Skip to content
Anuncios

“Perdida”: Oro parece, plata no es

21/10/2014

Perdida Ben Affleck

En numerosas ocasiones crítica y público cometen el error de tomar las carreras de los directores como meras trayectorias lineales, en las que cada nueva película debe ser una evolución natural y lógica de la anterior. Por eso a muchos, incluido a un servidor, no lector de la novela multiventas de Gillian Flynn en la que se basa, nos ha sorprendido tanto ‘Perdida’, la muy esperada nueva obra de uno de los directores fundamentales para entender los últimos 25 años del cine, el mago David Fincher. Afortunada o desgraciadamente, y aunque a veces no lo parezca, los cineastas son seres humanos y sus filmografías están repletas de avances y de retrocesos, de películas coherentes con una determinada trayectoria y también de experimentos sin relación alguna al resto de su obra, de grandes hitos en teoría inalcanzables para su talento y de obras absolutamente menores incomprensibles ante sus habituales dotes, es decir, de imprevisibilidad, algo que agradecemos los que nos dedicamos a hablar de cine, porque, sino, esto sería un mortal aburrimiento.

A los que esperábamos presenciar una nueva muestra de la virtuosa sobriedad del último Fincher, esa época que atesora una obra maestra como ‘La red social’ y un clásico  como ‘Zodiac’ entre otras proezas, esa que se vio reafirmada en su último trabajo hasta la actualidad, la dirección de los dos formidables primeros capítulos de ‘House of Cards’, parecemos cumplir nuestras expectativas con el arranque de ‘Perdida’. El misterio que se cierne ante la desaparición de la esposa de un matrimonio en apariencia modélico, el comienzo de unas pesquisas rutinarias que darán un  giro cuando un desafortunado gesto del marido en una rueda de prensa y la condena ‘extraoficial’ que cae sobre éste motivada por el cambio de opinión y creciente presión vecinal y mediática están tratados con la habitual solvencia narrativa del maestro estadounidense y el tono recio y sin florituras gratuitas de sus últimas producciones, dando lugar a un resultado de extremada corrección…quizás demasiada corrección para lo que demandamos de un cineasta de su enjundia.

Perdida Ben Affleck

Y de repente…se hizo la locura. A la hora aproximada de metraje un súbito e inesperado giro argumental metamorfosea por completo el filme, como si hubiera caído en una marmita de speed, el ritmo se acelera y el tono deja la formalidad y se adentra en una frivolidad desacomplejada, repleta de sorpresas, que convierten a ‘Perdida’ en la obra ‘fincheriana’ más juguetona desde, valga la redundancia, ‘The Game’.

Dentro de un segmento del que no conviene entrar en detalles argumentales que puedan privar a algún espectador de la correspondiente muestra de estupefacción, sorprende ver a Fincher tirando de algún recurso facilón y de un ansia por el impacto digno de hitos sensacionalistas pretéritos como ‘Atracción fatal’ o ‘Durmiendo con su enemigo’ y de cualquier telefilme de sobremesa. En definitiva, sorprende mucho ver a Fincher estar tan cerca de caer al precipicio.

Sin embargo, el talento se demuestra ante peliagudos retos como éste y Fincher lo tiene a raudales. El autor de ‘Seven’ salva la papeleta imprimiendo un frenético ritmo a un espectador que progresivamente se va sintiendo más desasosegado e intrigado, especialmente tras presenciar la que quedará como una de las grandes escenas del año y, sin duda, la más turbia y malsana, pasando a correr los minutos como si fuesen segundos.

Una vez salvada la papeleta, el filme se sigue revalorizando al contener una de las grandes revelaciones actorales de los últimos años.  Pese a un creciente prestigio, muchos teníamos a Rosamund Pike como algo parecido a una bonita pero fría muñeca de porcelana. Pues bien, acaba de hacernos cambiar de opinión a dentellada limpia. Pike nos ofrece una de las interpretaciones más feroces, valientes y arriesgadas de los últimos tiempos, un verdadero ciclón de carisma y poder que nos hunde en la butaca entre escalofríos y que convertirá a Amy, su papel, en todo un personaje clásico, omnipresente en las futuras antologías cinematográficas. Ante la exhibición de la inglesa poco puede hacer el resto del reparto. El aspecto y comportamiento gestual convierten a Ben Affleck en todo un acierto de casting, pero, sin embargo, sus limitaciones interpretativas no le permiten ir más allá de una alta corrección, sin despejar los miedos que provoca en muchos su próxima encarnación de Batman. La insólita aparición de Neil Patrick Harris y el oficio mostrado por Carrie Coon y Tyler Perry siguen sin poder arañar siquiera el trono en el que se ha instaurado Pike.

Perdida Rosamund Pike

Adornada por la desigual banda sonora del ya habitual dúo formado por Trent Reznor y Atticus Ross, brillante en unas ocasiones y mostrando sus limitaciones ambientales en otras, ‘Perdida’ se hace definitivamente importante por contener, por debajo de su sorprendente envoltorio, un verdadero discurso, una verdadera razón de ser. El pesimista y lúcido análisis de la irrelevancia de la verdad frente a la tiranía de la maleable opinión mayoritaria y de la pérdida de libertad del individuo frente a la presión de la masa acaba explicitándose majestuosamente en uno de los finales más impactantes del presente lustro y elevando la talla de un filme espléndido que, sin llegar a las más altas cotas de su director, se me antoja como uno de los grandes títulos de este ya muy avanzado 2014.

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. Salva permalink
    21/10/2014 13:37

    Para mi gusto la estropea mucho la parte final,la última media hora es muy poco creíble y acumula un despropósito detrás de otro.Aún así vale sobradamente la pena verla y como bien decís Rosamund Pike se sale…

    • Alberto Loriente permalink*
      21/10/2014 13:53

      Hola, Salva,

      La verdad es que Fincher está haciendo equilibrio sobre la credibilidad durante casi todo el metraje, con lo que es normal que a más de uno le parezca que se caiga de la cuerda en varias ocasiones. A mi de hecho, está a punto de pasarme en la parte media de la cinta. Sin embargo, acabo tragando con esa parte final tan inusual. Pero es verdad que a muchos, como a ti, no les pueda funcionar. Supongo que eso de la credibilidad depende mucho de cada espectador.

      Desde luego que vale la pena verla, incluso aunque no me hubiera gustado estaría bien presenciarla y poder tener opinión. Y Rosamund Pike es mi mayor sorpresa actoral en lo que llevamos de año, me dejó de piedra.

      Muchas gracias por comentar y un saludo

  2. Anónimo permalink
    27/10/2014 18:22

    la trama me pareció muy buena, esos cambios inesperados en la historia, hacen que uno se interese más. en lo personal, lo único malo, el final, me hubiera gustado terminara de otra forma. pero sin duda alguna recomendable.
    Saludos.

    • Alberto Loriente permalink*
      27/10/2014 21:07

      Hola!

      Siento disentir contigo, pero a mi el final me parece uno de los aspectos más potentes de ‘Perdida’. Es cierto que es incómodo e incluso cruel, pero creo que le da una nueva dimensión y significado al filme, es cierto que de forma muy pesimista, que no habría tenido de concluir de un modo más ‘feliz’.
      Muchas gracias por el comentario.

      Un saludo!

  3. Roqs permalink
    28/10/2014 9:49

    No daba crédito de lo que veía conforme avanzaba la película. Además de parecerme una chorrada absoluta de principio a fin, sin ninguna coherencia ni sentido, con fallos constantes de guion, personajes sin motivaciones ni psicología bien definida y nulo propósito final, lo peor y más espeluznante de todo es su alarmante misoginia. No quiero ponerme intensa pero jamás he visto semejante frivolización y minimización de los malos tratos y las violaciones: los hombres son presentados como víctimas desconcertadas de mujeres histéricas y manipuladoras de las que sospechar siempre como verdaderas culpables en un caso de agresión machista, lo cual es muy preocupante en estos tiempos. ¿Soy la única a la que le ha dado esta impresión?

    • Alberto Loriente permalink*
      28/10/2014 12:04

      Hola, Rocqs

      La verdad es que se ha hablado bastante de la presunta misoginia presente en ‘Perdida’, pese a que curiosamente esté escrita por una mujer. Sí comparto contigo cierta minimización de los malos tratos.
      De todos modos, creo que el principal interés de Fincher en la historia, aparte de sus sorprendentes giros de guión, es el análisis de la devastadora influencia de los medios de comunicación, el escurridizo concepto de verdad y la drástica importancia de la ‘imagen pública’ que nos construimos y nos construyen.
      Y creo que en la trama en sí le ha dado más importancia las posibilidades que le concede de desconcertar e impactar, sin pararse demasiado en equilibrar la balanza, que, en esta ocasión, es cierto que presenta una visión netamente masculina de las cosas.
      En cuanto a tus críticas sobre la calidad del filme, me parecen comprensibles, ya que, como digo en el post, Fincher se pone varias veces al borde del precipicio con un tratamiento tan sensacionalista y la credibilidad está en constante peligro, pero, a mi entender, logra salvarlo y brindarnos una gran experiencia cinematográfica. Pero puede comprender que para mucha gente la película no remonte, es el riesgo que corren algunos directores yendo tan al límite. Como ejemplo, yo no pude con la parte final de ‘Bailando en la oscuridad’ de Lars von Trier, tanto dramatismo me dejó de parecer creíble. Sin embargo, a la mayoría le pareció maravilloso el filme. Pero, ¿qué sería la vida sin algo de riesgo?

      Un placer comentar contigo.

      Un saludo

  4. camara permalink
    04/11/2014 11:16

    Es una película maravillosa, delata al espectador y su forma de pensar. Tanto si te parece interesante el comienzo como si te parece soporífero (como me pasó a mi), digamos que Fincher te pone en evidencia, ya que el mismo se burla de sus personajes en la primera parte de la película al retratarlos con tanta ñoñez intelectual, engaña por completo al espectador tanto para bien como para mal, hemos de reconocerle esa maestría. Affleck es ideal para el personaje, “parece perdido” es lo que he leido en muchas críticas, es eso exactamente lo que buscaba Fincher, es como cuando Kubrick escogió a Tom Cruise para Eyes Wide Shut. Son películas que ganan con el tiempo, a medida que nos damos cuenta de la genialidad de su director empezando con el casting. Si, Rosemund Pike está soberbia, pero probablemente sea el mejor papel de Affleck en toda su carrera, al fin alguien aprovecha su verdadero potencial de panoli, ese es su verdadero perfil de actor.

    A medida que avanza la película nos metemos en un torbellino de sucesos y puntos de vista, maneja al espectador como quiere, la gente en el cine gritando de estupefacción, el cine como en sus orígenes. Hacía tiempo que no disfrutaba tantísimo en una sala de cine. No me parece misógina para nada, al final me remito por no desvelar nada. Retrata a todos los personajes como acosadores, creo que no se salva ni uno, luego es el espectador el que escoge lo que quiere, eso no se le puede achacar a Fincher.

    El primer y último plano es totalmente Hitchcockiano y maravilloso, pero no es un homenaje gratuito, creo que llegan a un punto en común muy trabajado por parte de Fincher, para mi Hitchcock firmaría esta pelícua de haber vivido en nuestros días, no digo mas.

    • Alberto Loriente permalink*
      04/11/2014 16:06

      Hola, Camara,

      Realmente acertado me parece tu comentario.
      Quizás arriesga Fincher con esa sosa primera parte, pero hay que admitirle que logra dejarnos en el despreocupado lugar que desea, para meternos la puñalada con saña.

      Coincido contigo es que ese permanente engaño, ese llevar al público al extremo es la principal virtud, junto a su aguda disección humana y social, de una película que sí, podría haber firmado el Hitchcok más descocado.

      En lo referente a Ben Affleck, coincido a medias. Es cierto que es ideal para el papel (acertadísima comparación con ‘Eyes Wide Shut’), pero no por ello me parece especialmente destacable ni su mejor actuación (ese honor lo reservo para ‘Persiguiendo a Amy’, donde si parecía apuntar a ser un actor y de los buenos).

      En todo caso, lo dicho, gran análisis.

      Un placer comentar contigo!

  5. Anónimo permalink
    11/11/2015 21:19

    a

Trackbacks

  1. ‘Serena': Cazando en la oscuridad | El Cadillac Negro
  2. Nuestras películas de 2014 | El Cadillac Negro
  3. “El Año Más Violento”: las buenas intenciones | El Cadillac Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: