Skip to content
Anuncios

Nuestras series de 2014

05/01/2015

SERIES 2014

2014, tercer año de vida de este blog, ha sido muy especial para El Cadillac Negro. Sobre todo, porque decidimos acertadamente ampliar la plantilla, hasta llegar a redoblar nuestros efectivos. Esto ha propiciado que vosotros pudieseis contar con nuevos puntos de vista y una muestra más amplia de sensibilidades, y a nosotros nos ha ayudado a poder abarcar más terreno, algo especialmente útil en un blog que entre otras cosas se dedica a escribir sobre series. También ha hecho que la tarea de elaborar las ya tradicionales listas con nuestros favoritos del año sea mucho más rica, apasionante y, hay que decirlo, compleja. En años anteriores bastaba con que una serie, que es lo que ahora nos ocupa, fuese seguida y bien valorada por uno de nuestros conductores para que ésta apareciese en la selección final, y en puestos destacados. Ahora, aunque coincidamos no pocas veces, la ‘lucha’ es más encarnizada, lo que en definitiva favorece a que el resultado final tenga mucho más valor.

Un año más, nos vemos obligados a recalcar que jamás nos atreveríamos a proponeros una lista con “Lo mejor de 2014”, ya que creemos que ni nosotros ni nadie está en condiciones de sentenciar que esto es mejor que aquello cuando estamos entrando en la subjetividad pura y dura, cada cual podrá tener tropecientos motivos, (casi) todos ellos respetables, para amar o detestar una serie, una película o un disco, y además no hay persona en este planeta que sea capaz de ver absolutamente todo lo que se emite, se estrena o se publica. Y aún más difícil (e injusto) resulta cuando la calidad media, por suerte, es altísima. Así que nosotros sólo podemos mostraros las que, intentando conjugar todos los gustos, son NUESTRAS FAVORITAS, por mil y un motivos y de nuevo, (casi) todos ellos respetables. No esperamos, ni deseamos, que coincidáis con nosotros, y también seguro que echaréis en falta algunas notables ausencias, imperdonables para algunos, pero ya sabéis que ni con más ojos podemos verlo todo ni llevar todas las series al día. Aun así nos ha quedado, creemos, una lista bastante completita, aunque un año más domina la producción estadounidense (13 de las 15 series, sólo dos emitidas en abierto) frente a un par de ellas británicas (de la BBC, para más señas). Nos encontramos además con tres series que se despidieron para siempre, más dos que lo harán ya en este 2015, pero lo más esperanzador es que hay hasta cuatro estrenos (porque “Cosmos” no podríamos considerarlo así, ¿verdad?) que nos hacen tener una gran confianza en el futuro y confirman que sí, hay relevo. Dos de estas novedades, y esto es lo mejor de todo, encabezan nuestra lista, aunque llama la atención que ambas estén concebidas con temporadas autoconclusivas, tengan que renovarse por completo y está por ver que logren cautivarnos de la misma forma en futuras entregas. Resumiendo, la de 2014 ha sido una gran cosecha seriéfila, pero esto ha sido lo que más nos ha gustado:

·
1. True Detective

1.  TRUE DETECTIVE  (HBO)

Aunque ahora parezca mentira, “True Detective” se estrenó hace casi un año, el 13 de enero de 2014. Y lo hizo precedida de un ‘hype’ brutal, para cerrar su primera temporada apenas dos meses y ocho capítulos después convertida en un fenómeno seriéfilo mundial (casi) sin precedentes. Todo brilla en esta última y enésima jugada maestra de la HBO: un reparto de lujo, capitaneado por Matthew McConaughey, aka El Hombre del Año, y Woody Harrelson; un joven y casi desconocido guionista, Nic Pizzolatto, convertido en rutilante estrella de la noche a la mañana; un único director para todos sus episodios, Cary Fukunaga, que se lució con una realización deslumbrante y exquisita, y nos endosó el plano secuencia del año (o de la década); su apasionante propuesta narrativa; su opresiva ambientación; sus numerosas referencias literarias, con “El Rey de Amarillo” de Robert William Chambers a la cabeza; la escena de sexo más comentada y revisionada de 2014; esos títulos de crédito, esa música… Desde su despedida no ha habido casi una sola semana en la que no hayamos seguido hablando sobre ella, o saltando ante cualquier rumor o leve pista sobre su futuro. Aunque éste ya se vaya concretando, no sabemos si en su segunda temporada cubrirá las enormes expectativas generadas y saldrá airosa del reto de entregarnos algo totalmente distinto pero igual de bueno. Pase lo que pase, lo consiga o no, Rust Cohle, Marty Hart, el Rey Amarillo, Carcosa y las infinitas carreteras de la Louisiana profunda son y serán ya historia de la televisión. (Más sobre “True Detective” aquí)

·

2. Fargo

2.  FARGO  (FX)

Como decíamos, no deja de resultar curioso que nuestras dos series favoritas del año tengan tanto en común: son probablemente los estrenos más rutilantes del año, ambas cuentan con temporadas autoconclusivas, y tanto una como otra son indiscutiblemente virtuosas en la forma y se adentran, en el fondo, en lo más oscuro, áspero y aborrecible del alma humana. Y en lo más profundo de la América profunda (con parajes tan distintos como puedan ser Louisiana y, en este caso, Minnesota), algo en lo que la cadena FX tiene ya un doctorado. Aunque “Fargo” sea, en algunos momentos, más luminosa, menos pesimista, y tenga mucho más sentido del humor que su ‘competidora’. También, a diferencia de “True Detective”, a “Fargo” la recibimos con la ceja levantada, una tonelada de prejuicios en la mochila y muchas ganas de masacrarla por haber osado ¿adaptar? ¿emular? ¿revitalizar? el insuperable clásico de los hermanos Coen. Y que, con todo eso, haya conseguido no sólo convencernos, sino fascinarnos a una inmensa mayoría, es un hito sin precedentes. Nunca un ¿remake? ¿reboot? ¿reinvención? fue tan fiel y a la vez tan libre respecto a su original. Insólita, excéntrica, con secuencias y ocurrencias de guión inspiradísimas, esta Tragicomedia (con mayúsculas) cuenta también con personajes inolvidables y unos intérpretes en estado de gracia, especialmente el trío conformado por Allison Tolman, Martin Freeman y sí, claro, Billy Bob Thornton en la piel del gran villano de 2014. Su renovada segunda temporada vendrá igualmente cargada de incógnitas e incertidumbres, aunque su creador y guionista en solitario, Noah Hawley, se haya ganado nuestra confianza, pero ningún hipotético futuro tropiezo podrá empañar ya otra primera entrega para enmarcar. (Más sobre “Fargo” aquí)

·

3. Sherlock

3.  SHERLOCK  (BBC)

En El Cadillac Negro teníamos muchas, muchísimas ganas de “Sherlock”, tras un eterno parón de dos años desde su segunda temporada (y ese cabronísimo cliffhanger), así que estrenar 2014 con su flamante regreso se nos antojaba un regalo inmejorable. Y además, en este caso, como se suele decir, la espera mereció la pena, Holmes y Watson volvieron arrasando con todo pero, casi antes de que pudiésemos darnos cuenta, tres capítulos después ya habían vuelto a marcharse. Difícil describirlo mejor que como ya hiciera Jorge en el post que le dedicamos para la ocasión: «Lo malo de una nueva temporada de “Sherlock” es que termina antes de que te des cuenta. Y lo peor es que no sabemos cuándo veremos de nuevo a los célebres inquilinos del 221B de Baker Street. Pueden pasar dos años hasta que volvamos a tener noticias de ellos, y eso, en el universo televisivo, es mucho tiempo. Lo bueno de una temporada de “Sherlock”, sin embargo, es todo lo demás». Pues eso. El largo hiato entre temporada y temporada, obligado por el actual estatus de rutilantes estrellas de Benedict Cumberbatch y Martin Freeman (ojo, presente, y decisivo, en los números 2 y 3 de nuestra lista), al menos ayudó a Steven Moffat y Mark Gatiss a afilar sus plumas y pulir unos guiones que, esta vez sí, fueron insuperables. Si en sus dos primeras entregas pudimos reprocharles que los segundos episodios bajaban un tanto la nota media, en esta ocasión el nivel de los tres fue estelar pero, aunque sabemos que muchos piensan justo lo contrario, con “The Sign of Three” rompieron la baraja y se marcaron probablemente los 90 minutos más antológicos del año. (Más sobre “Sherlock” aquí)

·

4. Hannibal

4.  HANNIBAL (NBC)

¿Cómo es posible que la serie más ‘gore’, perversa, enfermiza y perturbadora de la actualidad sea además tan… bonita? Más misterioso aún resulta que se emita en abierto, en una cadena generalista (con su supervivencia pendiendo siempre de un hilo, más intriga añadida), un territorio a menudo poblado por productos inofensivos y cortados por el mismo patrón, y que sea tan… única. Una realización y una ambientación excelsas, una banda sonora malsana y opresiva, unos intérpretes casi siempre al límite (en el buen sentido) y un hilo argumental tan retorcido y maquiavélico como la mente de su villano. ¿Cuántas veces más tendremos que decírtelo, en cuántos blogs tendrás que leerlo, para que te convenzas? El Hannibal Lecter de Mads Mikkelsen no sólo no es peor que el interpretado en su día por Anthony Hopkins, es que… no diremos que es mejor, pero sí que está a la altura, y sobre todo que es completamente distinto. Nunca una relectura de un ‘clásico’ (aunque en “Fargo” tendríamos otro ejemplo) que se antojaba tan inoportuna resultó al final tan afortunada y necesaria. Lo mejor es que en 2014 despejamos otra duda: “Hannibal” sí tiene recorrido, mucho recorrido, con permiso de la NBC, y nos morimos de ganas de hincarle el diente al menú (llega, como pista, el turno de la cocina italiana) que nos tendrán preparado para su tercera temporada. (Más sobre “Hannibal” aquí)

·

5. Juego de tronos

5.  JUEGO DE TRONOS  (HBO)

Puede que no sea nuestra serie ‘más’ favorita de 2014. Tampoco encabezará la mayoría de las listas que tanto proliferan en estos días, aunque sí es probable que esté en puestos merecidamente muy destacados. Pero todos sabemos que cada año, aproximadamente entre los meses de abril y junio, “Juego de tronos” no tiene rival, es lo más de lo más, la número uno, y casi nada más existe ni se habla de otra cosa en el universo seriéfilo. Sentarse cada, ejem, lunes delante del televisor para viajar a los Siete Reinos de Poniente no sólo es una experiencia apasionante, sino que es casi una obligación porque, hey, un día de retraso y más te vale no meterte en redes sociales, o mejor ni enciendas el ordenador, porque podrías comerte un camión de spoilers que te arruinarán el visionado del último episodio. “Juego de tronos” funciona como serie, porque es un serión a todos los niveles, pero también como fenómeno sociológico… global. De aquí a la Conchinchina, todo el mundo sabe quién es Daenerys Targaryen, llora la mala suerte de los Stark, se escandaliza por la perversidad sin límites de (algunos de) los Lannister y tiembla ante esa amenaza que llega desde más allá del Muro. Hasta tu madre. Su cuarta temporada (y los fieles seguidores de los libros de George R.R. Martin nos lo repetían una y otra vez) nos prometía emociones fuertes y algunos de los momentos más decisivos y brutales de la serie… y así fue. Debido a la complejidad de la saga a partir de su cuarto libro, cada vez es más difícil hacer cábalas sobre lo que nos tienen reservado para 2015, tanto para los no lectores como para los fans más acérrimos de Martin. Y eso hace el juego, si cabe, aún más emocionante y adictivo. (Más sobre “Juego de tronos” aquí)

·

6. Boardwalk Empire

6.  BOARDWALK EMPIRE  (HBO)

Puede parecer que “Boardwalk Empire” se ha ido sin haber cubierto todas las expectativas que estaban depositadas en ella, que no eran otras que ser el gran buque insignia de la HBO en la nueva década (ese título acabó recayendo en “Juego de tronos”) y convertirse en la heredera de “Los Soprano” en cuanto a impacto mediático, aclamación de crítica y público y hegemonía en las galas de premios. Como sea, en El Cadillac Negro nunca hemos dudado de su inmensa calidad y pegada, siempre ha estado entre nuestras favoritas año tras año y jamás nos hemos cansado de defenderla. En su quinta y última temporada, acortada a ocho episodios, asistimos en paralelo al declive de Nucky Thompson (eterno Steve Buscemi) y a la propia gestación del personaje, en forma de flashbacks que nos trasladaban a su infancia y juventud. Lejos de ser una fórmula caprichosa, al final acabó cobrando pleno sentido y todas las piezas terminaron encajando en un último movimiento magistral. Lástima que Terence Winter no pudiese llevar a cabo sus planes originales de rematar su relato con seis temporadas, pues el desenlace dejó la sensación no tanto de apresurado como de incompleto: esa elipsis forzada de varios años nos privó de ver algunos acontecimientos históricos clave y de comprender mejor el auge y ascenso al poder de dos figuras míticas como Al Capone y, sobre todo, Lucky Luciano. No es tan grave como los casos de “Deadwood”, “Carnivàle” o “Roma”, esas tres joyas de la HBO finiquitadas antes de tiempo, pero como también sucediera recientemente con “Treme” o este mismo año con “The Newsroom”, hubiéramos deseado un mayor apoyo de la cadena para que la jugada resultara (aún más) perfecta. (Más sobre “Boardwalk Empire” aquí)

·
7. Louie

7.  LOUIE  (FX)

Cuando un producto nace siendo una verdadera obra maestra, hablar de su propia superación no deja de resultar curioso. Pero es real, existe. Es ese continuo ascenso de calidad de “Louie” lo que nos ha llevado (prácticamente por decisión unánime) a situarla entre lo mejor de 2014, con una temporada que cualquier autor que se precie estaría encantado de firmar. Claro, que sólo puede hacerlo Louis C. K. Esta cuarta temporada limita la comedia a ocasiones contadas, otorgando a la serie una carga dramática aún mayor de la que viene arrastrando en los últimos años, elevando al genio incómodo a la categoría más alta y experimentando sin ningún tipo de miedo. Volvemos a la adolescencia temprana de Louie y a sus primeros coqueteos con la marihuana, presenciamos citas surrealistas (aunque nunca será como fue con Liz) y nos llevamos un buen rapapolvo por culpa de los cánones de belleza y los prejuicios que llevan demasiado tiempo agarrados a la peor parte del ser humano. Todo, sin olvidar que el comediante se encuentra en perpetua búsqueda del amor, un amor que desgraciadamente entiende de problemas de comunicación, un amor que en realidad siempre ha sido para Pamela. Nosotros nos guardamos toda la curiosidad del mundo en los bolsillos, porque este año (y posiblemente como cierre) el pelirrojo volverá a incomodarnos con sus incorrecciones. (Más sobre “Louie” aquí)

·
8. Mad Men

8.  MAD MEN  (AMC)

Don Draper, el publicista, puede que no esté atravesando sus mejores momentos como profesional, pero “Mad Men”, la serie, encara su recta final exhibiendo un estado de forma portentoso y una clase inigualable. Es cierto que sus tiempos de mayor fervor entre la crítica y el público han quedado un tanto atrás, y que ha perdido su ‘punch’ en las entregas de premios, pero quizás necesitemos echarla de menos en años venideros (y lo haremos, vaya si lo haremos), para que lleguemos a comprender en toda su magnitud su capital importancia en la historia de la televisión. Y si, en 2014, podíamos tener dudas más que razonables sobre cómo “Mad Men”, experta en construir arcos de temporada de 13 episodios solidísimos y sin fisuras, se adaptaría a la fórmula 7+7, de momento la jugada pareció funcionar a las mil maravillas. Si a la AMC la apuesta ya le salió bien con “Breaking Bad”, es comprensible que quisiera repetirla con la serie de Matthew Weiner, pues por mucho que los zombies tiren del carro admirablemente bien, no debe ser fácil deshacerse en un par de años de los dos productos que más gloria y prestigio le han dado. “Mad Men”, la Gran Novela Americana de nuestro tiempo, está escribiendo sus últimas páginas, y a nosotros sólo nos queda aprovechar para paladear cada línea, cada palabra, cada silencio, como haríamos con el whisky más costoso, preciado y único que jamás se haya destilado. (Más sobre “Mad Men” aquí)

 ·9. The Newsroom

9.  THE NEWSROOM  (HBO)

Nacida bajo la constante crítica (adoctrinamiento moral al periodismo, papel dependiente de la mujer, diálogos irrealmente veloces…), para nosotros “The Newsroom” representó un perfecto Don Quijote (personaje muy relacionado con el espíritu de la serie), haciendo de estas críticas (ciertas en ocasiones), simples molinos de viento y nunca gigantes. Sin duda, estamos ante el “Lou Grant” del siglo XXI, una serie capaz de tomar el pulso del periodismo actual, inmediato, omnipresente, exigente en compromiso y valentía, comunicando hechos y no opiniones. En esta última temporada, hemos sido testigos de cómo se amenazaba la intimidad de las personas, de los tristes acontecimientos sucedidos durante la maratón de Boston, hemos vivido de refilón el caso Snowden y el espionaje de la NSA, la amenaza a la primera enmienda de la constitución americana, la incertidumbre ante la posible venta de la cadena para, finalmente, remontarnos en el tiempo y presenciar cómo Charlie fue reclutando a cada uno de los protagonistas con un quijotesco ideal en mente. Dijimos adiós de la mejor forma posible: dedicando su último minuto al minuto previo a entrar en antena, demostrando que la vida sigue y, con ella, la información. (Más sobre “The Newsroom” aquí)

·
10. Sons of Anarchy

10.  SONS OF ANARCHY  (FX)

“Sons of Anarchy” fue más “Sons of Anarchy” que nunca en su temporada final. Con todos los ingredientes que nos hicieron amarla durante estos últimos siete años y también todos los excesos y debilidades que hemos sabido perdonarle. Violenta (quizás la más violenta del último lustro, y teniendo en cuenta la competencia…), trágica hasta el límite a veces de lo tolerable, enrevesada y compleja (y tramposa, todo hay que decirlo) como ella sola, crudísima e intensa hasta bordear el absurdo… Pero nunca habíamos disfrutado tanto sufriendo, y jamás una pandilla de hijos de perra llegaron a calar tan profundo en nuestros corazones. Y es que siempre duele decir adiós a unos personajes con los que has convivido durante casi una década, pero si además has padecido tanto con ellos como con los habitantes de Charming, la despedida se antojaba especialmente traumática. Y así fue. Pero también épica. E inolvidable. Durante siete años “Sons of Anarchy” nos ha ido endosando unas cuantas secuencias que jamás podremos sacarnos de la cabeza sin estremecernos (o dejar escapar una lagrimilla), y de eso también anduvimos sobrados en este 2014. Podremos volver a recorrer las carreteras del Noroeste californiano a lomos de las Harleys de SAMCRO ya siempre que queramos, y seguiremos gozando con su irrepetible banda sonora por los siglos de los siglos, pero su marcha nos ha dejado un agujero que difícilmente conseguiremos tapar. Nos consuela saber que al irreductible Kurt Sutter sí le queda cuerda para rato. (Más sobre “Sons of Anarchy” aquí)

·
11. Transparent

11.  TRANSPARENT  (Amazon)

“Transparent” ha sido una de las grandes revelaciones de 2014. Con una acogida muy buena aunque relativamente discreta, Amazon ha presentado un producto maravilloso y cargado de sensibilidad que casi, casi, nos ha tomado por sorpresa. Mort es un hombre que se acerca a los setenta años, divorciado, con tres hijos completamente dependientes y que guarda un secreto desde su más temprana madurez: es trans. El punto de partida de “Transparent” es la salida del armario de Mort (ahora Maura), que, cansado de vestirse de mujer cuando nadie le ve, decide sacar toda su elegancia a la luz y revelar la verdad a toda su familia. Por mucho que este acontecimiento se nos dibuje como el detonante de un gran desorden familiar, la realidad es bien distinta, algo que el espectador tiene la oportunidad de presenciar a través de episodios que vuelven al pasado y multitud de recuerdos. Si algo destacaríamos del buen hacer del producto, es el respeto y la maestría con la que trata temas delicados que otros no se han atrevido a abordar, una capacidad increíble para hacer sentir al espectador, y un retrato de vida que viene acompañado de unas cuantas lecciones sobre esa inexistente normalidad sobre la que tanto se habla. Es una serie que, simplemente, no os podéis perder. (Más sobre “Transparent” aquí)

·
12. Peaky Blinders

12.  PEAKY BLINDERS  (BBC 2)

La británica “Peaky Blinders” fue una de las series que más nos impactaron, en su estreno, en 2013, y así os lo hicimos saber, pero entonces se quedó fuera de nuestra lista de favoritas, en una decisión asumimos que un poco cuestionable, porque la competencia era feroz. Un año después, el número de ‘contrincantes’ y el altísimo nivel que éstas atesoran no ha decaído, sino que incluso ha podido incrementarse, pero la serie creada y guionizada por Steven Knight irrumpe (a ritmo de rock ‘n’ roll) en nuestra lista porque en su segunda temporada ha crecido, se ha hecho más fuerte y salvaje, ha sacado aún más brillo a sus muchísimas virtudes, ha superado algunas de sus debilidades y ya es, hoy por hoy, sencillamente imprescindible. Como esa familia/banda criminal capitaneada por Thomas Shelby (un enorme Cillian Murphy) en la Birmingham de los años 20, que se ha batido en duelo con no pocos enemigos y ha salido, de momento, victoriosa. No es la HBO, ni AMC, ni FX, ni Showtime. Es la BBC (aunque tampoco debería sorprendernos demasiado), y además para su segunda cadena, la que está facturando una de las series más rompedoras y visualmente más sobresalientes del momento. Y en 2014 se hizo incluso con los servicios del mismísimo Tom Hardy. Como gritaría orgullosamente ese psicópata llamado Arthur Shelby (Paul Anderson), los Peaky Fuckin’ Blinders han llegado para quedarse, y más te vale que lo sepas. (Más sobre “Peaky Blinders” aquí)

·
13. Penny Dreadful

13.  PENNY DREADFUL  (Showtime)

Cuando tienes al mito de Drácula, hombres lobo, posesiones demoníacas, Dorian Gray y al monstruo de Frankenstein paseándose de la mano por el Londres victoriano el resultado puede ser un monumental desastre o, como en el caso de “Penny Dreadful”, una de las series más estimulantes de la temporada y, más buenas noticias, uno de los estrenos más deslumbrantes y prometedores. Claro que nombres tan destacados como Sam Mendes en la producción, el reputado guionista John Logan escribiendo sus primeros ocho episodios y el español J.A. Bayona dirigiendo los dos primeros nos permitían tener algo de fe en el proyecto, y ésta se vio recompensada. Aunque en realidad gran parte del mérito recayó sobre los hombros (e inmensos ojos) de Vanessa Ives, que destacó con luz (y oscuridad) propia sobre tan variopinta e improbable galería de personajes. Tan aterradoramente hermosa, y tan hermosamente aterradora, Eva Green con su apabullante tour de force interpretativo (sólo diré una palabra: “Possession”) se merecería este año todos los premios del mundo, si la competencia no fuera tan dura y los encargados de otorgarlos no fueran a veces tan continuistas y conservadores (de momento los Globos de Oro se han olvidado de ella, no así los Satellite Awards). Qué más da. Lo importante es que el invento sí parece dar de sí para entregarnos al menos otra temporada, y quién sabe cuántas más, a la altura. (Más sobre “Penny Dreadful” aquí)

·

14. Justified

14.  JUSTIFIED  (FX)

Aceptamos que somos cuatro gatos los que seguimos (y veneramos) “Justified” a este lado del Atlántico. En EE.UU sí tiene una base de espectadores nada despreciable, y llegó a disfrutar de su momento de gloria en los Emmy de 2012. Y aun así, muchos tenemos la sensación de que estamos ante una de esas series que debería gozar de un mayor reconocimiento del que tiene. Como mínimo, tanto como el de su prima-hermana “Sons of Anarchy”. Pero en realidad quizás sea precisamente eso lo que le hace ser tan condenadamente buena. No lo decimos por esnobismo, sino porque precisamente alejada de los grandes focos, sin excesivas presiones y sin armar demasiado revuelo, “Justified” ha ido a su aire, ha volado libre y ha hecho siempre lo que a su brillante equipo de guionistas les ha venido en gana. Y los resultados han sido difícilmente mejorables. Hasta lo de despedirse en 2015 con su sexta temporada responde a una decisión unilateral del ‘showrunner’ Graham Yost y su estrella, Timothy Olyphant. Así que en pocos días comienza la traca final y ésta promete ser de antología, porque en 2014 se marcó otro temporadón ejemplar que dejó además el terreno preparado para el definitivo duelo final entre dos titanes: Raylan Givens (Olyphant), el héroe más cool, y Boyd Crowder (Walton Goggins), el villano más escurridizo de Kentucky. Llevamos años escuchando el tema “You’ll never leave Harlan alive”, y ahora sólo falta saber para quién de los dos se cumplirá la profecía. Nunca ver una serie fue tan parecido a leer una buena novela (negra). Quién sabe cuándo volveremos a toparnos con algo así. (Más sobre “Justified” aquí)

·

15. Cosmos

15.  COSMOS  (Fox)

En la televisión actual contamos con muchas series entretenidas, algunas emocionantes, pocas espectaculares y casi ninguna con un destacable componente educacional. Por eso, encontrarnos con una serie que aglutine todas estas características en una y que, además, complete el legado dejado por Carl Sagan en el “Cosmos” original de hace 34 años, nos hace obligatorio incluirla en nuestra lista anual. De la mano de Neil deGrasse Tyson pudimos recorrer la historia de nuestro planeta, nuestra galaxia y nuestro universo, las vidas de aquellas personas que lo arriesgaron todo para aportar un peldaño más a la escalera de la ciencia, visitamos el mundo infinitesimal y el universo infinito. Atrayendo nuestra mirada, nuestra imaginación y nuestras ganas de conocimiento con imágenes, conceptos y vivencias mostrados como nunca en la televisión. Fuente de conocimiento a una nueva generación de espectadores. Revulsivo para una televisión anclada en moldes convencionales. Inspiración para futuros investigadores. Genialmente accesible y tremendamente disfrutable. El espectáculo de la vida elevado a su enésima potencia. (Más sobre “Cosmos” aquí)

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. Javier permalink
    05/01/2015 17:13

    Coincido en que tanto “Fargo” como “True Detective” son las mejores series del 2014, pero me sigue faltando “House of Cards”. Espero que alguno de los que dirigís el blog le deis una oportunidad a esta fantástica serie, le hagáis una review como Dios manda y la coloquéis en el lugar que se merece!

    Un saludo!

    • Rodrigo Martín permalink*
      09/01/2015 20:33

      Nosotros también queremos que “House of Cards”, cuando sea posible, y confiamos en que más pronto que tarde, acabe desembarcando en el Cadillac. ¡Paciencia! ¡Un saludo!

  2. Anónimo permalink
    07/01/2015 17:32

    No aparece the wood wife, tendría que estar en los primeros puestos. Después de una grandiosa quinta temporada, no veo el momento de ver la sexta

    • Rodrigo Martín permalink*
      09/01/2015 20:37

      “The Good Wife” es una serie con la que un servidor espera poder ponerse al día en algún momento… Ahora mismo voy algo retrasado, y no he llegado a tiempo a ver la quinta, y es que tiene un ligero ‘problema’: sus 22 capítulos por temporada. Súmale la cantidad ya ingente de series que vemos (tampoco os podéis quejar) y que también tenemos una vida… pues eso. Un saludo.

  3. Anónimo permalink
    09/01/2015 15:22

    y house of cards? the leftovers? vikings?

Trackbacks

  1. “Penny Dreadful”: la liga de los monstruos extraordinarios | El Cadillac Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: