Skip to content
Anuncios

“The Walking Dead”: cuentas pendientes

02/04/2013

The Walking Dead - An Eye For An Eye

(ALERTA SPOILER: Prohibido leer sin haber visto hasta el decimosexto y último capítulo de la tercera temporada de la serie “The Walking Dead”. También hablamos, aunque intentando no revelar demasiado, de los cómics “Los muertos vivientes” de Robert Kirkman)

Rick, Carl y Michonne viajan en un coche, como de costumbre sin intercambiar una sola palabra, por una carretera desierta. Bueno, desierta ‘salvo’ por algún coche abandonado en el camino, cadáveres desperdigados por aquí y allá y sí, algún que otro muerto viviente, pero nos hemos acostumbrado tanto a este paisaje que ya apenas reparamos en él. De repente, vemos a un joven autoestopista cargado con una pesada mochila caminando por el arcén. No sabemos si es un lobo solitario que lleva meses sobreviviendo por su cuenta o si formaba parte de un grupo mayor del que recientemente ha tenido que separarse o huir, pero pronto nos inclinamos por lo segundo porque, cuando el vehículo llega a su altura, el chico pide por favor que se detengan, ruega, suplica que le socorran. Pero éstos pasan de largo sin aminorar la velocidad y sin inmutarse, sólo Carl gira un segundo la cabeza para observar al joven desesperado, pero tampoco podemos adivinar en qué está pensando. Unos minutos más tarde, el coche intenta sortear una aglomeración de vehículos que obstruyen el camino y queda atrapado en el barro, sin poder avanzar. Nuestros tres protagonistas se deshacen de los caminantes que campan por la zona con una tranquilidad pasmosa y se ponen manos a la obra para salir del momentáneo aprieto en el que se han metido. La cosa no les lleva mucho tiempo, pero sí lo suficiente como para que, cuando ya están listos para partir de nuevo, el autoestopista aparezca de nuevo en la lejanía. Los tres se suben al coche y arrancan antes de que el joven, que sigue implorando por su ayuda, les alcance. Unas horas después, aunque para nosotros sólo han pasado 40 minutos, Rick, Carl y Michonne regresan de allí a donde se dirigían y tras haber hecho aquello que iban a hacer, mientras escuchamos el impresionante “Lead Me Home” de Jamie N. Commons. En medio de la carretera, se encuentran el cuerpo despedazado del joven, charcos de sangre y su mochila caída en la cuneta. Creemos observar un gesto en Rick que podrían ser remordimientos… o  no. El coche frena, retrocede unos metros y se limitan a recoger la pesada bolsa, que quizás podría contener algo valioso. Y emprenden de nuevo su camino.

Estas escenas pertenecen a “Clear”, el capítulo 12 de la tercera temporada de “The Walking Dead”. El episodio en general, con el breve regreso de Rick y Carl a su ciudad natal y el triste encuentro con un devastado Morgan, y las secuencias del autoestopista en particular, a un servidor le parecen de lo mejor que ha visto en lo que llevamos de año. La serie había regresado a mediados de febrero tras haber emitido sus ocho primeros capítulos de la temporada entre octubre y principios de diciembre del pasado año. Ocho capítulos fantásticos, que habían hecho recuperar la fe hasta al más escéptico, por lo que las expectativas estaban muy altas. Así, tras la reanudación, tuvimos tres episodios antes de llegar al citado “Clear”: “The Suicide King”, “Home” y “I Ain’t A Judas”. Tres episodios que aminoraban un poco el ritmo respecto a lo visto justo antes del parón, algo por otra parte lógico y esperable, pero que sirvieron para que fuésemos profundizando en la locura de Rick, nos enfrentásemos a ese primer ataque del Gobernador que se llevó por delante al ‘bueno’ de Axel, fuésemos asimilando la llegada de Merle al grupo de la cárcel, empezásemos a ver a Andrea saliendo, aunque aún muy lentamente, de su agilipollamiento… ¿Y por qué presto tanta atención a ese capítulo número 12, os preguntaréis algunos? Pues porque, independientemente de que sirviese para avanzar más o menos en el desarrollo argumental de la temporada (algunos lo criticaron porque, según ellos, “no pasaba nada”, qué manía, y qué ciegos…), demostraron, con la minitrama del autoestopista, que podían colarnos cosas totalmente inventadas respecto al cómic de Robert Kirkman y, a la vez, ser rematadamente fieles a la obra original. Esa simple y cruel pincelada, ver a tres personajes ‘buenos’ sumidos en tal imparable proceso de deshumanización que son capaces de ignorar a un pobre muchacho que les pide ayuda y luego aprovecharse sin pestañear de su desgracia, llevándose sus pertenencias, capta a la perfección el espíritu de los cómics de “Los muertos vivientes”. O, si me apuráis, es tan monstruoso que casi diría que va más allá.

The Walking Dead - Hitchhiker's Bag

Qué manía, con los cómics. Qué pesados. Siempre con lo mismo… ¡Que esto es una serie! Y sí, lo sé, es una serie. Y es una gran serie. Ahora sí. Precisamente porque, junto a sus propias virtudes, que las tiene, se ha empapado por fin de la oscura lucidez y crudeza de la obra de Kirkman, abrazándola y haciéndola suya, ha logrado ser una serie cojonuda, la que sabíamos que podía llegar a ser. A pesar de que se haya desinflado un tanto en su tramo final, y de que los ocho últimos episodios de la temporada, con la, insisto, honrosa excepción de “Clear”, no hayan estado a la altura de los ocho primeros. Cerraba mi compañero Jorge su acertadísimo balance de ‘midseason’, en el post “The Walking Dead”, pisando fuerte, mostrando nuestra «plena confianza en que a su regreso la serie de (Glen) Mazzara será capaz de mantener el buen nivel exhibido hasta ahora y, por qué no, quizás superarlo». Pues no, esas eran las esperanzas que teníamos todos y al final no ha sido así, pero tampoco comparto la desazón casi generalizada que he observado en muchos blogs y foros, esos dramáticos “esta serie está muerta”, “menuda bazofia de serie”, “no vuelvo a verla”, “para mí esta serie murió en su primera temporada” (¿¿¿???), “esta es una serie de zombis señores dónde están los zombis por favor por qué no salen zombis”, etc, etc. Para mí, a pesar del bajón, “The Walking Dead” ha seguido siendo en 2013 mucho mejor que en su descompensadísima segunda temporada, y aún superior si la comparamos con aquella primera tanda de seis episodios de los que, personalmente, sólo salvaría los dos primeros. Y lo más importante, la serie regresará con una cuarta entrega, 16 nuevos capítulos, en octubre de 2013 y no se ha perdido nada, no se han dejado nada irremediablemente por el camino que nos haga pensar que no pueda ser igual de buena, o incluso mejor, en el futuro. Más bien todo lo contrario, de hecho creo que se han guardado demasiado y que no han querido gastar ahora algunas preciadísimas balas, reservándoselas para lo que aún está por venir, y eso ha hecho que la resolución de esta tercera temporada se haya resentido en exceso.

The Walking Dead - Rick

Nunca me cansaré de defender, de todas formas, que 12 o 13 capítulos son la duración perfecta para una temporada de una serie. Lo que no quita que, con esta duración, se pueda hacer también rematadamente mal, claro. Pero poniéndonos en el supuesto de que tenemos entre manos una buena serie, a mí sólo 10 se me quedan cortos, y 22 son a todas luces excesivos, acarrean siempre, siempre, una cuota considerable de episodios de relleno o intrascendentes. Hablo de series norteamericanas, porque lo de los británicos es otra cosa (expertos en temporadas de tres o seis capítulos, en las que nada sobra y nada falta) y lo de España es simplemente de chiste. Una temporada de 16, algo que inevitablemente se repetirá el año que viene, para mí sigue siendo demasiado larga. En cualquier caso, este año, tras “Clear” y antes de ese “Welcome To The Tombs” emitido este domingo, tuvimos tres entregas consecutivas, “Arrow On The Doorspot”, “Prey” y “This Sorrowful Life” que claramente sólo sirvieron para ir aplazando esa, creíamos entonces, inevitable gran batalla final entre el Gobernador y sus secuaces de Woodbury y nuestros héroes de la cárcel. Fueron tres episodios que encendieron muchas alarmas pero de los que yo, incluso, extraigo algunas notas positivas. Por un lado, creo que sirvieron, en realidad todo el segundo tramo de la temporada, para resarcir el personaje de Michonne, adorado por todos aquéllos que amamos el cómic pero que, de alguna manera, no supieron introducir con acierto en un primer momento. La Michonne plana, con motivaciones inexplicadas e inexplicables, gesto de permanente cabreo y peleada con el mundo de los primeros capítulos ha ido dando paso a un personaje más sereno (aunque siempre listo para la acción) y con más matices, capaz de integrarse en la dinámica del grupo, demostrar su valía y, sobre todo, acercarse a Rick conformando un sólido equipo que, seguro, puede darnos grandes alegrías en el futuro. Hershel, mucho más centrado y razonable que en la segunda temporada, y una vez recuperado del brutal trauma de perder una pierna, se ha reforzado como brújula moral del grupo, retomando el papel que en su día le correspondió a Dale (y heredando también, no es casualidad, la condición de tullido, y del mismo modo, que éste último en el cómic). El personaje de Andrea, vapuleado por todo su devenir desde que puso un pie en Woodbury, también ha ido atravesando su particular proceso de redención. Hemos tenido además, en estos tres denostados capítulos, algunas secuencias ciertamente reivindicables, como esa terrorífica persecución del Gobernador a Andrea, la misión suicida de Merle y el tristísimo encuentro entre su versión zombi y un Daryl al que, por primera vez, le hemos visto venirse abajo. Pero, sobre todo, el gran valor que podemos extraer de estos episodios ha sido cómo nos hemos ido sumiendo cada vez más en la locura homicida del Gobernador, que ha terminado estallando en una ‘season finale’ de la que, y ahora mismo no sé muy bien qué pensar, ha salido con vida.

The Walking Dead - The Governor

Esa, la decisión de mantener al Gobernador vivo y como malo oficial también de la cuarta temporada, es un tanto difícil de digerir para los seguidores de “Los muertos vivientes”. Pero por otra parte lógica y entendible, desde el punto de vista televisivo. En el cómic el arco argumental de Woodbury dura lo que tiene que durar y el malvadísimo Philip Blake muere cuando tiene que morir, como tiene que morir y tras haber dejado unas irreparables pérdidas en el seno del grupo de Rick. Sin embargo, tienen que pasar más de 50 números, o lo que es lo mismo, 9 tomos recopilatorios, que es lo que nos llega a España, hasta que volvamos a encontrar un villano a su altura (aún es pronto para saber si será capaz incluso de superarlo, aunque puede ser…). Medio centenar de números, casi la mitad de lo publicado hasta ahora, en los que los cómics también han perdido un poco de fuelle. O al menos no han llegado a alcanzar esos momentos de grandeza que exhibieron durante la estancia en la cárcel. Si la serie, aún tomándose sus licencias y pese al baile de personajes, pretende seguir más o menos la línea argumental de “Los muertos vivientes”, como ha hecho hasta ahora (segunda temporada en la granja, tercera temporada en la prisión), se encontraría, y esa es mi humilde opinión, con poca materia prima para hacer algo al nivel de esta tercera temporada, al menos de su arranque. O tendrían que tirar de la invención aún mucho más de lo que han hecho hasta ahora, y ya sabemos lo peligroso que esto puede ser. Por eso, ante este dilema, y también decididos a no renunciar y a seguir explotando a un villanísimo de la entidad del Gobernador, brillantemente encarnado por David Morrissey, la estancia en la cárcel se prolongará más de lo esperado. Las reglas del juego cambiarán y el señor Blake, completamente desatado, ya sin careta y tras haber mostrado toda su sed de sangre y destrucción (o lo que es lo mismo, más parecido al del cómic), será aún mucho más peligroso, por lo que confío en que el camino que han tomado sea el correcto, aunque eso sólo el tiempo lo dirá. Sea como sea, tenemos Gobernador para rato. Y ya de paso, y es otro de los grandes aciertos de este final de temporada, también tenemos un Pequeño Gobernador En Potencia de sólo 13 años llamado Carl Grimes. Cuesta reconocer en ese frío y despiadado chaval al niño que conocimos en las dos primeras temporadas. El Carl de “The Walking Dead” es más reservado y sanguinario, sin el más mínimo ápice de inocencia, que, incluso, el Carl de “Los muertos vivientes”. O al menos su evolución ha llegado mucho antes. Otro punto a favor, e insisto en que para mí no son pocos, que creo que debemos sumarle a Glen Mazzara en el tiempo que ha estado a cargo de la serie.

The Walking Dead - Carl

La opción de quedarnos en la cárcel y dejar vivito y coleando al Gobernador, que, como digo, es en parte lógica y entendible y a la larga puede ser acertada, no ha resultado gratis y la serie ha pagado como peaje el habernos entregado una ‘season finale’ mucho más floja y menos redonda que la del año pasado, precedida además por unos capítulos que causaron más expectación (no del todo resuelta) que otra cosa. Quién sabe si, precisamente ahí, esté la raíz misma de los supuestos desacuerdos entre la cadena AMC y el señor Mazzara que han acabado provocando la salida de éste, propiciando el segundo cambio de ‘showrunner’ en sólo tres años de andadura de la serie. Yo lo veo posible, y por elucubrar que no quede, que es fácil y gratis. Es innegable que Mazzara rescató la serie en el tramo final de la segunda temporada y que a él le corresponde el gran mérito del brillante arranque de esta tercera, pero también habría que hacerle responsable de estos últimos capítulos que han dejado descontentos a tantos seguidores, aunque su salida se confirmó y anunció durante el parón y eso, inevitablemente, ha podido afectar al resultado final. En cualquier caso, al mando de “The Walking Dead” se quedará ahora su mano derecha, Scott M. Gimple, y habrá que darle algo de crédito. Como guionista de la serie, hasta ahora, ha escrito capítulos como “Pretty Much Dead Already”, el inolvidable séptimo de la segunda, previo al parón de aquél año y en el que se abrieron traumáticamente las puertas del granero de Hershel, “Hounded”, el sexto de esta tercera, aquél en el que a Rick se la iba la olla hablando por teléfono mientras Merle y sus tres inútiles compis intentaban dar caza en el bosque a Michonne, y el citado “Clear”. No es nadie ajeno a la serie y ha demostrado como guionista sobradamente su valía. Habrá que ver cómo se desenvuelve como ‘showrunner’ y cómo lleva el timón de una serie sobre la que vuelven a cernirse un montón de enigmas e incertidumbres. De momento, sabemos, o intuimos, que tendremos a un Rick más centrado y menos alucinado (y además es lógico pensar que Sarah Wayne Callies no volverá el año que viene sólo para pegarse cuatro paseos por los alrededores de la prisión), que el encabronamiento de Carl dará mucho juego, que el Gobernador, aún no sabemos cómo, seguirá siendo la gran amenaza y que la cárcel ahora está repleta de peña que son candidatos a ir cayendo como moscas. También tenemos a un Tyreese (y de propina, a su hermana) que, tras haber decepcionado clamorosamente este año, deberá ponerse mucho las pilas si quiere parecerse remotamente al personajazo de los cómics. De los demás… pues más o menos ya sabemos qué esperar.

The Walking Dead - Lori

En cualquier caso, Gimple hereda una serie que, compitiendo además directamente con el regreso de “Juego de tronos”, volvió a hacer historia alcanzando un asombroso récord de 12,4 millones de espectadores, algo casi milagroso tratándose de una serie emitida por cable. Pero hereda también una serie que, si bien en los últimos tiempos logró saldar muchas deudas que acumulaba ya desde sus titubeantes comienzos, ha acabado acumulando no pocas cuentas pendientes que habrán de resolverse, esperemos, en el futuro. Yo de momento sólo me atrevo a hacer una predicción, y de hecho pongo la mano en el fuego por ello: todos aquéllos que han repetido hasta la saciedad en las últimas semanas que la serie es una mierda y que no piensan volver a verla, estarán dentro de unos siete meses pegados delante de sus televisores o pantallas de ordenador, y comentando las bondades o cagadas de “The Walking Dead” en la red. Así que nos vemos de nuevo, todos, en octubre.

The Walking Dead - See Ya Next Season!

Anuncios
13 comentarios leave one →
  1. 02/04/2013 12:25

    Me parece un análisis acertadísimo. Yo, a pesar de no ser de las absolutas incondicionales de la serie, no me he perdido nada y aunque subscribo los altibajos que comentas, no me ha decepcionado ni he perdido la fe en los capítulos “en los que no pasaba nada” (eso no es del todo cierto, y nunca sabes si pasa o no hasta el final..) Estoy de acuerdo en todos los diferentes ritmos que comentas, y, aún sin conocer el cómic (ahora algo mejor) opino lo mismo sobre las expectativas creadas por algunos personajes que no cuajaban del todo. Ahora creo que lo estaban logrando. Y sólo un detalle: de todo lo que puede impresionar en cada capítulo, y con la cantidad de cosas que llevamos desde la primera temporada… la escena del pobre hombre no auxiliado en la carretera.. im-presionante (la banda sonora cada vez tiene más importancia en estas escenas).
    Gracias, y hasta octubre !

  2. Asier permalink
    02/04/2013 13:01

    Ummmm… No sé qué decir, la verdad. Yo sí soy de los que se encuentra profundamente decepcionado con la serie, tras la evolución de esa joya de capítulo que es Clear. Y el final me ha parecido flojísimo, tanto en ritmo, como en desarrollo del guión. SPOILERS No entiendo cómo, tras crear tanta tensión y dejarlo todo preparado para una supuesta batalla final, el desenlace es tan atropellado y descompensado (hacia “los buenos” se entiende). Creo que el Gobernador es un personaje mucho más interesante que un loco descontrolado y psicópata (en esto me gustaba más que el Gobernador del cómic). La pobre Andrea por su parte, que ha sido maltratada durante toda la temporada, ha encontrado un final totalmente indigno (una pena lo poco que se ha explotado este personaje). Sí estoy de acuerdo en que Carl es cada vez acojona más, así como en que Hershel, Daryl e incluso Merle han logrado generar cada vez más empatía. Sea como sea, en mi opinión, sí ha sido una finale decepcionante. Sin duda una mala decisión no terminar más acorde a la obra original: como el rosario de la aurora.

  3. Jorge Luis García permalink*
    02/04/2013 14:16

    Es cierto que la tercera temporada de “The Walking Dead” ha ido claramente de más a menos (al contrario que la segunda) y su season finale ha sido un tanto decepcionante, pero el análisis de Rodrigo es muy valioso porque nos recuerda los motivos por los que seguiremos viendo la serie a su regreso en octubre, y es que instantes como el escalofriante segmento del autoestopista, el derrumbe de Daryl ante la zombificación de su hermano, el Gobernador escupiendo aquello de “en este mundo matas o mueres… o mueres y matas” o Carl aduciendo que “hizo lo que tenía que hacer” tras cometer un asesinato a sangre fría son la razón por la que esta serie me sigue enganchando, más allá del festín gore de cada episodio (que parece ser el único motivo por el que algunos la siguen). De todas formas, me da rabia que tras una primera mitad de temporada en la que “The Walking Dead” por fín salía “en cada capítulo directa a morder la yugular, con un ritmo por momentos vertiginoso y dispuesta a que cada escena cuente”, haya sido tan reservona en su segunda tanda, como esos equipos de fútbol que tras arrollar en el partido de ida se dedican a contemporizar en la vuelta y terminan pidiendo la hora. Estoy con Rodrigo, los 16 episodios se le han hecho largos a la serie de AMC. Durante muchos momentos ha dado la sensación de que solo se estaba haciendo tiempo para la gran apoteosis final, y el gran problema es que ni siquiera ha habido esa gran apoteosis. El asalto a la prisión ha sido una chapuza clamorosa, tanto de guión como de ejecución. No puedes construir durante tantos episodios un “crescendo” para terminar pifiándola en el climax. Por otro lado, algunas cambios de actitud de los personajes en esta segunda mitad me resultaron forzadísimos (la decisión de Rick de entregar a Michonne y su posterior recule) y situaciones que hubieran dado para mucho fueron desperdiciadas (la conversación entre Rick y el Gobernador). Son detalles que afean el resultado final, aunque a la hora de hacer balance prefiero ser positivo y pensar que los aciertos han superado a los errores, y, sobre todo, que sigue habiendo margen de mejora. Un saludo!

    • Terminator81 permalink
      02/04/2013 23:33

      Concuerdo con vos.Creo q esto lo comenté en otro foro. Los mas importante de esta finale fue la analogía en los dialogos de Rick y Carl; cn los de “Gobernator” y Milton (“si existe una amenaza terminas con ella.. si hubiera sido asi desde el principio mi hija todavía staría viva..”). A su vez Carl le explica a su padre q mato al chico porque prevee q será un futura amenaza para el grupo (y justifica su accionar con gente q al permanecer viva terminó matando a su Madre, Merle, etc. La serie, como la mayoria lo recontra sabemos muestra como transforma a los personajes, el mundo apocalíptico zombie. Mucha gente sigue la serie para ver las batallas, sangre y muertes de vivos y zombies. Siempre vi las pelis de zombie, de la clasica de George A. Romero, las remakes q se hicieron e los 90 y principios de siglo de las mismas, y lo q me atrajo de esta serie ademas de lo previamente mencionado, es como se profundizan los vinculos humanos, como reaccionan los persojes tipcamente estereotipados antes esta situación extrema, pudiendo sacar tanto lo mejor como lo peor de cada uno. Entiendo q mecha gente queria otro final detemporada, pero esto es una serie, no una pelicula. Y no podian darse el lujo (con los presupuesto qtiene hoy en dia) de dar de baja al gobernator.Y a mi parecer es un antagonista de primera. No me esperaba ni por asomo ver la masacre q llevó acabo ante la frustración, impotencia de ver la huida y negativa de su gente (el sabía q no estaban acostumbrados a pelear ni a enfrentarse a muertos y a vivos) del mismo modo q Rick era conocedor de ello. A mi me gustó el capitulo final, creo q soy el unico boludo q lo dice y no lo hago para levar la contraria. Claro está q si hubiera visto esta serie con 13 años me hubiera decepcionado, mi mentalidad cambió y creo q el topico de cine d muertos vivientes desde “la noche de los muertos vivientes”, “el amanecer de los muertos”, “el regreso de los muertos”, el diario de los muertos” etc se transformó y se le dio un toque mas humano, y tanto Kirkman, como Massara y Darabont lo han conseguido.
      Animo gente, q la 4ta tremporada va estar buena y no seguirá manteniendo con el culo pegado al sofa jajaj

  4. 02/04/2013 21:43

    El comic ni idea. Ni se que exista. En cuanto a la serie, pues muy buena. La segunda temporada fue bastante floja, mas bien parecía una casa de la pradera en zombilandia. Únicamente salvada por ese capitulo en que parece la niña en el granero. Genial como puesta en escena y ejecución. Efectista, pues si, pero funcionando como un reloj.

    Esta ultima temporada ha sido realmente brillante,. Sabiendo dosificar la trama para hacerla interesante. Con evoluciones de los personajes lógicas y creíbles. Y un personaje como el gobernador que va creciendo y que solo se muestra realmente en los últimos capitulo. Muy bien llevado.

    Como serie, una nota muya alta. Por entretenimiento y por como esta hecha. Que se parezca, que tenga la profundidad del cómic o cosas parecida. Un rábano me importan como espectador. Simplemente que sea buena, entretenga y tenga calidad. Cosas que en esta ultima temporada, cumple de sobra. Cuidate.

    • Terminator81 permalink
      02/04/2013 23:46

      Y tambien concuerdo con vos, esta temporada fue la q mas me gustó. Ojala q la 4ta mantenga y/o supere el nivel alcanzado. los espectadores deberíamos estar agradecidos de poser disfrutar con esta serie, muchos no saben lo q cuesta hacerla. A excepcion de Michael Rooker, Norman Reedus y David Morrisse (q ya lo conocemos de cine de gran patalla norteamericano)y, la gran mayoria han gozado de fama en el Reino Unido. Y estan a la altura.
      Me gustó mucho el capitulo de Sofia saliendo zombificada del granero q Otis dirigía jeje (el gordito q capturaba los muertos vivientes). Pero cuando Sean se carga a Otis hace lo mismo q hace Rick en el bar, o q Carl en el capitulo final del otro dia. En esta temporada han sobrado momentos tales, pero en la segunda y enla primera (para mi la mas floja a excepcion de los 2 primeros y del ultimo, creo q el 7mo) han carecido de ellos en demasía.

  5. antiloo permalink
    08/04/2013 17:20

    Pobre Carl, claramente el tipo tenía cara de decir al chaval este y al cojo del viejo, le quito la pistola y me los cargo.

    Jeje

  6. Víctor permalink
    11/04/2013 20:20

    No puede ser que muestren tanta frialdad con el que no axuliaron en la carretera, y luego se llevan su mochila del cuerpo a trozos, y que luego Rick monte un drama por lo que carl le hizo al otro joven, la serie esta llena de este tipo de contradicciones, y eso la hace totalmente mediocre y increiblemente inferior al comic.

  7. ticogotenks permalink
    15/04/2013 22:09

    A mi me parecio genial la primer mitad de temp, me gusto el segundo tramo (y lo defendi en algun foro) pq no es la granja 2.0 como lei varias veces (tiene caps como Clear)… pero me parecio una falta de respeto el cap final de temporada.

    Pero no te puedes pasar vendiendo una batalla final que no llega.
    No pido q matasen al gob (q era lo q la trama pedia) pero minimo que hagan un enfrentamiento como la gente… el gob sabe de la otra entrada de la carcel y no la usa, va de frente y entra en la carcel donde facilmente los pueden encerrar (cosa q no pasa)
    Les podian haber hecho mierda los vehiculos, pero nones y para remate los “maridos” no le dan a ni UNO cuando huyen de la carcel… es para no creer lo mal hecho que esta.

    Lo rescatable, que Carl bajase al “bueno de la ciudad”, que murio por pelotudo… pasaron 15 seg entre que le piden que baje el arma y Carl le dispare.
    O cuando manda a callar a su padre, no tiene precio q un pendejo de 13 años la tenga mas clara q el resto.

    Que decir del final del cap, ver al geriatrico entrar a la carcel fue un Anticlimax total.

  8. 04/05/2013 19:42

    Como final, Rick y los suyos deciden traer a los supervivientes de Woodbury a la prisión, entre ellos a Tyreesse y a su hermana. La temporada 4 parece que comenzará en esta misma localización y esperemos que no sea una repetición de la lucha contra el gobernador y se avance. Lo que está claro es que la serie se ha separado completamente de la trama de los cómics (aún más si era posible) y todo lo que sucede, nos es totalmente inesperado.

Trackbacks

  1. El Domingo de Resurrección de “Juego de tronos” | El Cadillac Negro
  2. “The Walking Dead”: De vuelta (de entre los muertos) | El Cadillac Negro
  3. “The Walking Dead”: ¿cuentas saldadas? | El Cadillac Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: