..y encima te creeras
    que lo haces de puta madre….en fin ponte a currar que da vagos esta el mundo lleno.

    • Rodrigo Martín permalink*
      12/02/2015 21:35

      Las opiniones, ya coincidan o estén radicalmente en contra de lo expresado en este u otros posts, son muy bien recibidas en el Cadillac. Los trolleos, las faltas de respeto y los insultos, te los guardas para tu p— madre, majete.

    • 13/02/2015 1:33

      El perfecto Troll. Oye,la calidad literaria del comentario es enmarcable. Rodrigo, ya lo tenéis todo para ser un blog perfecto!

Trackbacks

  1. “Louie”: Un genio incómodo en una comedia triste | El Cadillac Negro
  2. Nuestras series de 2014 | El Cadillac Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: