Skip to content

“Juego de tronos”, héroes, villanos, furcias y bastardos

05/06/2012

(ALERTA SPOILER: Revela detalles importantes de la trama de la serie, hasta el capítulo final de la segunda temporada)

Toda epopeya tiene sus héroes y villanos. Y admitámoslo, nos han contado ya tantas veces la misma historia, con sus reyes y reinas, sus príncipes y princesas, sus valientes guerreros, sus enredos familiares, unas veces con dragones, otras con elfos, bien sea en reinos de fantasía o en galaxias muy, muy lejanas, que algo debe tener una ‘nueva’ ficción de tintes épicos, a estas alturas, para que aún pueda seducirnos de alguna forma. “Juego de tronos” lo consigue, vaya si lo consigue, y me atrevo a decir que en este caso su gran capacidad de seducción reside en que, efectivamente, hay héroes y villanos, hay buenos y malos, pero, al menos en la serie, llevamos ya dos temporadas, veinte capítulos, y aún no sabemos muy quién es cada cosa. Quizás los amantes de los libros tengan más pistas, pero yo no, pues ya sabéis que soy de ésos que han decidido saltarse las novelas, voluntaria y estratégicamente, y aún así no sólo ven la serie, sino que osan escribir sobre ella. Por supuesto, Joffrey es un ser despreciable al que todos odiamos, y le deseamos una horrible muerte tras una espantosa agonía. Y Robb Stark, Jon Nieve o la (ya no tan) pequeña Arya, en realidad diríamos que todo el clan de Invernalia, son, hasta lo que hemos visto, héroes de una pieza, los buenos de la función. Pero si vamos mucho más allá, la línea comienza a ser más difusa, y ahí es dónde está residiendo, al menos para mí, el gran encanto de esta emocionante partida.

“Juego de tronos”, por suerte y por desgracia, cerró en la noche del domingo su segunda temporada. Por suerte porque todo viaje tiene sentido sólo si nos lleva a alguna parte, y aunque en este caso sabemos que no aún no hemos llegado a nuestro destino, es obligado ir cubriendo sin prisas cada una de sus etapas. Y por desgracia porque este viaje está resultando tan excitante que fastidia saber que tardaremos casi diez meses en volver a ponernos en marcha. Pero la mejor forma de saber que algo funciona es cuando te deja con ganas de más. Y estos diez capítulos, especialmente su tramo final, han dejado el pabellón en lo más alto. En nuestro post anterior sobre la serie, “Juego de tronos”, choque de fans, ya hablamos de la peliaguda cuestión de la adaptación, y de las irremediables posturas encontradas entre la legión de seguidores de la serie, muchos de los cuales son también amantes de los libros, por lo que permitidme que en esta ocasión deje el tema a un lado. El balance final que al menos un servidor hace es que tenemos ante nosotros una de las mejores series de la actualidad, llamada además a perdurar en el tiempo, como casi todas las que hace nuestra querida HBO. Un serie magníficamente escrita y dirigida, excepcionalmente interpretada y espectacularmente adaptada. Siempre se le podrán poner pegas, por supuesto, y más aún si las comparaciones se hacen con lo que algunos tenían en sus cabezas o con algunos films que pueden permitirse presupuestos megamillonarios. Pero, ciñéndonos el actual panorama televisivo, nos daremos cuenta de que “Juego de tronos” es, probablemente, el entretenimiento más grandioso que podamos ver en nuestros días.

Resulta obligado, por supuesto, hablar del que ha sido, cumpliendo los pronósticos, el gran ‘highlight’ de la temporada, ese episodio titulado “Blackwater”, escrito además por el propio George R. R. Martin. Sin duda, fue un capítulo redondo, tanto por la rotunda espectacularidad de la batalla (de hecho se zampó buena parte del presupuesto de todo el año) como por la modélica forma en que se fue cocinando la tensión antes y durante el estallido de ésta. Al igual que sucedió en 2011, situar el clímax de la temporada en el penúltimo episodio obligaba a la season finale a rayar a un grandísimo nivel para no defraudar, y creo que han vuelto a conseguirlo. De nuevo, los dragones han tenido mucha culpa, así como todo lo acontecido en Desembarco del Rey y en Invernalia, y por supuesto las peripecias más allá del Muro, con esa última secuencia que nos ha dejado literalmente helados. Pero dejadme que buena parte del mérito se lo conceda a Jaqen H’ghar y a la inolvidable escena que protagoniza junto a Arya, que precisamente da título al capítulo, “Valar Morghulis”. La única nota negativa que puedo encontrarle es que, me temo, supone también la despedida del actor Tom Wlaschiha, que ha dejado el listón muy alto para su ‘sucesor’, si es que lo hay.

Jaqen ejemplifica, precisamente, eso que defendíamos al principio sobre lo difícil que es aquí catalogar a un personaje como ‘bueno’ o ‘malo’. Es un asesino, claramente sin escrúpulos, presumimos que habrá cometido más de un crimen imperdonable y aún así hemos acabado cayendo incondicionalmente de su lado. Pero resulta aún más curioso que fuese otro tipo aparentemente al servicio del mal, Sandor Clegane, ‘El Perro’, el que haya acabado dándonos la mayor lección de la temporada, con su discurso ante su protegida Sansa: “Stannis es un asesino. Los Lannister son asesinos. Tu padre era un asesino. Tu hermano es un asesino. Tus hijos serán asesinos algún día. El mundo está construido por asesinos, así que será mejor que te acostumbres a mirarlos”. Aquél fue su segundo gran momento de lucidez de la noche, tras el no menos memorable “A la mierda la Guardia Real. A la mierda la ciudad. A la mierda el Rey”.

Visto de esta manera, nadie se salvaría, pese a que, sobre todo tal y como estaba construida la primera temporada, lo fácil para los espectadores haya sido adherirse a la causa de los Stark, mientras que los Lannister son, en teoría y sin excepción, los más malvados entre los malvados. Quizás no lo tengamos tan claro a la hora de juzgar a los Baratheon, o a los Tyrell, o a los Tully, aunque sin duda los Greyjoy son muy mala gente. También guardamos nuestras simpatías para Jon Nieve, frente a esos salvajes más allá del muro que tienen que ser lo peor de lo peor. Y por supuesto, Daenerys se merece todos nuestros respetos, pero claro, defenderla nos haría enemistarnos en verdad con todos los anteriores…

Así que, si las cuentas son más o menos éstas, ¿cómo consigue Tyrion, un Lannister de pura cepa, que nos pongamos siempre incondicionalmente de su lado, haga lo que haga? ¿Será porque, en el fondo, no deja de ser repudiado por su propia familia? ¿Porque ha demostrado ser, en definitiva, el más humano, el más valiente, el más astuto de todos los personajes? ¿Porque su imposible historia de amor es la más sincera y bonita que hemos visto hasta ahora? ¿Y su hermano Jaime? ¿Por qué tenemos que rendirnos a la evidencia de que, pese a ser un gusano despreciable, ha derrochado carisma y encanto en cada una de las (pocas) escenas que ha protagonizado? Por no hablar de Cersei, que pese a ser una arpía, ha conseguido por momentos tocarnos la fibra y emocionarnos, bien acunando a su hijo pequeño ante una muerte casi segura, o reconociendo de forma sincera que el castigo por el mayor de sus pecados quizás sea ese rubio psicópata que se sienta en el Trono de Hierro. ¿Y Tywin, el padre de toda esa pandilla de cabronazos, y probablemente el peor de todos ellos? ¿Cómo hemos llegado a disfrutar tanto con sus confidencias con esa Arya de incógnito? ¿Y por qué nos lo pasamos tan bien con las sucias argucias de Meñique, Lord Varys y compañía, pese a que sabemos que son todos unos hijos de mala madre? ¿Y Theon Greyjoy? ¿Le odiamos con todas nuestras fuerzas o nos ablandamos al darnos cuenta de que, en el fondo, no es más que un triste y pobre desgraciado? También debemos desconfiar, lógicamente, de ese Rey Más Allá del Muro, y de la gentuza que comanda, pero, ¿es posible que no sea más malo que todos los reyezuelos que ya hemos conocido, o incluso todo lo contrario? Y por supuesto, Daenerys mola, sus dragones molan, su séquito de fieles desarrapados molan, y queremos que siga haciéndose fuerte y armándose de poder para luchar por lo que es suyo, pero, ¿realmente tiene derecho a reclamar el trono, cuando su padre fue, según nos han contado, uno de los villanos más sanguinarios que han gobernado jamás los Siete Reinos de Poniente?

No dudo que esta apasionante dinámica de personajes se deba a las grandes dotes de George R. R. Martin como creador y narrador, pero es evidente que encaja como un guante en una cadena responsable de títulos como “The Wire” o “Los Soprano”, por citar sólo las dos joyas de la corona, dos series en las que tipos moralmente discutibles, cuando no abiertamente abominables, conseguían ganarse de algún modo nuestras simpatías. Así que, y a riesgo de resultar un tanto pesado, no puedo dejar de alegrarme de nuevo porque la adaptación de “Juego de tronos” haya caído en las mejores manos posibles. HBO imprime además todo su sello mostrándonos un Poniente sucio, hostil, violento, sangriento, peligroso, lleno de traidores, conspiradores, y sí, reyes y reinas, príncipes y princesas, valientes guerreros, enredos familiares y además dragones, pero también furcias, y bastardos, pues al fin y al cabo la realeza y la nobleza tienen sus debilidades. En este caso, la obra de Martin, y en consecuencia la serie de David Benioff y D. B. Weiss, no duda en llegar a donde J. R. R. Tolkien y los otros grandes maestros del género jamás se atrevieron. Ah, y para colmo, tenemos zombis. O Caminantes Blancos. En realidad veo por ahí que hay de las dos cosas y que no son exactamente lo mismo. En cualquier caso, acojonan. Y no se sabe muy bien hacia dónde se dirigen. Empezaremos a salir de dudas, o no, con el arranque de la tercera temporada, que ya está confirmado que cubrirá sólo la mitad del tercer libro de la saga, “Tormenta de espadas”. Llegará en abril de 2013. La fecha ya está marcada en el calendario. En rojo. Rojo sangre.

Acerca de estos anuncios
21 comentarios leave one →
  1. Jorge Luis García permalink*
    05/06/2012 19:09

    Sensacional trilogía de posts que sirve de perfecta crónica de lo que ha dado de sí una temporada apasionante de “Juego de tronos”, ejemplo de serie que no oculta su vocación comercial pero que no toma por lelo al espectador. Yo también soy de los profanos en el universo literario de Martin, pero eso no me impide reconocer la excelencia de una serie que poco a poco está construyendo una exquisita galería de personajes inolvidables (Tyrion, Tywin, Cersei, Theon, Arya…), en el más puro estilo HBO. Guiones inteligentes plagados de diálogos afilados y cargados de significado, un diseño de producción impecable, una dirección siempre clásica y elegante, actuaciones excepcionales… La única pega que tengo es la que ya intuía al comienzo de esta segunda temporada: Demasiadas tramas y pocos episodios para desarrollarlas. Algunas de ellas han sido muy estáticas (todo lo concerniente a Rob Stark -que parece no haberse movido del sitio en 10 capítulos-, la estancia de Daenerys en Qarth) y quedaban olvidadas durante varios episodios hasta que volvían a ser retomadas. En ese aspecto, la season finale me ha parecido modélica por su perfecto montaje y maestría a la hora de encarar todos los frentes abiertos, superior al alabado “Blackwater” (para mí el cénit de las escenas de batalla tipo asedio y defensa es el abismo de Helm de “Las dos torres”, y todo lo que se haga en ese sentido palidecerá en comparación). En cualquier caso, la partida ha quedado muy abierta de cara a la próxima temporada, y en ese sentido creo que será beneficioso que se ciñan solo a la mitad de “Tormenta de espadas”. Y, por pedir que no quede, sería ideal que aumentaran las temporadas a 12-13 capítulos, que 10 nos saben a poco.
    Un saludo y enhorabuena por el seguimiento de la serie, Rodrax!

    • Anónimo permalink
      07/06/2012 0:00

      Excelente análisis que me ha servido para cubrir unos minutos este vacío que voy a tener los próximos diez meses. Además da gusto leer una crítica sin complejos que no se limita a señalar los pasajes del libro que han sido “olvidados” y de paso recordarnos que el autor SI que se ha leído la obra completa de Martin.
      Totalmente de acuerdo en que el único pero a la temporada se lo pondría a la excesiva condensación en los episodios. Creo que, salvo el último, no hay ningún episodio en el que se actualice cada una de las 8 o 9 tramas de la temporada, lo que hace que alguna de ellas dé la impresión de haberse quedado algo coja, y que diez episodios parezcan un número más corto que nunca.
      Esta serie va a ser tan grande como The Wire. Ha conseguido lo que hasta ahora sólo había visto en esta última, tener un reparto coral (y más o menos constante) de alrededor de 25 personajes, todos inolvidables, y de los que sería prácticamente imposible quedarte con uno solo. Qué gran serie podría haber hecho Berlanga para la HBO!

      • Rodrigo Martín permalink*
        07/06/2012 13:25

        Hola, Anónimo, gracias por tu atención y tu comentario. Me alegra especialmente que este post pueda cubrir durante unos pocos minutos el vacío dejado por la serie. Lógicamente no lo conseguirá, pero esa es un poco la intención. Un final de temporada siempre es agridulce, porque cuesta aparcar durante muchos meses una serie que nos gusta, pero también es satisfactorio si la season finale, como creo que ha sido el caso, ha estado a la altura y nos ha dejado buenas sensaciones. Es algo parecido a lo que nos pasa cuando termina una película que nos ha gustado mucho, pero en este caso aún peor porque hemos invertido varios meses enganchados con pasión a una historia…
        Efectivamente, mis entradas sobre “Juego de tronos” no se rayan con las diferencias existentes entre la serie y el libro, intento encararlas de la misma forma que escribiría sobre “The Wire” o “Los Soprano” o cualquier otra serie del estilo, si tuviésemos la suerte de que se estuviesen emitiendo en este mismo momento… Como le comento a Alvaro más abajo, no me he leído los libros de Martin para no torturarme con las cuestiones de la adaptación. No sé si cuando comentas que “el autor SI que se ha leído la obra completa de Martin” lo dices porque parece que me haya leído los libros, o a lo mejor lo he entendido mal. Pero no, no es el caso, pero sí es verdad que mi mujer sí se ha leído los tres primeros (cuando veíamos un capítulo y ella decía “esto en el libro no es así…” yo le soltaba una voz e intentaba que no dijese nada más, pobre…), y que, además de escribir sobre la serie, me gusta visitar otros foros y blogs que hablan sobre ella, y a pesar del mucho cuidado que pongo, ya me he enterado de algún detalle, creo que no demasiados, que preferiría seguir ignorando. Me lo podría ahorrar no leyendo absolutamente nada, claro, pero yo soy de esos a los que también le gusta rellenar el vacío tras el fnal de un capítulo o de una temporada leyendo las impresiones de los demás.
        Por otra parte, yo cada vez huyo más de las series con temporadas de veintitantos capítulos, pero es cierto que 10 son demasiado pocos. 12 o 13 son, para mí, la duración ideal. La televisión británica tiene también series buenísimas, pero a mí los seis capítulos que suelen tener por año siempre me saben a poco, por no hablar de los tres de “Sherlock”… Aunque también da menos pereza ponerse a ver cualquiera de ellas.
        Esperemos que las tramas mejoren aún más al dividir el próximo libro en dos temporadas, algo que creo que harán a partir de ahora para estirar (por suerte) el chicle todo lo que puedan y para que Martin vaya ganando tiempo con ‘lo suyo’.
        Yo no sé si “Juego de tronos” llegará a ser tan grande como “The Wire” o “Los Soprano”, eso son palabras mayores, ni siquiera sé si, para mí, alcanzará la excelencia de “Deadwood”, una de mis mayores debilidades, pero es cierto que juega en esa liga, y con esas series debemos compararla y no sale ni mucho menos malparada. Para mí, ahora mismo está al nivel de “Boardwalk Empire”, otra maravilla actual, por lo que lo digo como un gran elogio.
        Un saludo, Anónimo, seas quien seas, y pásate por aquí cuando necesites llenar cualquier vacío o simplemente entretenerte un ratillo!

    • Rodrigo Martín permalink*
      07/06/2012 12:50

      Gracias, George, por tus elogios. Efectivamente, pese a que en la HBO son expertos en series con repartos corales, en “Juego de tronos” hay tantos personajes, tantos frentes abiertos, tantas cosas que contar, que sí que ha dado la sensación de que alguna trama se ha quedado algo coja, o al menos ha sido menos interesante que otras. En ese sentido, claramente lo que ha ido pasando en Desembarco del Rey o las peripecias de Arya y compañía en Harrenhal, y en menor medida todo lo de Invernalia, le han ganado la partida claramente a las aventuras de Rob Stark, Daenerys y Jon Nieve. En estos dos últimos casos, sobre todo, yo tenía claro que acabarían pasando cosas interesantes al final, como así ha sido, pero hemos dado alguna que otra vuelta poco interesante, o nos hemos quedado un poco parados, hasta que ha llegado la acción de verdad. Y eso que hay muchos lectores de los libros que echan humo porque se han dejado a muchos personajes olvidados, o bien aparcados para introducirlos más adelante cuando se supone que ya deberían haber aparecido… En ese sentido, acabo dando la razón a la HBO. Para los espectadores profanos del universo literario de Martin, creo que introducir más tramas nos hubiese acabado liando muchísimo más, y es más que evidente que las tramas que nos han presentado se hubiesen resentido demasiado. ¿Esto se solucionaría con dos o tres capítulos más por temporada? Por supuesto, y ojalá fuese así, pero creo que no sucederá, pues supondría incrementar el presupuesto, que el que ya deben manejar, para ser televisión, no debe ser pequeño, en un 20% o 30%. Otra solución, y creo que la prefiero, es dividir a partir de ahora los libros, cada vez más tochos, en más de una temporada. Así Martin gana además tiempo para ir cumpliendo su parte, que aún le faltan dos libros y sus seguidores se están poniendo muy, muy nerviosos.
      Efectivamente, ya comenté en mi primer post sobre la serie, creo, que después de “El Señor de los Anillos” y “Braveheart” es difícil que cualquier batalla en una pantalla de cine o televisión nos sorprenda. En este caso, creo que “Blackwater” sí fue bastante espectacular cuando hacen estallar los barcos con fuego valirio, aunque en los combates cuerpo a cuerpo tuvieron que resolverlo con planos cortos, ahorrándose así tener que desplegar un gran número de extras. Lo mejor del capítulo, para mí, fue el tratamiento que se hizo de la tensión sobre todo antes de la batalla, en un episodio que no podía durar más de 50 minutos… Y las intervenciones verbales del ‘Perro’, por supuesto, un tipo que me daba grima y miedo y ahora me cae de puta madre!
      Aparcamos, pues, “Juego de tronos” en una larga temporada, y la semana que viene también nos despedimos de “Mad Men”. Cómo pasa el tiempo, qué lastima… Menos mal que “Breaking Bad” acudirá en unas semanas al rescate. Espero que estés preparando el laboratorio para cocinarnos para entonces una de esas excelentes reseñas tuyas…

  2. Alvaro permalink
    06/06/2012 16:14

    Podriais hacerme un favorazo? El caso es que me he leido el libro y me he visto la serie. Pero ahora ando perdido.. me podrias decir que cosas se han inventado en la serie?

    SPOILER Se que la mayor “cagada” es lo de que le roban los dragones ya que eso no aparece o como atrapan al grupo de Arya.

    Pero me podriais decir otras no tan obvias?

    • Rodrigo Martín permalink*
      07/06/2012 12:17

      Hola, Alvaro. Lo primero, gracias por pasarte por aquí y por detenerte a comentar. Pero, sintiéndolo mucho, al menos en El Cadillac Negro no podemos hacerte ese favorazo… En primer lugar, porque si lees detenidamente esta entrada, así como las anteriores que he escrito sobre “Juego de tronos”, yo NO me he leído los libros, por lo que felizmente desconozco los cambios que ha hecho la adaptación de la HBO, que es precisamente lo que preguntas por aquí. Digo felizmente porque precisamente he dejado los libros de lado para que la serie me enganche y me sorprenda, y ya de paso para no torturarme con las posibles modificaciones con la obra original, evitando así que la serie pueda llegar a decepcionarme. Algo que hasta ahora no está sucediendo. En segundo lugar, lo siento, pero ya aviso desde aquí que no soy partidario de que en los comentarios de mi post se mencionen detalles de los libros, algo que fastidia mucho a muchos espectadores de la serie, entre los que me incluyo, que algún día probablemente nos animemos a leer las novelas de Martin. En muchos foros y blogs se desvelan detalles de los libros que, además, son spoilers sobre lo que podría suceder en la serie en temporadas venideras, algo que, sinceramente, jode bastante. Intentaré evitar que esto suceda en nuestro blog, pero te animo a que busques en la red otros sitios en donde sí podrían desvelarte las dudas que tienes. No puedo decirte más, porque yo lógicamente trato de evitarlos… Lo siento de nuevo y, otra vez, gracias por leernos. Un saludo!

    • 07/06/2012 19:53

      Alvaro, puedes mirar en este hilo de Asshai, pero ten cuidado que puede haber spoilers hasta “Festín de cuervos”: http://www.asshai.com/foro/viewtopic.php?t=6781

      Os dejo, que tendría que estar escribiendo mi reseña, soy una irresponsable XDD.

      PD: Esta vez si que ha salido mi alias completo al darle al autocompletar. Siento la “C” del otro día, no me di cuenta antes de publicar.

      • Rodrigo Martín permalink*
        07/06/2012 20:16

        Hola, Condesadedia, gracias por pasarte de nuevo por aquí y por echarle un cable a Alvaro… Por cierto, espero tu última reseña de la temporada casi con la misma ansiedad que cuando esperaba ver la season finale…. Y no te preocupes por la C del otro día, que pinchando sobre ella eras fácilmente reconocible… ;-) Un saludo y nos leemos!

  3. Albertoides permalink
    06/06/2012 23:39

    ESPOILER DEL COPÓN. Todo era un sueño,y se lo estaba imaginando todo un murciano estaba papa de vino peleón y se lo imaginaba todo…

    He flipado con la serie como no lo he hecho nunca con otra serie o peli.
    Genial también el resumen que has hecho, Rodrigo. Carguémonos de paciencia, os propongo re-ver la serie en inglés y nos ponemos las pilas con el idioma, y por qué no, echarle un vistazo a esos 2 primeros libros.

    Abril de 2013; ¿seguiremos en el Inem o estaremos en otra empresa?

    Tyrion: no necesitarás ser rey; lo rechazarás.

    • Rodrigo Martín permalink*
      07/06/2012 12:29

      Hola, Albertoides! Gracias por los elogios a mi entrada. Efectivamente, aquí en El Cadillac Negro somos firmes defensores de la versión original, no concebimos ver una serie o una película si no es así, porque pensamos que se disfruta mucho más y además tiene eso de la inmediatez, de poder ver cualquier cosa al día siguiente de que se emita en sus países originales, y siempre es un punto. No hacemos mucho alarde de ello porque aún hay quien se molesta porque le animes a perderle el miedo a los subtítulos y tal, pero precisamente gracias a las series, conozco mucha gente que se ha pasado a la versión original cuando antes ni se lo planteaba…
      Por otra parte, cada vez estoy más convencido de que quiero ir leyéndome los libros, siempre a posteriori de la serie, pero aún no sé si me pondré con los dos primeros antes de que llegue la tercera temporada o dejaré que pase más tiempo, para que además se me vayan olvidando algunas cosas y así disfrute de la lectura un poquito más.
      Y quién sabe que será de nosotros en abril de 2013. Yo, por mi parte, aún tengo contrato con el Inem para una larga temporada, espero poder rescindirlo lo antes posible! ;-) Anyway, me conformo con estar por aquí, estemos como estemos para entonces.
      Un saludo y pásate por aquí cuando quieras!

  4. 07/06/2012 13:33

    Espectacular, llevo un enganche flipante con esta segunda temporada.

    • Rodrigo Martín permalink*
      07/06/2012 13:52

      Hola, Alex! Alguien con buen gusto como tú está claro que tiene que disfrutar con esta gran serie, no esperaba menos… No me queda claro si ya has terminado con la segunda temporada o no, pero si es esto último seguro que siguirás flipándolo, porque sus dos últimos capítulos han tenido un nivelazo…
      Por cierto, no sé por qué acabo de acordarme, pero me preguntaste hace tiempo sobre “Justified”, y te contesté mandándote un mail a una dirección que creo que es la tuya, pero nunca me quedó claro si lo recibiste…
      Un saludo y nos seguimos leyendo!

  5. Nieves Matías permalink
    07/06/2012 14:36

    ¡Excelente crítica! Precisa sin ser demasiado larga. Veo que no soy la única que tiene simpatía por todos los frentes y se entristece al saber que aunque todos tienen parte de razón, nadie la tiene por completo ni tiene el derecho total a reclamar lo que reclama. He visto que has contestado a todos los que te han dejado comentarios, todo un detalle la verdad.

    Me leí el segundo libro antes de ver la segunda temporada y los que se quejan de que se han dejado cosas es que no tienen ni idea de adaptar. Los libros y las películas son lenguajes distintos y no se puede calcar palabra por palabra porque para empezar algunas partes se nos harían aburridísimas y nos habríamos quedado, por ejemplo, sin las conversaciones entre Arya y Twyn. Y por otro lado me parece un desprecio ante toda esa gente que está detrás que es evidente que se han dejado los cuernos en trasladarnos esta pedazo de historia. Sin olvidar que R. R. Martin también ha intervenido en la serie desde el principio y está encantado y ha sido el primero en alabar las partes que no eran fieles porque sabe que son tan buenas como sus páginas.

    He estado escribiendo críticas capítulo a capítulo de esta serie lo cual ha hecho que disfrute aún más de este viaje tan corto de 10 capítulos. A ver cuanto aguanto antes de lanzarme a por el tercer tomo, que hay que saborearlos, no darse un atracón.

    • Rodrigo Martín permalink*
      07/06/2012 17:48

      Hola, Nieves! Bienvenida al Cadillac y gracias por comentar y por los cumplidos! Intentamos responder a todos los que os tomáis la molestia de dejar vuestras impresiones por aquí, creemos que es lo que da verdadera vida a un blog, y además muchas veces los hilos de los comentarios acaban siendo más apasionantes e interesantes que los propios posts!
      Por otra parte, efectivamente coincidimos en que esa ambigüedad moral de prácticamente todos los personajes, que todos los frentes tengan razón y a la vez no la tengan, es lo que hace que la serie sea tan interesante. En cuanto a lo de la adaptación, yo sólo puedo juzgar la serie por lo que veo, y lo que veo creo que es muy, muy bueno. Tampoco quiero mojarme ya mucho más sobre el tema, pero la entrada anterior que escribí sobre la serie, “Juego de tronos: choque de fans”, sí se centraba más o menos en esos aspectos, y debatimos largamente sobre ello en los comentarios… a veces la cosa se puso un poquito caliente, pero ahí está también la gracia del asunto! Pero igual soy muy osado porque no me he leído los libros de Martin, pero sí me atrevo a decirte que tus comentarios me parecen muy acertados.
      Y por último, si has escrito reseñas sobre los capítulos de la serie, siéntete libre (si quieres) de dejarnos aquí mismo un link al sitio en donde lo hicistes, para compartir con más gente tus impresiones. En algunas otras páginas, blogs y foros, incluso puede llegar a molestarles, y hay que respetarlo, pero aquí en el Cadillac Negro nos pasa todo lo contrario y de hecho nos parece algo mucho más enriquecedor para todos. La verdad es que se disfruta escribiendo sobre algo que a uno le apasiona, pero también nos gusta que nos lean!
      Así que ya sabes, pásate por aquí cuando quieras, que estás en tu casa. Un saludo!

  6. 11/06/2012 9:12

    Totalmente de acuerdo, excepto que a mi la historia de Daenerys no me acaba de emocionar y conozco a mucha gente que le pasa lo mismo. Si, tiene dragones, pero es que su personaje no me acaba de gustar mucho, bueno, no se, más que el personaje, la interpretación de la actriz, que muchas veces me parece forzada, aunque a lo mejor si leyera los libros vería que el personaje sí que es así. No se.
    Eso sí, que rollo ahora esperar a la tercera temporada, no sé porque se me hacen tan cortas siempre las temporadas de esta serie, veo muchas otras de menos capítulos por temporada y no me pasa lo mismo, pero con esta me despisto un poco y ya ha acabado, jejeje. Y vaya final, para dejarnos aún más impacientes de ver más. Y también más de The Walking Dead ;)

    • Rodrigo Martín permalink*
      19/06/2012 16:11

      Hola, musictvlife, bienvenida de nuevo y perdona por tardar tanto en contestarte…

      Daenerys, está claro, es un personaje clave de la historia, será muy importante, si no la que más, esa es la sensación que tengo… pero he leído que algunos lectores de los libros piensan que su trama a veces es un poco lenta, o anodina, hasta que llegan esas partes realmente trascendentes. No sé hasta que punto será así, por lo que yo veo en la serie, le perjudica un poco, como le pasa a Jon Nieve, el estar apartada del resto de los personajes, con tramas que, de momento, no afectan en gran medida a nadie más. Entiendo que la cosa cambiará, pero ni sé cuándo ni quiero saberlo aún! A mí también se me ha pasado volando la serie, pero eso supongo que pasa cuando algo engancha tanto… De todos modos, sólo han sido 10 capítulos, dos o tres más estoy seguro de que no nos hubiesen venido nada mal! Un saludo y nos seguimos leyendo!

  7. Juanma permalink
    27/06/2012 10:58

    En primer lugar mis saludos, y enhorabuena por los artículos.
    Me reconozco un fan irredento de “El señor de los anillos”, lo descubrí hace más de treinta años (cuando se publicó en España) y desde entonces lo he leído decenas de veces -sí, decenas, de verdad-, se ha convertido en mi libro de cabecera; y no solo eso, sino que ha sido que ha ejercido un importantísimo papel en mi vida personal.

    ¿Y por qué cuento esto cuando se está hablando de “Canción de hielo y fuego”?… pues porque durante todo este tiempo, estas tres largas décadas, he añorado aquellas primeras lecturas de “El señor de los anillos”. He leído mucho desde entonces, pero no volví a tener aquella sensación. He sentido una envidia sana por la generación que ha crecido con “Harry Potter”; pero pocas esperanzas tenía de vivir de nuevo algo similar. Y de repente, hace un año, casi con cincuenta cumplidos, descubrí “Canción de hielo y fuego” gracias a la serie de televisión. Sabía de la existencia de los libros, pero de pasada, porque en los foros sobre “El señor de los anillos” por los que me movía hace años de vez en cuando alguien “tenía la osadía” de sugerir que había vida más allá de Tolkien. ¡Herejes!

    Antes de acabar de ver el primer capítulo ya sabía que tenía que leer esos libros. Y aquí estamos, con los cinco libros publicados alineados en la librería, solo un nivel por debajo de la zona dedicada al maestro Tolkien… y rezando a los dioses antiguos y a los nuevos por la salud de George R. R. Martin :-)

    Respecto a la adaptación televisiva mi opinión es muy clara: habría MATADO por una adaptación similar para “El señor de los anillos”. Así de sencillo. No niego que la adaptación de Peter Jackson es espectacular, ni que hasta posiblemente marcase un antes y un después en el cine fantástico. Pero si bien “La comunidad del anillo” me encantó (la novedad), de “Las dos torres” salí cabreado y “El retorno del rey” no mejoró mucho la situación.

    En las dos temporadas de “Juego de tronos” hay cambios respecto a los libros, eso está claro, pero al menos la personalidad de los personajes es fiel a lo escrito en un 90% de los casos. En “El señor de los anillos” Peter Jackson convierte a Aragorn en un tipo dubitativo que no sabe si quiere ser rey o no, a Merry y a Pippin en una pareja cómica y a Faramir directamente lo traiciona como personaje. ¿Alguien se imagina lo que habría sido ver a Samwell Tarly como un gordito simpaticón y payasete, o a Sansa Stark transmutada en una guerrera soltando tacos sin parar?… no, claro que no; porque Tyrion es Tyrion y Jaime es Jaime, y hay diamantes en bruto como ese Jaqen H’ghar o esa inmensa moza de movimientos torpes, hasta que empuña la espada, que es Brienne.

    Por suerte, nos queda mucho por disfrutar.

  8. Jaycee permalink
    02/09/2012 3:51

    Ya la he visto. Me ha costado un tiempo pero he terminado hace un rato :) Sí, es cojonuda; sí, engancha; pero no es tan redonda como la primera temporada y la adaptación se alborota con el inmenso contenido. Diez capítulos dan para muy poco y dan para mucho menos si te tocas los huevos la mitad de ellos, repitiendo argumentos y dándole vueltas a los mismos temas. La idea era hacer de la batalla de Blackwater el clímax de la serie. Y han desarrollado el guión a partir de ahí. A costa de lo que fuese.
    Yo no me he leído los libros y no me los voy a leer. No creo que el formato literario sea superior en sí mismo al cinematográfico. Tampoco creo que una adaptación deba ser inferior por el hecho de ser bastarda. Prefiero adaptaciones libres, como parece ser ésta. La hace especial; a los nativos visuales nos hace sentirnos halagados. Puede que los caminos que decidan los chicos de la HBO sean mejores que los que tomó en su día George R.R. Martin.
    El sello HBO es indudable y ya no sorprende la impecable factura de la serie. Es acojonante lo que hacen estos tipos en televisión. Os recuerdo que hablamos del mismo formato que se usa para hacer “Amar en tiempos revueltos”. TV. Da que pensar.
    La segunda temporada arrincona personajes que en la primera fueron muy importantes (Jaime Lannister), banaliza otros (Cersei), los empeora (Lady Stark) o simplemente los mantiene en un standby ridículo (Jon Snow y Robb Stark). Algunos de ellos son de mis favoritos. Y supongo que de la mayoría de los fans de la serie.
    Así que se queda todo en manos de los pequeños Tyrion y Arya, personajes que llevan el peso argumental de los historias más desarrolladas de la temporada. Las de Robb, Khaleesi y Jon apenas sufren ligeros cambios. Puro maquillaje.
    HBO ha visto un filón y ha decidido poner poca carne en el asador. Game of thrones es una serie que se proyecta a casi una decena de temporadas. Demasiado dinero para arriesgarlo.
    La primera fue más intensa y más rica en matices. En esta segunda todo es más previsible. Más lineal. Es una temporada de transición que contiene un excelente capítulo: Blackwater.
    Respecto al tema VOS o versión doblada es como comparar a Essien y Lass Diarra. No hay debate ni para un cigarro. Muchos actores son excelentes y los que no lo son están extraordinariamente elegidos. La mayoría son ingleses y tienen una dicción perfecta. Verla doblada es violar la intención del creador. Es como darle una pelota a Lass. Una pérdida de tiempo.

    A pesar de ello, sigo echando de menos Lost.

Trackbacks

  1. “Blancanieves y la leyenda del cazador”, espectacular pero frígida « El Cadillac Negro
  2. ‘Mildred Pierce’: la crisis de los 30 « El Cadillac Negro
  3. “Juego de tronos”: Paint It Red | El Cadillac Negro

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: