Skip to content
Anuncios

‘Her’: Más humana que los humanos

21/02/2014

her Joaquin Phoenix ordenador

En esta frenética época que vivimos, el tiempo no hace prisioneros. Recuerdo una no demasiado lejana conversación entre los integrantes de este blog en el que nos preguntábamos qué había sido de Spike Jonze. Pese a que su tercera y anterior película, la tan extraña como preciosa ‘Donde viven los monstruos’, no quedaba demasiado lejos (data de 2009), nos teníamos que remontar hasta el nexo entre los siglos XX y XXI para hallar las dos obras que tanto nos sorprendieron y deleitaron, las que nos hacían presuponer que estábamos ante uno de los genios que marcarían el cine de las próximas décadas: ‘Being John Malkovich’ y ‘Adaptation’. Hete aquí que, unos pocos meses después, Jonze regresa dando un sonoro puñetazo en la mesa y vuelve a encaramarse a lo más alto con ‘Her’, una esas selectas maravillas que llegan muy de cuando en cuando a la cartelera.

Jonze odia los convencionalismos, es de los que les gusta complicarse la vida. Ahí es nada la propuesta de ‘Her’: la historia de amor entre un ‘negro’ escritor de cartas recién divorciado de su pareja de toda la vida y su avanzado y susceptible de evolución sistema operativo, configurado con una voz femenina. Todo podría apuntar a un arriesgado salto al vacío. Sin embargo, estamos, no solo ante el filme más accesible y universal de su carrera, sino ante la cumbre de su filmografía hasta el momento. Y es que el realizador estadounidense cuenta con una red de seguridad absolutamente infalible que mantiene en pie el arriesgado proyecto en todo momento, formada, en primer lugar, por un guión, el primero que firma Jonze en solitario, excepcional.  Su gran mérito es lograr un equilibrio sublime entre su parte más cerebral (la propuesta de inicio lleva a la trama a abordar con destreza numerosas y trascendentes cuestiones) y su parte más emotiva, logrando conmover más con su peculiar historia de amor.

Her Joaquin Phoenix Samantha

Si ya en el pasado el realizador estadounidense logró exprimir todas las posibilidades de propuestas tan marcianas como la de dos personas situadas en la mente de John Malkovich y la de un guionista que ve como los sucesos de su propia vida van influyendo en el libreto en el que está trabajando, ‘Her’ no es una excepción. Muy lejos de quedarse en la anécdota, Jonze hace trabajar nuestros cerebros a fondo con un desarrollo progresivo que en un principio aparenta ser un estudio de la soledad contemporánea, que luego se convierte en un concienzudo análisis sobre el amor (sus diferentes fases, su confusión con la necesidad de compañía, la importancia del concepto de exclusividad, su tendencia a debilitarse según van evolucionando cada uno de los amantes) y acaba yendo más allá, hacia una profunda reflexión sobre una humanidad condenada a una eterna imperfección; condenada, en fin, como Sísifo a subir una y otra vez la montaña de la felicidad, sin llegar a conquistarla nunca plenamente.

Por si no fuera suficiente, el ex de Sofía Coppola añade al explosivo cóctel una emotividad que nunca había sido tan evidente en su cine (aunque también estaba presente en ‘Donde viven los monstruos’). La historia de amor entre el protagonista y su sistema operativo no es solo creíble, sino que, sorprendentemente, nos tiene con el corazón en un puño durante todo el metraje con sus subidas (¡esas vacaciones!) y sus bajadas, con las dudas y celos que se dan en toda relación y, además, con la intriga que supone el no saber si podrá mantenerse en el tiempo un romance sin precedentes. Todo para llegar a un tramo final con ecos a ‘Blade Runner’ que, pese a ser algo previsible, nos deja con un shock emocional similar al que nos provocó el monólogo del replicante Roy en la obra maestra de Ridley Scott.

Her Joaquin Phoenix playa

Toda esta magna construcción se nos caería ladrillo a ladrillo si no se diera el milagro de que el sistema operativo Samantha no solo nos resulte creíble, sino de que tenga el encanto suficiente para asumir que un humano se pueda enamorar  y plantear una relación con él. Obviamente, una gran parte del mérito es del virtuosismo del guión, pero era trascendental encontrar una voz que nos enamorara e hiciera que la historia no terminara rechinando. Samantha Morton, que acabó dando nombre al ‘personaje’, fue la primera elegida y seguramente hizo un buen trabajo, pero no podemos dejar de congratularnos que Jonze le hiciera una gran putada a la actriz inglesa y acabara contratando en su lugar a Scarlett Johansson. La ambición rubia del siglo XXI parece estar poco a poco retomando el sendero que la hizo grande, tras unos cuantos años bastante confundida, y en ‘Her’ está absolutamente perfecta, pese a que no aparezca por ningún lado su voluptuoso cuerpo. La versión original es más obligada que nunca para disfrutar de su voz: ligeramente ronca, grave, magnética y endiabladamente sexy; la idónea para enamorar a cualquiera, sin importar el modo en que se manifieste. Seguramente el galardón a Mejor Actriz que recibió por esta actuación en el Festival de Roma no deja de ser una pequeña ‘boutade’, pero sí es cierto que una buena parte de los galardones que ha recibido y recibirá ‘Her’ se deben a ella.

No se quedan atrás los actores, digamos humanos, del filme. Si básica era la interpretación vocal de Johansson, no lo era menos la del protagonista, Theodore. Pasando gran parte del metraje frente a una pantalla de ordenador o de teléfono móvil, el tímido, roto y sentimental personaje debe ser creíble en su progresivo enamoramiento de lo que no deja de ser un aparato. Pero Jonze sabía bien en quien confiar: Joaquin Phoenix. La estrella de ‘Two lovers’ ya hacía mucho tiempo que había dejado de ser el hermano del llorado River y había demostrado ser un intérprete a tener en cuenta. Pero desde sus colaboraciones con James Gray ha dado varios pasos más y, como ya me sugirió hace poco un lector del blog, podría ser un integrante perfecto de nuestra selecta serie ‘Los grandes de hoy en día’. Si hace un año, un deliciosamente excesivo Phoenix mantenía en ‘The Master’ uno de los duelos actorales del siglo con Philip Seymour Hoffman (¡que el dios del cine nos le guarde!), ahora cambia totalmente de registro para, sin embargo, volver a ofrecernos otra interpretación magistral. Combinando contención y sutileza con ramalazos de genuina espontaneidad, Phoenix carga sobre sus hombros con gran parte del filme y es capaz de depositarlo en lo más alto. Del mismo estatus hablamos si nos referimos a Amy Adams. Si, con justicia, es una de las grandes favoritas al Oscar a Mejor Actriz Principal por su estimulante aparición en ‘La gran estafa americana’, Adams está incluso mejor en ‘Her’, en un papel secundario y mucho más contenido pero que, gracias a su excepcional aporte, acaba siendo decisivo.

Her Joaquin Phoenix Amy Adams

Jonze engalana este regalo para cualquier cinéfilo con un envoltorio cotidiano pero extrañamente irreal -con un uso de tonos pastel que me recuerdan al ‘Punch-Drunk Love’ de Paul Thomas Anderson-, recreando un futuro cercano que parece inofensivo pero que acaba resultando sutilmente amenazante (ese gigantesco ventanal que permite intuir tantas soledades nocturnas). Una dirección tan virtuosa como magistralmente discreta acaba de redondear la obra maestra ante la que nos encontramos.

Recuerdo perfectamente esa madrugada en la que descubrí ‘Pulp Fiction’ ajada cinta de vídeo mediante, aún me veo a veces en esa larga tarde en la que supe que ‘Short Cuts (Vidas cruzadas)’ sería siempre una de mis películas favoritas, puedo rememorar sin esfuerzo aquel día en el que salí del cine en estado de shock tras presenciar ‘Brokeback Mountain’. Nunca olvidaré esa fría noche noche de sábado en la que ‘Her’ me llevó levitando a la cama.

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. 22/02/2014 13:41

    Buenos días,
    Aunque encuentro la nueva película de Jonze con un metraje un pelín excesivo, hay que reconocerle al director la habilidad del director para contar historias poco comunes, algo necesario en estos días. Me fascina todo su cine, así que empecé a ver “Her” y no despegué los ojos de la pantalla en ningú momento. Joaquin Phoenix ya tiene magistrales interpretaciones a sus espaldas. Visto en “Her” me pregunto cómo no se le ocurrió al director incluirle en otras propuestas suyas. Encaja como anillo al dedo en su particular universo.
    Johansson, a quien me falta encontrarla aún en un papel que no se parezca al anterior, hace el papel de su vida. El “dúo musical” es una escena formidable. De Amy Adams, me estoy haciendo cada día más fan. En fin, que uno va repasando la película desde ayer y cada vez me gusta más. Habrá que pedirle a Jonze que haga más cine.

    Saludos!!

    • Alberto Loriente permalink*
      23/02/2014 23:28

      Hola, Guillem,

      Suscribo todo lo que dices, excepto en lo del excesivo metraje Veo que eres más partidario del montaje que le hizo Steven Soderbergh a Jonze…de 90 minutos!!! (A ver si la incluyen en el DVD porque puede estar curioso). A mi, la verdad es que no me sobra nada, pase todo el metraje embelesado. Pero me alegro que la hayas disfrutado tanto, Lo merece.

      Un saludo!

  2. Arzu permalink
    26/02/2014 14:04

    ¡Buenas!
    Lo que yo suscribo es todo lo que se dice en este gran post, en expecial que sea obligada la versión original para poder apreciar en plenitud a esta película como obra maestra del futurismo. Eso sí, es un futuro muy, muy cercano, tan cercano que se toca con las manos; hasta el punto de que se podría decir que es un presente inmediato, pues todo lo que aparece en el filme ya está inventado, a falta de un mayor desarrollo.
    Nunca pensé que Scarlett me gustaría aún más si cabe sin ver en ningún momento su rostro, pero tampoco nunca antes había tenido la sensación de que, además de la vista y el oído, también mi sentido del tacto me podría hacer gozar con ella; todo gracias a una de las escenas más intimas en la relación entre los protagonistas (y no me refiero al citado dúo musical sino a esa en la que se va a negro, ya sabéis). Mucho tendrá que evolucionar el cine para que el gusto y el olfato se sumen a la fiesta.
    Claro que todo esto no hubiera servido prácticamente de nada si Phoenix y Adams no acompañaran con sus enormes interpretaciones.
    La relación con la expareja, duele, y me hace pensar, como ya pensé después de su otra obra maestra, Adaptation (aunque entonces se debiera principalmente al guión de los Kaufman), que Jonze lo ha tenido que pasar realmente mal en el pasado en alguna de sus relaciones interpersonales, seguramente sentimentales. Tal vez, por ello, el tempo de sus películas es extremadamente lento para con la acción narrativa de las mismas; y ésta es la única pega que me atrevo a poner a sus maneras como director. Por cierto, como director de actores, sobresaliente.
    En definitiva, el amante del cine vuelve a estar de enhorabuena gracias a “Her”, que, como dices al final de tu post, a mí también me llevó levitando a la cama, junto a mi propia Scarlett.
    Seguid así. Un saludo.

    • Alberto Loriente permalink*
      26/02/2014 17:08

      Bueno, Arzu, me alegro de comprobar que mi recomendación no cayó en saco roto.
      Me apunto especialmente a tu comentario de que Jonze ha tenido que sufrir mucho en alguna de sus relaciones. No me cabe duda de que debe ser así, sus rupturas en la ficción son desoladoras, aunque, paradojicamente, fue Sofía Coppola la que dio fe en el cine de su ruptura con Jonze (aunque ella lo niegue, parece bastante evidente) en ‘Lost in Translation’, por cierto, otra vez con Scarlett de por medio.
      Respecto a su lento ‘tempo’, tienes razón que no se corresponde con la mayor velocidad de su acción narrativa, pero la verdad es que ya lo veo como marca de la casa y no me desagrada.

      Un saludo y esperamos seguir gustándote!

Trackbacks

  1. “El sueño de Ellis”: la quimera de la Tierra Prometida | El Cadillac Negro
  2. Nuestras películas de 2014 | El Cadillac Negro
  3. “Ghost in the shell”: lost in translation | El Cadillac Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: