Saltar al contenido.

“Breaking Bad”, el juego de Heisenberg

17/07/2012

(ALERTA SPOILER: Prohibido leer sin haber visto hasta el primer capítulo de la quinta temporada de la serie)

Ya está aquí. Por fin llegó el momento de acompañar a Walter y Skyler White, Jesse Pinkman, Hank Schrader o Saul Goodman en la recta final de “Breaking Bad”, la serie más potente que se puede encontrar actualmente en la TV. Decíamos hace unos meses en nuestra disección de las claves de esta obra maestra, “Breaking Bad, adictos al cristal azul”, que por mucho que nos doliese atisbar el desenlace, no había mejor manera de superarse a sí misma que encarando la inevitable conclusión de la historia. Y aunque hasta 2013 no sabremos cómo terminan las andanzas de Heisenberg (recuerden, ocho episodios ahora y otros ocho en julio del año que viene), ya podemos abrocharnos los cinturones con la confianza en que la montaña rusa que nos ha preparado Vince Gilligan estará  a la altura de la leyenda cultivada en las cuatro temporadas anteriores.

Recordemos que el ya mítico “Face off” nos dejó con Walter White convertido definitivamente en Heisenberg y triunfante en la durísima partida jugada con Gustavo Fring, el mayor dealer de metanfetamina de Nuevo México, aunque para ello tuvo que dar un paso más hacia su particular abismo de negra amoralidad de la mano del “Lily of the Valley”. Y el comienzo del capítulo inaugural de esta quinta temporada, “Live free or die”, nos demuestra que “Breaking Bad” no ha perdido la capacidad de sorprendernos. Un Walter con identidad falsa, pelo, barba, gafas de pasta y aspecto cansado celebra su 52 cumpleaños en un restaurante carretera y posteriormente efectúa una operación de tráfico de armas. No sabemos si este “flashforward” corresponderá al final de la temporada o al de la primera parte de la misma, pero intuimos que posiblemente tengamos más retazos de esta historia en los próximos episodios, a la manera de los inquietantes flashes del oso rosa en la piscina de la segunda temporada, y que tendrán un peso específico en la resolución de la trama.

Tras la introducción volvemos a los momentos inmediatamente posteriores al final de la cuarta temporada para armar un episodio que se limita a poner algunas cartas sobre la mesa y funciona de manera autoconclusiva a partir del macguffin de las grabaciones de las cámaras de seguridad de “Gus”, que comprometen seriamente a Walter, Jesse y un recuperado para la causa Mike, uno de esos secundarios robaplanos que siempre es un placer volver a tener en la pantalla. “Live free or die” pivota sobre el ingenioso plan improvisado para impedir que la policía de Albuquerque acceda al portátil del fallecido jefe de “Los pollos hermanos” y descubra todo el pastel. A partir de esa premisa vemos a un Walter calculador y expeditivo, consciente de la importancia de borrar todas las huellas y atar todos los cabos sueltos antes de ponerse manos a la obra con sus nuevos planes, que conoceremos en los próximos capítulos. Walter se muestra muy cómodo en modo Heisenberg, en un rol que parece que ya no abandonará en toda la temporada. Nuevas frases que añadir a su mitología particular, como el frío y autoritario “because I say so” que le espeta a Mike, el “we’re done when I say we’re done” con el que amedrenta a Saul o ese inquietante “I forgive you” que le concede a Skyler en el último plano nos muestran a un Walter muy oscuro y casi aterrador.

Por su parte, Skyler siente más que preocupación auténtico miedo por el monstruo en el que se ha convertido su marido, y en su visita al hospital para ver a su antiguo jefe Ted Beneke, que descubrimos que no ha muerto, comprueba que ella inspira en él el mismo pavor y, tras esa bofetada de realidad, comprende hasta qué punto se ha dejado arrastrar por esa espiral de violencia en la que se ha embarcado Walter. Conociendo la habilidad de esta serie para no dejar sin encajar ninguna pieza del rompecabezas, algo nos dice que aún no hemos terminado con Ted. En este inicio de season también recuperamos al Jesse más humorístico después de la gravedad y dramatismo que le envolvió en la temporada anterior. Su  “Yeah bitch! Magnets!” entronca directamente con  su celebrada faceta de contrapunto cómico, pero lo más interesante es comprobar cómo vuelve a tener fe ciega en su mentor a la hora de solucionar los problemas que se presentan y decide quedarse con él en vez de coger el dinero y largarse con viento fresco, como le aconseja Mike que haga. Todos adivinamos que su enfrentamiento final con Heisenberg es inevitable, pero de momento está muy lejos de producirse.

De igual manera parece ineludible que el terco y obstinado Hank descubra de una forma u otra que Walter es Heisenberg. Su primer movimiento ya ha sido desmontado por su antagonista pero le conocemos lo suficiente como para esperar que la temporada gire en gran medida en torno al juego del gato y el ratón entre ellos. La nota manuscrita apuntando a las islas Caimán que aparece detrás de una fotografía de Gus y la conexión de “Los pollos hermanos”  con la multinacional alemana Madrigal serán previsiblemente los hilos de los que tirará en los próximos episodios.

En cualquier caso no hemos hecho más que arrancar y hay tiempo de sobra para que los giros dramáticos nos golpeen directo en el mentón, las situaciones desesperadas nos pongan el corazón en un puño y el alma de Walter White se vuelva cada vez más y más negra. Desde aquí apostamos por un futuro muy sombrío para nuestro protagonista. Puede que al final se salga con la suya, pero intuimos que deberá pagar un precio muy alto. Esta primera toma de contacto sirve para poner la primera piedra en un camino que debe confirmar a “Breaking Bad” en ese Olimpo de las grandes series en el que muchos ya la vemos pero cuya plaza no será definitiva hasta que llegue a la apoteósica conclusión que se merece, que nos merecemos.

About these ads
16 comentarios leave one →
  1. 17/07/2012 15:57

    buen comentario… creo que te seguire leyendo mientras dure la quinta temporada jaajajajajaj que como bien dices… comenzó con muy buen material!

    un arbrazo..

    escuche este podcast por ahi… esta bueno:

    http://www.podcaster.cl/category/cine-tv-y-medios/blue-sky/

    • Jorge Luis García Enlace permanente*
      18/07/2012 1:13

      Hola Anónimo, muchas gracias por la aportación. No tenemos previsto hacer un seguimiento capítulo a capítulo de la temporada en el blog, aunque es seguro que al término de la primera tanda haremos balance. En cualquier caso, los comentarios están abiertos para todo aquel que quiera aportar sus impresiones a cada vuelta de tuerca que nos tengan preparada. Un saludo!

  2. 18/07/2012 0:31

    En el 5to párrafo confundiste “Mike” con ” Hank”. No pasa nada. Los fanáticos de BB entendemos los deslices provocados por la emoción

    • Jorge Luis García Enlace permanente*
      18/07/2012 1:08

      Tienes toda la razón Zacarias. Es la emoción. Ya está corregido. Un saludo!

  3. 18/07/2012 1:28

    Diría que Mike ya sabe que Walter es Heisenberg pero no me hagas mucho caso jajajaja

  4. 18/07/2012 5:11

    Si algo plantea esta serie es que la gente sí cambia, al contrario de House en que la premisa es “Nobody Changes”. Con este capítulo se confirma que el Walt bueno está muy lejos de volver.

    Mi teoría es que Walt va a ascender como el gran capo de New México y caer de manera estrepitosa, como todos los grandes capos. Tal vez lo más esperado es que la historia acabe como una película de gánsters, que al final quede el típico “el crimen no paga”, aunque esta serie nunca deja de dar giros impresionantes, por eso la intriga se hace insoportable, se me hace eterna la espera hasta el próximo capítulo.

    buena review!

  5. 18/07/2012 8:53

    Una serie altamente recomendable, con unos personajes bastante interesantes, incluso los secundarios y muy bien interpretados. Me ha gustado tu crítica.
    Un apunte: en el penúltimo párrafo donde pone Mike, ¿te refieres quizás a Hans?
    Un saludo

    • 18/07/2012 8:55

      Veo que ya te habían echo el apunte de Hank. Disculpa tenía tu entrada en un tab sin leer y no había ningún comentario. Al recargar los he leído.

  6. Jorge Luis García Enlace permanente*
    19/07/2012 1:47

    Hola Julia y Juanmi, muchas gracias por vuestros comentarios. Yo también creo que Walter al final no quedará impune y tendrá que pagar por sus pecados. Mi sensación personal es que al final correrá la sangre de alguien de su familia, y será por su culpa, pero con esta serie nunca se sabe… Tendremos que ir paladeando cada capítulo como si fuera el último. Un saludo!

  7. 19/07/2012 12:43

    Buen artículo. Pero creo que dentro del análisis existe un error acerca de la primera escena. Apuntas que Walter está en New Hampshire, pero si no recuerdo mal la escena, en realidad New Hampshire es la ciudad que aparece en la documentación falsa que Walter le entrega a la camarera del restaurante, que yo creo que está en Alburquerque o alrededores. Lo interesante aquí, es que Mr. White ha cambiado de aspecto y usa documentación falsa… ¿por qué? Éstá claro que lo averiguaremos a lo averiguaremos a lo largo de estos capítulos.

    • Jorge Luis García Enlace permanente*
      19/07/2012 13:48

      Hola Elena, muchas gracias por tu comentario. Lo he revisado y, efectivamente, New Hampshire es la ciudad que aparece en la documentación falsa de Walter y en la matrícula de su coche, pero la escena no se ubica ahí. Procedo a corregirlo en el texto. Un saludo.

  8. hartmanfiction Enlace permanente
    27/07/2012 21:46

    bueno que serie por favor no para de dar capitulos increibles, acabo de ver el segundo de la quinta y es igual de bueno que el primero, como bien dices Mike es capaz de robar planos con su carisma y en este segundo capítulo lo ha demostrado, definitivamente esta es para mi la mejor serie de la actualidad y una de las mejores, si no la mejor, que he visto.
    muy buen post, muy acertado,un placer leeros cada semana
    seguid asi
    saludos

  9. bocasecaman Enlace permanente
    29/08/2012 16:46

    Muy buen post! la serie se está poniendo al rojo vivo. Acabo de leer por ahi que el siguiente capítulo (elúltimo de esta primera parte de la temporada) se llama Gliding over all, que es a su vez el título de un poema de Walt Whitman, y he pensado, Walt Whitman– Walter White, tiene que haber un guiño ahí, pero más allá del título del capítulo, no se qué relación pueden tener ambos. Alguna idea?
    También está bien el guiño del nombre Heisenberg, por el principio de incertidumbre de Heisenberg de la dualidad onda-particula —> dualidad Walter–Heisenberg
    Está serie es mejor a cada capítulo que pasa.
    Saludos

    • Jorge Luis García Enlace permanente*
      01/09/2012 14:02

      Muchas gracias, hartmanfiction y bocasecaman, por vuestros comentarios. La quinta temporada está siendo espectacular. En cuanto veamos “Gliding over all” haremos un post balance de estos ocho episodios. Estad atentos. Saludos.

Trackbacks

  1. “The Newsroom”, la aventura quijotesca de Aaron Sorkin « El Cadillac Negro
  2. “Breaking Bad” y el precio del poder « El Cadillac Negro

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: