Saltar al contenido

Nuestras series de 2019

19/12/2019

La burbuja seriéfila, lejos de estallar, ha mantenido en 2019 su hegemonía como uno de los bastiones más sólidos de la industria del ocio y el entretenimiento. El ritmo de producción sigue siendo frenético y el espectador continúa dedicando ingentes cantidades de horas de su tiempo libre a su consumo. Y en esta época de abundancia ha quedado patente la capacidad de esta industria para autorregenerarse y seguir alimentando la maquinaria. Poco importa que una era, la de los dragones, haya llegado a su fin este año, porque siempre hay una “next big thing” a la vuelta de la esquina, algo que conviene no perderse para seguir en la conversación seriéfila. Sí, en esta época hay una clara saturación de series, pero también sigue habiendo calidad y opciones para todo tipo de públicos. Y entre ese público estamos los miembros de este blog, que un año más hemos encontrado suficientes motivos de celebración en la parrilla televisiva, suficientes al menos para presentaros una lista de favoritas tan lustrosa como las de cosechas precedentes, aunque, como es lógico, no hayamos teniendo tiempo para ver todo lo que quisiéramos o deberíamos. Por eso, como siempre, os pedimos comprensión, porque al fin y al cabo esto sólo es una lista, una visión parcial de un panorama sencillamente inabarcable.

Decíamos que éste ha sido el año de la despedida de “Juego de tronos”, una de las series más importantes de la década (¿la más importante?), y sin embargo, por primera vez, no aparece en nuestro top anual, fruto del desencanto generalizado que generó su última temporada y que también caló entre la mayoría de nuestros redactores. Tampoco veréis aquí el otro puntal mainstream de los últimos años, “Stranger Things”, cuya antaño fresca fórmula se nos antoja ya un tanto agotada, pero a cambio tenemos siete flamantes estrenos de 2019 y ocho viejas conocidas. Tras una época de cierta zozobra, HBO ha hecho valer en 2019 su jerarquía metiendo hasta cinco productos originales en nuestro top, mientras que Netflix ha afianzado el estatus conquistado en los últimos tiempos con otros cinco títulos. Sorprende para bien la pujanza de Amazon Prime Video, que ha logrado abrir brecha en el dominio absolutista de los dos gigantes del streaming, y que nos ha colado hasta tres series de su oferta. Y pierde relevancia con respecto al año anterior Movistar, aunque “Justo antes de Cristo” y “El embarcadero” hayan sido contempladas por algún redactor. Para 2020 queda pendiente ver cómo afecta al tablero de juego el esperado advenimiento de Disney+ y la progresión de la recién llegada Apple TV+ . Pero esa será otra historia. Nuestro 2019 seriéfilo es el que os presentamos aquí, y queremos subrayar que, aunque internamente podamos tener nuestras discrepancias sobre algunas elecciones, nunca ha habido un consenso tan sorprendentemente generalizado respecto a un número uno en toda la historia del Cadillac Negro. Sin más dilación, nuestras 15 series favoritas de 2019:

 

1- FLEABAG (BBC/Amazon Prime Video)

Lo teníamos ya todo montadito y dispuesto para que 2019 fuera el año de “Juego de tronos” y ha acabado siendo, menudo sorpresón, el año de “Fleabag”. Y no sólo en el Cadillac. También en los Emmy, que no dejan de ser, nos guste o no, el mayor escaparate mediático en el mundo seriéfilo: allá donde “GoT” se limitó a cumplir el expediente, “Fleabag” se coronó con cuatro premios gordos, entre ellos mejor comedia, guión y actriz principal. Teniendo en cuenta que Phoebe Waller-Bridge es la creadora, guionista y protagonista de la serie tampoco tendríamos dudas de quién ha sido la gran triunfadora de 2019, a título personal. Hace falta un talento fuera de lo normal para ser capaz de construir la serie más hilarante, corrosiva, devastadora, imaginativa e inteligente que hayamos visto en mucho tiempo. Cuesta creer ahora que el viaje haya sido tan cortito, con sólo seis episodios de unos 25 minutos en 2016 y otros seis este año, y nos haya calado tanto. Pero pocas veces hemos acompañado tan de cerca y hemos alcanzado tal nivel de complicidad con un personaje, complejísimo y fascinante, como en el caso de Fleabag. La vamos a echar tanto de menos. Por suerte, a Phoebe sí la seguiremos viendo. Y mucho. Muchísimo. El futuro le pertenece.

 

2. WATCHMEN (HBO)

Intentar traducir a imagen real un texto sagrado, y el mítico “Watchmen” de Alan Moore y Dave Gibbons sin duda lo es, conlleva el riesgo de que recibas palos por todos lados. Pero si quien se pone a los mandos es un tipo como Damon Lindelof, en plena forma creativa tras esa “The Leftovers” que en este blog adoramos, ya nos garantizamos que como mínimo va a salir algo estimulante. Y el “Watchmen” de HBO ha rebasado todas nuestras expectativas. Funciona como una continuación del cómic original, pero también lo reinterpreta, actualiza y expande en clave contemporánea con una inteligencia que hasta el mismísimo Moore, tan desdeñoso con cualquier adaptación de su obra, tendría que aplaudir si se dignara a verla. “Watchmen” plantea con calma y desentraña todos sus impenetrables misterios a través de una asombrosa y poliédrica arquitectura interna (tan deudora como respetuosa con la fuente original) para explorar cuestiones como la identidad, el peso del legado, la intangibilidad del espacio-tiempo y esa herida racial que hoy sigue tan abierta como siempre en el tejido social de Occidente. Un verdadero milagro termodinámico.

 

3. CHERNOBYL (HBO)

“Chernobyl” ha sido sin duda uno de los acontecimientos seriéfilos del año. Estrenada sin mucho ruido, su indudable alta calidad hizo que se fuera propagando boca a boca hasta ser un título de obligado visionado. El recordatorio de un episodio tan dramático como vergonzoso podría haberse hecho con forma de manual, de manera amarillista o de la forma en la que se hizo. Y es que pocas o ninguna pega se puede encontrar a una tanda de episodios que hurga en la herida para dejar al descubierto los tejemanejes de un sistema político sin vergüenza que dejó a todo un pueblo sin esperanza. Unas interpretaciones sobresalientes, una dirección firme y un guión preciso, unido a una historia espeluznante, dieron como resultado un cocktail que hizo de esta apuesta un merecidísimo y rotundo éxito. Sin duda, “Chernobyl” fue lo mejor que le pudo pasar a HBO después del polémico final de “Juego de Tronos”.

 

4. EL CUENTO DE LA CRIADA (Hulu)

Ha existido, durante la emisión de su tercera temporada, un sentimiento negativo general hacia “The Handmaid’s Tale” y los derroteros que el producto que un día naciera de la ficción de Margaret Atwood ha ido tomando. En el Cadillac también ha habido cierta división, si bien para algunos de nosotros la serie sigue en forma óptima y puede igualarse a pocas en la parrilla actual. De cualquier modo, esas criadas de rojo dispuestas a volarlo todo por los aires por un poco de libertad siguen siendo la representación de muchas cosas que un día dejaron de ser ficticias. Nosotros seguimos queriendo presenciar la caída de Gilead y esperando que llegue lo antes posible. Y sobre todo que no obliguen a la serie a morir de éxito en lugar de con dignidad.

 

5. Years And Years

5. YEARS AND YEARS (BBC/HBO)

Otra de las series que han hecho de este 2019 el año del gran triunfo de HBO ha sido “Years and Years”, un título que fantasea (y aterroriza) con un futuro cercano en el que todos los males que azotan a la sociedad actual se han multiplicado y los que parecen asomarse ya se han instaurado definitivamente. Bajo un prisma a veces de comedia, necesario para no ponerse a “llorar”, la serie atiza a los populismos, a las (racistas) políticas migratorias, a las grandes corporaciones, a los bancos, al desmedido uso de las nuevas tecnologías y a nosotros mismos, “Years and Years” viene a ser una suerte de cruce entre “Black Mirror” y “This is us”, reflejando los acontecimientos que vive una familia inglesa que si bien sufre unas peripecias no muy identificables con la vida de una familia de a pie, todo lo que le rodea es de una cercanía que da miedo, precisamente porque ese escenario, que podría estar lejano, realmente sabemos que no, que esa distopía ya no es tal y que en cierto modo ya ha llegado.

 

6. THE CROWN (Netflix)

Ya era hora de que la joya de la corona (británica) de Netflix se asomara al hall of fame del Cadillac. Y es que si “The Crown” no ha aparecido anteriormente en nuestras listas de lo mejor del año es por una razón bien simple: el estreno de sus temporadas siempre llega a finales de diciembre y con nuestro top ya publicado. ¡Y cómo lo lamentamos los que la seguimos en esta pequeña familia! Por fortuna, con la llegada de su tercera entrega el equipo se ha adelantado esta vez, porque cómo se merece estar aquí, habiendo reunido en su buen hacer todos los méritos posibles. Si cuando conocimos el salto temporal que se produciría tras los últimos episodios disponibles en la plataforma temimos echar demasiado de menos a Claire Foy y Matt Smith, bastan un par de entregas de las emitidas en 2019 para darnos cuenta de que este producto es un continuo ascenso de calidad y de intachables resultados. La serie de Peter Morgan sigue en los niveles más altos, ahora con Olivia Colman en el trono y un reparto de altar. Cómo han conseguido que los menesteres monárquicos resulten tan apasionantes y nos preocupemos tanto por unos personajes que en sus versiones reales nos importan una mierda, es un misterio a resolver.

 

7. Creedme

 

7. CREEDME (Netflix)

En 2016, un artículo titulado An Unbelievable Story of A Rape ganó el premio Pulitzer. En dicho artículo, los periodistas Christian Miller y Ken Armstrong reconstruyeron el caso de Marie, una joven de dieciocho años que fue violada por un intruso en su propia vivienda y en su propia cama. Al denunciar el crimen, Marie sólo encontró acoso y coerción por parte de unos agentes policiales con mucha prisa por llegar a casa, además de la incredulidad por parte de su círculo, que consideró que no se la veía lo suficientemente afectada. Así, llegó a cambiar su declaración varias veces hasta llegar a negar los hechos. De eso viene a hablarnos “Unbelieveable”. De Marie (Kaitlyn Dever) y de las dos detectives (Stacy Galbraith y Edna Hendershot, soberbiamente interpretadas por Merrit Wever y Toni Collete) que tras un arduo trabajo le hicieron justicia. Netflix nos ha ofrecido este año una miniserie que no sólo funciona como un producto bien necesario en los tiempos que corren trayendo un caso real a nuestras pantallas, sino como un policial brillante difícil de soltar. Es un producto aconsejable por todas las parcelas que cubre su buen hacer y porque, “¿cómo vamos a creer a esa tipa que ha contado ya dos versiones de la historia?”.

 

8. Undone

8. UNDONE (Amazon Prime Video)

Una de las mayores y más agradables sorpresas del año ha sido “Undone”, serie que vino de la mano de Amazon Prime, plataforma que en sí ha sido también una de las grandes sorpresas de 2019 al haber dado un salto tan importante como inesperado en la calidad de su producción propia. La serie llegaba avalada de primeras por ser el nuevo proyecto de los creadores de “BoJack Horseman” y por usar una técnica tan poco frecuente como impactante como la rotoscopia (algo así como calcar el propio fotograma sobre el fotograma). Pero además del asombroso aspecto visual, “Undone” nos ha ganado por su historia, la de una protagonista en mitad de la crisis de los 30, sumida en un mar de dudas y replanteamientos vitales, que se ve envuelta en una fantasía de realidad con su padre fallecido de por medio. Que la serie navegue siempre entre la fantasía y la esquizofrenia es uno de los puntos fuertes de un viaje por el tiempo (por el sentido del tiempo, más bien), por los anhelos y esperanzas, y por los recuerdos y las añoranzas.

 

9. TRUE DETECTIVE (HBO)

No era moco de pavo la disyuntiva a la que se enfrentaba Nic Pizzolatto este año: relanzar “True Detective”, la obra que le encumbró en la élite televisiva, tras su decepcionante segunda temporada, o finiquitarla definitivamente. Y la gran noticia es que la balanza se inclinó por la primera opción. Pizzolatto no quiso tomar riesgos y nos ofreció en la tercera temporada un plato que remitía indefectiblemente a la histórica primera entrega: sabores de la América rural, dos detectives progresivamente inmersos en el desencanto vital intentando resolver un caso dividido en varias líneas temporales, el aderezo existencial, la denuncia de los tejemanejes de los más poderosos…Una receta infalible que se veía potenciada por las excelentes actuaciones de Mahershala Ali, Carmen Ejogo y Stephen Dorff y que, si bien no llegaba a los cinco tenedores de su modelo -con un controvertido capitulo final- , sí que nos recuperó buena parte de la grandeza de antaño y nos hizo recobrar la confianza en un chef tan reputado como Pizzolatto. (Para un análisis más extenso, pincha aquí).

 

10. THE BOYS (Amazon Prime Video)

No podía resultar más oportuno que en el año de la apoteosis Marvel de “Vengadores: Endgame” nos haya llegado por la puerta de Amazon Studios esta desmitificación macarra e irreverente del mito del superhéroe, que no por casualidad se ha convertido en uno de los grandes éxitos de la pujante plataforma. Porque ¿qué pasaría si los supertipos existieran de verdad en el mundo real? Pues según Garth Ennis, autor del cómic que adapta la serie, que probablemente el hedor de la mierda oculta bajo los uniformes nos resultaría insoportable, sobre todo si Superman/Capitán América resulta ser un auténtico psicópata hijo de puta. Gigantescas operaciones de marketing dirigidas por macro-corporaciones, pan y circo para amodorrar a las masas, fake news por doquier, abusos de género, juguetes rotos bajo el peso de la fama… oh, wait… La serie de Evan Golberg y Seth Rogen no solo ha sabido respetar la mala baba y la personalidad de la fuente original (resarciéndose del patinazo de “Predicador”) sino que por una vez ha mejorado el planteamiento de las viñetas moldeando unos personajes más complejos a costa de rebajar a niveles tolerables la bestialidad gráfica.

 

11. BOJACK HORSEMAN (Netflix)

“BoJack Horseman” se nos va. Se nos está yendo. Y cuesta decirlo, pero quizás sea lo mejor. Porque por mucho que deseemos que las series que amamos sean eternas, y sean siempre magníficas, todo tiene que tener un final, y es mejor que éste llegue a tiempo y sea satisfactorio. Puede que la decisión no sea tanto creativa y tenga más que ver, qué triste, con las disputas sindicales del equipo de la serie con la cúpula de Netflix, pero sea como sea no parece éste un mal momento para decir adiós. Tras abrazar la excelencia más absoluta con sus temporadas 3 y 4, incluso una entrega magnífica como fue la 5 nos supo a poco. Este año nos ha tocado juzgar la primera parte de la 6, ocho episodios estrenados el 25 de octubre, y si algo hemos sacado en claro es que la despedida va a ser dolorosísima. Se percibe que la intención ha sido ir allanándonos el terreno para esos últimos ocho episodios (que llegarán el 31 de enero) con los que, seguro, nos dejarán el corazón hecho añicos, pero lo han hecho como siempre, con el nivel de calidad por las nubes, algunos capítulos para la posteridad, y abordando cuestiones tan incómodas como la depresión con una seriedad y humanidad poco vistas antes en televisión. Sí, la serie esa de dibujitos protagonizada por un caballo.

 

12. SEX EDUCATION (Netflix)

Se están llevando a cabo en los últimos tiempos productos adolescentes mucho más acertados que los que nuestra generación viera en su tiempo. A comienzos de año, Netflix estrenaba “Sex Education”, una serie que gira en torno a los avatares vitales de Otis y su círculo de amistades. Hijo de una terapeuta sexual encarnada por Gillian Anderson, el protagonista de esta comedia ejerce en su instituto de consejero y consultor sexual de sus compañeros a través de los conocimientos adquiridos en su propio hogar. Es un producto muy fresco y con un discurso bienintencionado que trata sin pudor temas como la diversidad, los traumas, la desinformación, la sororidad, el acoso, las filias y fobias y que, sobre todo, gira en torno a la aceptación de todo aquello que un día desconocimos cuando el sexo era el gran elefante en la habitación. Más sobre “Sex Education” aquí.

 

13. PEAKY BLINDERS (BBC)

Qué placer nos da a algunos conductores del Cadillac reencontrarnos con los Peaky Fuckin’ Blinders, y qué pesar nos causó que se quedaran por poco fuera de nuestra lista de las mejores series de la década. En cualquier caso, la saga gangsteril de Steven Knight vuelve a uno de nuestros tops porque en su quinta temporada los Shelby siguen molando, aunque estén desintegrándose desde dentro y Thomas quizás haya encontrado la horma de su zapato, ese rival que no puede derrotar. Ambientada en 1929 justo después del crack de Wall Street, “Peaky Blinders” se ha enfocado en los ascensos del fascismo y los populismos que tantos y pertinentes paralelismos trazan con la realidad actual y ha profundizado en el cada vez más inestable estado mental del personaje interpretado por un Cillian Murphy inmenso. Todo ello sin perder nunca esa explosiva y estilizada estética marca de la casa, capaz de hacer violenta poesía con un hombre y su fusil, un inmenso campo minado y un espantapájaros en una cruz.

 

14. MINDHUNTER (Netflix)

Esa peculiar “road movie” que encadenaba encuentros con los mas peligrosos psicópatas de las cárceles estadounidenses llamada “Mindhunter”, que tanto nos gustó en 2017 con su primera temporada, ha mantenido su tono realista y asfixiante pero se nos ha hecho más sedentaria y reflexiva en su segunda entrega. Ya saben, cosas de la edad. Aunque no faltan entrevistas con peligrosos asesinos -uno de los momentos cumbre de la tanda fue la esperada cita con el icónico Charles Manson-, la mayor parte de la acción de la Unidad de Ciencia del Comportamiento del FBI se ha desarrollado en Atlanta, en la agotadora investigación de una serie de asesinatos de chicos negros. La trama ha logrado así evolucionar, adquirir unos tintes sociopolíticos inéditos hasta el momento y ahondar en un conflicto tan actual y atemporal como el racial en EE.UU. Quizá un desequilibrado tratamiento del trío protagonista la haya impedido igualar las altas cotas de la temporada inaugural, pero “Mindhunter” ha vuelto a demostrar ser una absoluta garantía de ficción del más alto nivel.

 

15. BIG LITTLE LIES (HBO)

No pintaba demasiado bien la forzada segunda temporada de “Big Little Lies”, una producción concebida en un principio como miniserie que se vio prolongada ante su apabullante éxito tanto crítico como de audiencia. Más aún cuando le arrebataron a la directora Andrea Arnold el control creativo en favor de su antiguo realizador, Jean-Marc Vallée, para retocar el montaje final. Lo cierto es que esta continuación es claramente inferior a su predecesora, con una trama demasiado dependiente de los acontecimientos de la entrega inaugural. Pero tampoco se puede negar que “Big Little Lies” ha sabido salir airosa de tantos inconvenientes y, sobre todo, aportar nuevos aspectos de lo que es su gran aval: cinco personajes femeninos excelentemente perfilados y mejor interpretados -a las que se les añadió el fichaje estelar de una Meryl Streep que nunca había sido tan pérfida en pantalla- que nos han vuelto a recordar que la angustia vital llega a todos, incluso a aquellos que habitan los lugares más aparentemente privilegiados.

5 comentarios leave one →
  1. Anónimo permalink
    19/12/2019 11:01

    Me parece una selección impecable, aunque echo de menos una pequeña obra maestra que vi por azar. Me refiero a “Love, death and robots”. Cada episodio es totalmente distinto a las demás, y en 15 o 20 minutos relata una historia con el ritmo de una buena película de hora y media, gracias a unos guiones ágiles e inteligentes. Qué opináis en el Cadillac negro?

  2. 19/12/2019 19:49

    ¡Hola, anónimo lector!.

    En primer lugar, gracias por leernos y por tu opinión sobre nuestra selección de series (te animamos a que veas también la selección de discos y, muy pronto, la de películas).

    Ciertamente, son muchos los títulos que se quedaron fuera de la lista (unos de forma más dolorosa que otros). En algunos casos porque considerábamos que, claramente, otros títulos habían sido superiores y, en otros casos (como el de “Love, death & robots”), porque no todos los redactores tuvieron oportunidad/tiempo de verla…por lo que sus votos a favor fueron más limitados que otras candidatas.

    En mi caso, que sí tuve oportunidad de disfrutarla, me pareció una posible heredera de esa obra maestra llamada “Heavy Metal” (Potterton, 1981)…aunque con matices.
    Si bien la producción de Netflix comparte el gusto por la violencia y el erotismo que tenía aquella, también es algo más heterogenea en la calidad de sus episodios; contando con auténticos portentos como “La testigo” (del gran Alberto Mielgo) o “El vertedero”…con otros episodios que centran sus esfuerzos en la parte humorística (con acierto, todo hay que decirlo) pero no muestran el mismo nivel de talento e imaginación (hablo de “Yogurt al poder” o de “Historias alternativas”).

    En un año con el nivel tan alto de producciones, son muchos los títulos que fácilmente podría haberse defendido su inclusión en el listado final; pero la competencia ha sido brutal y la nota de corte este año ha sido muy, muy alta. En cualquier caso, para próximos años meditaremos si incluir una sección de ‘menciones especiales’ y citar a aquellos títulos que se quedaron rozando un puesto final.

    Un saludo y muchas gracias por tu comentario.

    • Anónimo permalink
      21/12/2019 10:16

      Gracias por la respuesta. Tomo nota de la alusión que haces a “Heavy metal”, que intentaré conseguir. Comparto tu opinión sobre la irregularidad de los episodios de “Love…”, aunque los buenos son tan buenos (valga la redundancia) que eclipsan a los que no llegan al listón. Gracias por vuestros profundos y meticulosos análisis, que me ayudan a seleccionar qué series ver y a profundizar y disfrutar aún más las que ya he visto. Vuestro entusiasmo y amor por las series es contagioso!

  3. 25/12/2019 0:28

    Hola,
    Paso por aquí de una forma mucho menos habitual que antes, cuando incluso me atrevía a escribir de vez en cuando. La vida, dicen.
    Y paso por aquí para decir que os sigo leyendo, que no dejéis nunca de ver (y escuchar) para que podáis seguir escribiendo (tan bien) sobre ello.
    Si no me falla la memoria, creo que es la primera lista en la que todo lo he conseguido ver.
    Watchmen, sin duda, es la que más me ha estimulado. (Jo-der con el episodio 6). Que le den a Lindelof otra cosa, por favor!
    Un año flojito.
    2020, eso sí, empieza fuerte con Drácula.

    Un saludo.

  4. bagoas permalink
    17/01/2020 15:05

    Hola gente del Cadillac. Como siempre sus listas de los mejores del año son de lectura obligatoria, aunque me demoré un poco esta vez. De esta de series me apunto unas cuantas que no he podido ver, que si ustedes la recomiendan, voy sobre seguro. Muchas gracias, y como dice un comentario anterior, no dejen de escribir.

    Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: